Expedición Avina -

Los primeros vivientes de esta comunidad llegaron del trapecio

“La comunidad tiene una relación muy fuerte con el agua, con el río.”

Por:
diciembre 09, 2014
Los primeros vivientes de esta comunidad llegaron del trapecio
Fotografía: Hervé Neukomm

Salimos a recorrer San Martín de Amacayacu con José Gregorio en la mañana, luego de una noche sin luna y repleta de sonidos indescifrables para quienes vivimos en una ciudad, es decir, intimidantes.

Nos cuenta con risa que pasaron unos monos y continúa hablando con nosotros, consciente del interés que tenemos en él. “Creo que mis hijos van a vivir aquí, esto es muy bonito. Estoy buscando la manera idónea, no sólo para ellos, sino para muchos niños. La armonía y la unidad es lo que más vale. A partir de ahí pueden encontrar cualquier cosa, buena casa, buena comida, buenas frutas ¿Quién no quiere eso?”

“La desunión es la que hace que muchos niños quieran irse a Leticia a trabajar en una panadería por una platica, por unos zapaticos. Pero eso no es buena vida, no es de la gente indígena, es difícil.”

“El río Amacayacu ha sido muy cuidado por nosotros, hemos peleado mucho para que se mantenga. El cambio ha sido mínimo, lo que ha cambiado son los recursos que existen porque personas ajenas sacan la gravilla, la arena, la madera. En el inicio del pueblo, por el año 75, la gente cazaba mucho por la cultura misma, cualquier minga era motivo para ir a cazar. Ahora eso ha cambiado a pesar de que la población ha aumentado mucho, se piensa en sembrar la granadilla, la yuca, el plátano, y esas frutas atraen a los animales a la chagra. Esta comunidad creó un equipo de control y vigilancia del que soy coordinador.”

“Nosotros traslapamos con el Parque Amacayacu, y cuando cazamos lo hacemos en el parque, pero con mucho control. Por ejemplo, manatíes no tenemos. Sólo cuando el río está muy alto entran hasta acá. También algunos delfines. Como no los cazan son felices.”

“La comunidad tiene una relación muy fuerte con el agua, con el río. Los primeros vivientes de esta comunidad llegaron del trapecio amazónico, de la cabecera del río Amacayacu, del Purité, del Pamaté, de las aguas más limpias de toda la Amazonía. Dicen los ancestros que de cada lugar donde había enfermedad ellos se desplazaban buscando un sitio más sano. El compartir en la cultura tikuna se hacía a las 5 de la mañana, con un llamado de la planta del pie entre los jóvenes que se retaban para ver quien tenía más fuerza. El hombre más fuerte quedaba de pie y al terminar se iban corriendo todos al agua. Esos baños son el compartir y aún existen. Los viejos los hacen en mayo y junio para que los niños salgan a competir y a botar los malos espíritus en las fechas de friaje, cuando suben los vientos helados.”

La cultura del monte y la cultura del río viven en este hombre, que cada dedica sus días a preservarlas.

 

 

-Publicidad-
0
223
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Y si no cuidamos, qué?

¿Y si no cuidamos, qué?

Nota Ciudadana
Cae banda de trata de blancas en la triple frontera de Amazonas

Cae banda de trata de blancas en la triple frontera de Amazonas

Nota Ciudadana
Del Amazonas en llamas, el capitalismo y la posverdad

Del Amazonas en llamas, el capitalismo y la posverdad

Crear para cuidar

Crear para cuidar