Expedición Avina -

Fui una persona muy dura con los extranjeros

No lo hago por fantasía, lo hago porque la amo.

Por:
diciembre 09, 2014
Fui una persona muy dura con los extranjeros
Comida preparada por Heike para su familia. - Fotografía: Hervé Neukomm

Seguimos en la casa de José Gregorio hablando sobre él y sobre la comunidad de San Martín de Amacayacu.

Nos cuenta que aprendió sobre el cuidado de si mismo de sus padres y abuelos: “Mi madre forma parte del mundo del cacicazgo antiguo, con poderes amplios. Mi abuelo fue un viejo muy honesto que nos aconsejaba, nos decía que el hombre que se cultiva para ser un hombre tiene que tener de todo, si no, no es hombre. Tiene que asemejarse a los seres superiores y tener sus propios criterios, porque si no, se va a pasar copiando a los demás. Él nos decía: si quieres tener una mujer, hijo, antes debes de tener de todo, para que jamás seas humillado´. Eso somos nosotros los hombres y eso es lo que yo sigo cada día para mejorar mi conducta propia, y a través de mí, mejoro la de los demás.”

La familia de José Gregorio está integrada por Heike, su mujer desde hace 11 años, nacida en Holanda, Marlon, su hijo de 12 años que está estudiando en Puerto Nariño y Bella, su hija menor de 10 años. Los hijos los tuvo con otras mujeres.

Nos describe su familia, siempre en relación con la comunidad: “Fui una persona muy dura con los extranjeros, por lo que sucedió con los indígenas en el pasado. La conquista. Quise como líder, que primero fueran los nacionales o los regionales. Ahora me fijo es en la humanidad, no en un grupo, porque estamos conviviendo en este mundo con otras comunidades de otros grupos étnicos y con la misma sociedad de Occidente.”

“Estoy entregando mi cuerpo y mi alma, la de mi mujer, la de mis hijos, la de mi familia, por tener pareja extranjera. Cumpliendo los propósitos que me pide la comunidad y mi vida misma. No voy a cambiar una mujer que ya tengo. No lo hago por fantasía, lo hago porque la amo.”

De nuevo, el referirse a si mismo lo lleva al entorno, a la comunidad, a la familia: “Tengo las enseñanzas fuertes de mis padres y mis abuelos, pero mis hijos, reconozco que necesitan aprender de Occidente, porque vivimos entre esos dos mundos. Quiero que se identifiquen como indígenas y de sus abuelos, y también que sepan del mundo occidental, porque en estos momentos no podemos escaparnos de ninguno de esos mundos.”

 

-Publicidad-
0
623
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Lo medicinal y la hospitalidad

Lo medicinal y la hospitalidad

¡Qué estilo!

¡Qué estilo!

"Sicario, sicario, has hecho un pacto macabro…"

Barrancas - Reasentamiento wayú Tamaquito II

Barrancas - Reasentamiento wayú Tamaquito II