Los padres y abuelos de la peligrosa primera línea

"Nadie se imaginaba que la generación que vive absorta en su celular nos iba a dar una lección de dignidad a quienes hicimos de la muerte y la corrupción algo cotidiano"

Por: Dario Hidalgo
julio 23, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los padres y abuelos de la peligrosa primera línea

Los abuelos

Viejos feudales, que aún hoy ostentan el poder absoluto de Colombia, no pueden darse el lujo de retirarse a descansar y disfrutar sus enormes fortunas porque en el mundo de la mafia no hay jubilación. Si se retiran, pierden el poder y con él, las lealtades que les garantizan la impunidad.

Este país aún sigue en manos de estos viejos dinosaurios que desde sus fincas en Rionegro delegan el manejo de sus intereses a la generación X (los padres). Y estas marionetas cumplen al pie de la letra y sin pudor sus malévolas instrucciones.

Los padres

No hay que decirnos mentiras, los padres de los jóvenes que hoy se rebelaron somos bien representados por Iván Duque. Somos una generación individualista que vive una de las épocas más sangrientas de la historia, pero en un acto de negación dio la espalda a la realidad. Además, como buenos lambones les cargamos las maletas a los viejos vampiros que lograron sus fortunas a costa de la sangre y pobreza de la gente más humilde de Colombia, el saqueo y la destrucción de los recursos naturales, y el próspero negocio del tráfico de drogas.

Nuestro mayor acto de rebeldía fue dejarnos el pelo largo y escuchar Guns N’ Roses, mientras nos hacíamos los pendejos cuando los noticieros anunciaban todos los días una nueva masacre de campesinos. Somos la generación X, la que aprendió a usar la tecnología, pero nunca entendió de ética y valores. Somos indolentes por excelencia y compinches de los poderosos y de quien nos puede ser útil, pero no somos capaces de tener empatía con el humilde. Somos de esos que responden "de qué me hablas, viejo" cuando nos preguntan por los niños bombardeados, pero nos sabemos de memoria la nómina de los equipos de la Champions League.

Se peca por acción u omisión, nuestros abuelos destruyeron este país y lo bañaron de sangre por acción y nosotros por omisión fuimos cómplices de ellos. Creímos que la segunda forma de pecar era más benévola, pero mentiras, es la más cobarde y la que produce asco. Alvaro Uribe Vélez, el mejor representante de la generación de los abuelos, produce miedo, rabia, hasta amor entre sus simpatizantes, es un hombre que apasiona en todos los sentidos.

Pero su pupilo, Iván Duque, produce lástima, asco, fastidio, repulsión, ni sus copartidarios lo respetan. Así mismo pasa con las generaciones del uno y otro, Somos la generación tibia, mediocre, la que no hace ni deja hacer. La que simplemente se acomodó lo mejor que pudo al país que nos legaron, que nunca quiso cambiar nada.

***

La pirámide del poder en Colombia va en el mismo orden que la edad de las generaciones. Acá en su mayoría los más poderosos son los viejos, a diferencia de otras latitudes donde la generación X se apropió de la revolución tecnológica que empezó en los años 80. En Colombia para esa época el negocio más rentable era el contrabando de estupefacientes y la politiquería que siempre ha estado en manos de los viejos corruptos.

Las nuevas generaciones están huérfanas de poder y desempleadas, pero la misma necesidad y la masificación de las tecnologías de la información ha hecho que se vislumbre en ellos una revolución industrial que en Colombia se ha visto aplazada tres décadas. Los padres de esta generación desperdiciamos nuestros años más productivos cargándole las maletas a los viejitos bandidos.

La generación de la primera línea, la que protege a sus semejantes, la que se indigna ante la injusticia y el abuso de los poderosos, la que es un poquito menos individualista y productiva, y la que no tiene miedo, debe tomar las riendas de este país, quitarles el poder a los abuelos en vías de extinción. Al igual que en Chile, los jóvenes se apropiarán de la democracia y al mismo tiempo con sus ideas e inteligencia tomarán el poder económico mediante la generación de emprendimientos lícitos. Por eso llaman a la primera línea peligrosa, es una amenaza para los intereses de las generaciones caducas, si la dejan seguir actuando puede acabar con el imperio de corrupción y saqueo que ha gobernado a Colombia en toda su historia.

Porque, así como dijo el abuelo Charly Garcia, "los amigos del barrio pueden desaparecer, pero los dinosaurios van a desaparecer".

-.
0
1400
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿A dónde pretendía llevar la policía a dos jóvenes en carros particulares?

¿A dónde pretendía llevar la policía a dos jóvenes en carros particulares?

Nota Ciudadana
7 lecciones que le dejó el paro nacional al sindicalismo colombiano

7 lecciones que le dejó el paro nacional al sindicalismo colombiano

La mala hora del ‘mecenas’

La mala hora del ‘mecenas’

Nota Ciudadana
De la primera línea y las elecciones del 2022

De la primera línea y las elecciones del 2022