Lo más taquillero será ser ministro

"En su primer año de gestión, Gina Parody se ganará aproximadamente 210 millones de pesos."

Por: Yesid González Perdomo
septiembre 09, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Lo más taquillero será ser ministro
lafm.com.co

La nueva ministra de educación ha tomado las banderas de la calidad  docente afirmando  que adoptará toda la propuesta de la Fundación Compartir[1], informe que de hecho citaré más adelante. Dos preocupaciones me asaltan: la primera, es que la ministra haya leído entrelineas las 300 páginas del documento, y la segunda, que las recomendaciones allí propuestas,  no sean discutidas por todo el sector educativo en su conjunto (estudiantes, maestros, padres de familia, académicos).

Afirmo lo anterior, con base en una aseveración que encontré en el informe y que resume en buena parte el misterio de la calidad, colocando como elemento fundamental al maestro de acuerdo a los resultados académicos de los estudiantes en pruebas censales, desconociendo literalmente el contexto socioeconómico en el que están inmersos los estudiantes, además de no darle ninguna relevancia a las circunstancias complejas de lo que somos como Estado-Nación, atravesado hasta los tuétanos por la guerra que no cesa.

Quisiera recordarle a los intelectuales economistas que hicieron el informe, que un problema complejo no se puede solucionar con propuestas simplistas, sesgadas y mediocres desde el punto de vista educativo, ya que en el informe ustedes no se cansan de mostrar otras experiencias que lastimosamente no pueden ser aplicadas en Colombia; como el mejoramiento de la formación de los docentes en la universidad, por citar un ejemplo, (segunda parte, cuarto capítulo) ya que eso sí vale un dineral. Porque el mejoramiento en la formación de maestros debe ir acompañada de un plan integral que permita superar la exclusión en el ámbito universitario.

No desconozco lo juicioso del informe en términos de fuentes y trabajo académico, es más, merece el premio Compartir, ¡ah! se me olvidaba, ese premio es para maestros excelentes y creo que los autores no lo son. En fin, se perdieron esos $40 millones, pero hablando de millones y para ser igual de mediocre a los intelectuales de compartir, voy a citarlos de la manera más burda posible para que se den cuenta que tal vez lo que valieron esas 300 páginas para mejorar la educación, no son nada más que un intercambio de espejos por oro.

Y dice el informe en su página 122:

"De hecho, Carnoy et al. (2009) encontraron que el desempeño de los estudiantes en pruebas internacionales es mayor en países donde, respecto a otras profesiones, los maestros son bien pagados."

Bueno, y ya que lo dice la Fundación Compartir, hay que creerle y hacerle firmar en letras de oro, que eso va a suceder en Colombia, ya que la realidad es otra, y cabría preguntarle a la ministra ¿a cuánto asciende en pesos de hoy un maestro bien pagado en Colombia?

Porque con estas cifras de sueldos de ministro, créanme que la calidad sube porque sube.

"Los ministros y directores de departamentos administrativos tienen una asignación mensual del orden de los 13,4 millones de pesos. Al año de haberse posesionado tienen derecho a una bonificación de servicios prestados equivalentes al 35 por ciento de la asignación básica más los gastos de representación. Los ministros también tienen otra prima que equivale a cuatro salarios, pagadera en dos cuotas anuales." El tiempo 2013”

Es decir, $13,4 x 12 = $160,8 millones de salario al año

Más el 35% el primer año = $4,69 millones, y gastos de representación (no sabemos cuánto cobra Gina por gastos de representación).

Más la prima de 4 salarios al año = $53,6 millones.

Por lo tanto nuestra ministra en este primer año se embolsará la bobadita para cifras del 2013 de aproximadamente $210 millones, más lo de ley obviamente. Pues así, para qué tener dos o tres trabajos como los tienen los codiciosos maestros que cuando ingresan al servicio estatal docente, por mérito (examen, experiencia y entrevista) y no por cuotas políticas como los ministros, recibe con todas las primas habidas y por haber, con todas las bonificaciones inexistentes que usted nos va a dar y que seguramente no constituirán factor salarial, como mandan los fundamentalistas del mercado para no golpear más las finanzas públicas, tal y como se lo debió sugerir su jefe, ávido admirador de los Chicago Boy´s, un maestro en su primer año no puede superar los $20 millones, para redondear como yo redondeé el suyo.

Claro está ministra, según el informe que usted va a aplicar a rajatabla, los mejores resultados los obtienen los maestros que tienen salarios altos, y yo considero que su salario de ministra, como diría su ex compañero de hacienda, es el salario de un colombiano de a pie, como bien lo puede ser un maestro, que atiende por media jornada (que sumercé también va a extender) entre 120 y 160 estudiantes, interpretando usted el mejoramiento de la calidad de la educación como el encerramiento de seres humanos con más horas de algo por lo que han perdido el gusto. Se ha preguntado por qué en esas dos horas que va a aumentar no nos devuelve las salidas pedagógicas que nos quitó su antecesora para lograr gratuidad. Ya nos vamos entendiendo: tapan un hueco para abrir otro. En esas circunstancias respetada ministra, me faltan como doscientos millones sin gastos de representación para tener un salario competitivo y de calidad, que me alcance para pagar la matricula en Harvard, ya que las becas son otro sofisma para evadir la responsabilidad social del Estado en la formación de sus ciudadanos.

Sin embargo, Gina; tu sabes que el informe considera que el salario de los maestros se debe nivelar en un 18%, otros estudios dicen que hasta un 22%, para nivelarnos con los otros profesionales, porque los maestros son los peores pagados dentro de los salarios más paupérrimos de profesionales en el mundo, porque en salarios sí nos comparamos por lo bajo, pero en educación nos equiparamos por lo alto, en salarios le echamos la  culpa a todo el mundo incluso a lo alto que está el salario mínimo; y lo lesivo que es el aumento de éste para los industriales y la economía, pero en educación siempre el problema es el maestro, no es la falta de aulas, no es la falta de reconocimiento social, ni  la falta de financiación, ni la ausencia de un proyecto educativo propio, es más, no entiendo por qué no culpan a los directivos docentes de la mala calidad, si ellos sí reciben bonificaciones en dinero por su maravillosa gestión, en el informe Compartir  la calificación de los directivos docentes es alta en comparación a la de los maestros, debe ser porque no se tuvo en cuenta una evaluación externa como lo hacen con nosotros, sino que fue autoevaluación, ¡que vainas Gina! ¿tal vez esa no es la solución? Pero bueno, los intelectuales de Compartir, que son los que saben, porque defienden el capital privado, consideraron que nada de eso tiene que ver con calidad.

Para finalizar ministra, si usted nos va a nivelar con el 18% de Compartir que equivale para su sueldo de ministra en $2,4 millones, y para el mío de profesor a $0,253 millones en 4 entregas anuales de 6%. En conclusión Gina, dentro de 10 años lo más taquillero no será ser maestro, sino ser ministro; y en el 2025 los únicos más educados del país serán los mismos, es decir los ministros.

Nota: la invito con mi sueldo de profesor a un café, para que se entere de la otra cara de la moneda, sin asesores o viceministros.

 

[1] Publicado en  www.eltiempo.com Sección Otros. Fecha de publicación 20 de agosto de 2014. Autores Nicolás Congote y Carol Malaver.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
3521

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La de Santos no es la jornada única, es otro de sus engaños

La de Santos no es la jornada única, es otro de sus engaños

Gina Pardoy al frente de los casos de chuzadas y Agro Ingreso Seguro

Gina Pardoy al frente de los casos de chuzadas y Agro Ingreso Seguro

Decepcionados del Gobierno, los estudiantes se paran de la mesa

Decepcionados del Gobierno, los estudiantes se paran de la mesa

Nota Ciudadana
“Mano dura a las universidades de Garaje”

“Mano dura a las universidades de Garaje”