Las mujeres del tango en Medellín. Tercera parte

Irma Ocampo es considerada “La matrona del tango en Medellín”. Hablar de ella, Marcela Cañas, Catalina López y Yomy Bitar Chalela es emocionante y obligatorio

Por: Laura Cecilia Bedoya Ángel
agosto 17, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Las mujeres del tango en Medellín. Tercera parte
Fotos: Wikimedia

Como dice la historiadora Michelle Perrot en su libro Mi historia de las mujeres, éstas han sido invisibles en el espacio público, se habla poco de ellas, y hay un silencio profundo sobre su historia en el relato, tema que desarrolla de una manera profunda.

Esta pues es una parte del texto y la traigo a este momento porque me parece pertinente que los nombres de ellas aparezcan en la historia del tango en Medellín, con una variedad de expresiones y actividades al interior de esta formación cultural.

Aclaro además que no es tan fácil tenerlas a todas en esta narrativa, pero sí es importante invitarlas a estas letras.

Veamos que Irma Ocampo es considerada “La matrona del tango en Medellín” y hablar de este personaje es algo además de emocionante, obligatorio, por su vigorosa presencia en la vida tanguera de la ciudad. Para esto he tomado prestadas las notas que sobre su biografía escribiera el investigador Asdrúbal Valencia en el libro El universo del tango.1

Pues bien, se ha desempeñado como gestora, mecenas de espectáculos y artistas, compiladora de música y de documentos, y su disposición para compartirlos ha sido ejemplo de generosidad, igual que el papel de anfitriona, rol que le ha quedado muy bien, puesto que por su casa han pasado artistas que vienen a Medellín desde Uruguay y Argentina, y los ha alojado e invitado a manteles de una manera desinteresada.

La vida laboral de Irma se dio en el ejercicio de la terapia respiratoria, actividad que la vinculó con el tango, entonces comenzaron las visitas al Salón Versalles y a la Casa Gardeliana; con todo esto, se aproximó a  Don Leonardo Nieto, un hombre que es referente en la historia del tango en Medellín.

En el perfil de mi invitada también está el baile y formó parte de la Asociación de bailarines de Medellín después de haber recibido clases con Edinson, “el de la famosa pareja de Edinson y Johana y su grupo Fantasía argentina”.2 Ha sido socia de la Asociación Gardeliana de Colombia, del Club de Amigos del Tango de Medellín, de Tango Niquía, que después se llamó El Bello Tango Club y de la Academia Colombiana del Tango, correspondiente de la Academia Nacional del Tango de la República Argentina.

Es cierto pues que la trayectoria es rica y me quedan faltando más datos que ya están consignados en el libro antes mencionado.

Termino la semblanza de Irma con el reconocimiento de ser adjetivada con estas palabras, es una persona querida y admirada hoy por el mundo tanguero que agradecerá por siempre su presencia en estas faenas culturales.

Y ya que está presente la Asociación Gardeliana de Medellín, acaba de entregar la vicepresidencia Ruth García, quien acompañó las actividades de la junta directiva durante seis años.

Ha estudiado la historia del tango y expuesto sus aportes en las reuniones periódicas que hace la Asociación, asistí a su ponencia sobre las mujeres cantantes de tango.

En su vida laboral se desempeña en la Universidad Pontificia Bolivariana en la cátedra de diseño. Ruth, baila tango y aunque ya no está en la junta directiva sigue asistiendo a las reuniones pues es una conocedora del protocolo de las mismas.

Marcela Cañas tiene un interesante recorrido de 24 años de bailarina de tango en distintas compañías, una de ellas Vos Tango, calificada por muchos como uno de los grupos pioneros que conjugó canto, música y baile. En Imagine Danza dejó su impronta, también estuvo en el musical Aire de tango, basado en la novela homónima del escritor antioqueño Manuel Mejía Vallejo.

Actualmente su vínculo es con la compañía de baile de la academia El Candombe. Aquí ha participado en las obras Un tango por un poema. Homenaje a Evaristo Carriego y Hombre de esquina rosada. El último es un guion para baile y teatro con coreografía y dirección de Johnny Blandón y la dirección teatral de John Viana.

Además de participar en distintos elencos, da cuenta de algunos emprendimientos, La Cena show y Tango Medellín, en el Restaurante la Rueca. Como actividad complementaria a su vida de bailarina es entrenadora de Pilates en la empresa Bodytech. Marcela es una bailarina disciplinada y con dotes histriónicas que la han asistido para brillar en el escenario.

Catalina López es bailarina de tango y de danza árabe. Propietaria de la escuela de danza Euforia que empezó con la idea de formar niños en diferentes artes, de esto hace nueve años. Hoy tiene un perfil diferente porque recibe muchos extranjeros para el aprendizaje de ritmos latinos salsa, bachata, merengue y cumbia, y el producto de todo esto es que por allí han pasado hasta el momento mil quinientos alumnos.

Su incursión en el baile empezó hace trece años y desde hace ocho se dedica más al tango, baile que le encantó cuando lo vio bailar desde niña y tomó clases con Andrés Martínez, luego fue invitada a las compañías Che Tango, A Puro Tango y Apus Tango, donde participó en las obras Tras los velos del amor y Ella es así.

Pertenece al elenco de la academia de baile el Candombe actuando en todas sus obras, espectáculos y giras, entre ellas Un tango por un poema. Homenaje a Evaristo Carriego donde representó el personaje Mamboretá en una adaptación del poema del mismo nombre, perteneciente a La canción del barrio de Evaristo Carriego. Su más reciente emprendimiento es una propuesta de retiros de danza que involucra yoga y otras actividades. Catalina, es una de las representantes de la juventud en el medio tanguero .

Yomy Bitar Chalela, acompañada de una constante vocación tanguera es bailarina de tango y esto la llevó a fundar una academia de baile con el maestro Marcelo Mesa, sin embargo, a pesar del empeño puesto en el proyecto se terminó en la época de la pandemia.

La presencia de Yomy es bien interesante en medio de las mujeres del tango en Medellín porque es DJ en las milongas, asunto que ha sido cosa de varones. Su nuevo empeño de DJ ha sido apreciado  y la ha motivado para ello  el  apoyo de personas conocedoras del tango.

El hecho de haber cerrado su academia la tiene pensando en nuevos proyectos de ciudad que aún no quiere dar a conocer, pero sí adelantó algo: “llevar el tango a donde todos puedan llegar”.

Así de esta manera voy sumando la lista de mujeres que están en el escenario cultural de la ciudad.

(1) Valencia Asdrúbal. El universo del tango. Volumen 13.

(2) Ibídem

 

-.
0
400
El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus