La vieja relación del chileno Daniel con Santrich, que le aseguró su escapada

Se conocieron hace 10 años cuando Márquez manejaba la Comisión Internacional de Farc y gracias a una falsa desmovilización en el 2012 pasó a ser el enlace con Venezuela

Por:
julio 10, 2019
La vieja relación del chileno Daniel con Santrich, que le aseguró su escapada
Foto: Leonel Cordero

Daniel, como era conocido en armas, fue el gran promotor de las protestas por la libertad del excomandante guerrillero con sus permanentes llamados a reuniones, exposiciones, mítines y ejercía incluso como jefe de comunicaciones de la campaña de Santrich Libre. Sin ningún acento extranjero coordinaba las relaciones con los medios y cualquier contacto con el ex comandante. Su libertad el 30 de mayo era la cosecha de un trabajo de hábiles abogados, de presencia mediática y del espectro de las comunicaciones donde Daniel fue una figura clave.

Su relación con Santrich no era nueva ni producto de la improvisación. Se había tejido casi unos diez años atrás, en el campamento del Bloque Caribe desde donde hacían la guerra Iván Márquez y Jesús Santrich. Tenía entonces 42 años y llegaba después de haber estado detenido durante cuatro años en la cárcel El Renacer en Panamá, detenido por presuntos delitos de narcotráfico. Se benefició del jubileo decretado por la presidenta Mireya Moscoso, con ocasión de la visita del Papa Juan Pablo II al país en el 2000.

Santrich, además de ser el asesor personal y mano derecha del comandante del Bloque, tenía bajo su responsabilidad el trabajo pedagógico y relación con la comunidad, además de las comunicaciones a través de la emisora Voz de la Resistencia. Operaban desde la frontera con Venezuela por donde entraban y salían a pie, con el municipio del Conejo como uno de sus epicentros de acción. Allí regresaron Márquez y Santrich a realizar el primer encuentro político con la comunidad en medio de las negociaciones de La Habana y que dio para una dura reacción por parte de los sectores contrarios a la negociación en cabeza del ex presidente Álvaro Uribe.

Márquez y Santrich volvieron a Conejo, la zona desde donde manejaban la Comisión Internacional de las FARC

El chileno Daniel se integró sin dificultad al trabajo del Bloque Caribe. Nacido en la isla de Quemchi, un defensor de los indígenas Mapuche, venía de ser un antiguo y radical militante de izquierda en el sur del continente. Y nunca ha dejado de serlo. Su presencia terminó siendo clave para las nuevas funciones que el Secretariado de las Farc le entregaron a Márquez y de paso a Santrich, a raíz del asesinato de Raúl Reyes: tomar las riendas de las relaciones internacionales de las Farc.

El manejo de la Comisión internacional, con presencia y apoyos en todo el mundo mientras las Farc estaban en armas, representaba un nuevo poder para ejercer desde el Bloque Caribe. Cogieron los hilos de las relaciones establecidas en el pasado por Raúl Reyes y con comandantes como Marcos Calarcá en México y el apoyo de Anncol desde Suecia, entre otros. Contaban con otros soportes internacionales como Jorge Berstein, Nestor Kohan, Iñaki Gil de San Vicente y el dominicano Narciso Isa Conde. El chavismo y la revolución bolivariana era uno de los ejes fundamentales de su trabajo desde la frontera, un engranaje del que formaba parte el chileno Daniel. En el 2012 realizó una movida clave, que obedecía al parecer a un plan calculado por las Farc.

Daniel se desmovilizó individualmente, tal como aparece en los registros de la Agencia Nacional de Reincorporación dirigida entonces por Alejandro Eder. Pero el chileno se apartó del protocolo de reincorporación y asumió su propia suerte, al parecer con tareas de cara a la Revolución Bolivariana, con las FARC aún en armas. El status legal que le dio la reincorporación le facilitó su relacionamiento entre Colombia y Venezuela.  Mantuvo siempre su pasaporte chileno. Migración  Colombia registró al menos 30 entradas y salidas por la frontera entre Colombia y Venezuela.

Las negociaciones de paz en La Habana se iniciaron después del 26 de agosto del 2012  y la casa de protocolo del barrio El Laguito, desde donde operaba Iván Márquez como jefe del equipo negociador, se convirtió en un sitio de peregrinación de líderes de la izquierda revolucionaria del continente.

Daniel reapareció públicamente el pasado 22 de febrero en el lanzamiento del libro de Santrich Con los ojos del alma, encargándose de las ventas del mismo. Lo acompañó en las citaciones en los juzgados de Paloquemao y las visitas por los ETCR de Pondores, manejado por Joaquín Gómez,  y el de Tierragrata por Bertulfo –todos excompañeros del Bloque Caribe-, desde donde Daniel tejió la supuesta escapada de Santrich en la madrugada del 30 de junio. El ex comandante dio la pista en la carta que dejó en su habitación de Tierragrata: “'Chatica', me fui a pasar la noche con un hijo menor, pero no quiero montonera en su casa, así que cuando lleguen a Valledupar llamen a Daniel y me recogen. Estaré listo a las 8:00”.

Aunque el chileno no formaba parte del esquema de seguridad del excomandante, siempre hubo lugar para él en la camioneta blindada. Y parece que logró finalmente su cometido: evitarle a Santrich un regreso a la cárcel y la muy segura extradición.

Lo primero que hizo Santrich con su libertad fue tomar un avión a Pondores y Tierragrata, al lado suyo siempre estuvo Daniel

 

-Publicidad-
0
4979
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El enfrentón entre Vicky Dávila y Jesús Santrich al aire en La W

El enfrentón entre Vicky Dávila y Jesús Santrich al aire en La W

Nota Ciudadana
¿Santrich extraditado? Quizás, quizás, quizás

¿Santrich extraditado? Quizás, quizás, quizás

[Fotos] Santrich se refugia en La Guajira: encuentro con Joaquín Gómez

[Fotos] Santrich se refugia en La Guajira: encuentro con Joaquín Gómez

[VIDEO]

[VIDEO] "Santrich siempre ha sido un defensor de la verdad": Álvaro Leyva