La profana religión neoliberal

La profana religión neoliberal

En 1989 un prestigioso grupo de apóstoles talla los 10 mandamientos neoliberales, los preceptos para que los países subdesarrollados entraran al primer mundo

Por: Juan David Barco Castellanos
noviembre 17, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La profana religión neoliberal
Foto: Pixabay

La maldita pero reveladora pandemia nos está quitando la venda que por tanto tiempo hemos usado con orgullo.

Nos ha mostrado con esclarecedora luz que la lucha contra las injusticias sociales y la recuperación del medio ambiente no han sido nunca las pretensiones de nuestro sistema económico.

Y es ahora, en pleno foro del G20 y en la conferencia del COP26, que se están mostrando al fin discursos de cambio. En la presente COP26 retumban las palabras del moderno papa Francisco: “recemos para que el grito de la tierra y de los pobres sean escuchados”.

Palabras que recuerdan las declaraciones de hace un año cuando hizo un correcto análisis del mayor problema que ha hecho necrosis en el mundo: el mercado solo no resuelve todo, aunque otra vez nos quieran hacer creer este dogma de fe neoliberal. Se trata de un pensamiento pobre, repetitivo, que propone siempre las mismas recetas frente a cualquier desafío que se presente”.

Pero este “dogma de fe neoliberal” le ha traído más plagas a Latinoamérica que a las tierras donde vive el papa, pues nos han puesto a competir, de manera desleal, con los países desarrollados, dejándonos a merced de la fuga masiva de capitales, la poca industrialización, la mercantilización humana y la concentración masiva de capital en un puñado. ¡Ni el diablo se atrevió a tanto!

Todo indica que los latinoamericanos somo masoquistas o sufrimos de una endémica fe tóxica a lo que parece ser una religión neoliberal.

Por eso la pregunta que es necesaria hacernos es: ¿quién fue el Pedro y sobre que roca se construyó la iglesia neoliberal para América Latina?

Pues la evangelización suramericana viene desde Washington, posterior a la crisis de la deuda y a la crisis petrolera de los años 80. Precisamente en 1989 es cuando el economista John Williamson se reúne con un prestigioso grupo de apóstoles para tallar en dos lajas de piedra los 10 mandamientos neoliberales.

Estos tenían que ser seguidos por los países subdesarrollados para entrar al reino de los del primer mundo.  Esta reunión fue bautizada como “El Consenso de Washington. Suceso que partió la historia de Latinoamericana en dos: en el antes y después de Williamson.

Más, es necesario tener encuentra que tanto el Fondo Monetario Internacional como el Banco Mundial eran los titiriteros de la escena. Pues con el pretexto a de construir un nuevo orden mundial, inundaron los mercados suramericanos, no para mejorar las condiciones de vida en la zona, sino para complacer a sus verdaderos obispos: las transnacionales.

Todo esto desencadenó en una de cruzada sin precedentes, pues cualquier germen de industria nacional quedó aniquilado por las gigantescas empresas extranjeras. Lo que ocasionó paulatinamente el acabose de la clase proletaria, a excepción de los trabajadores de las dichosas multinacionales.

Todo esto ha significado una fuga sin precedentes de capital y lo peor es que nos quedamos sin capacidad de crear riqueza, a excepción de las exiguas regalías por extracción de minerales y petróleo.

La fe ha sido tan ciega que, el pueblo suramericano dejó a un lado el único intento de industrialización promovido por la CEPAL, para posteriormente rezarle a nuestro verdugo con la santa trinidad neoliberal:

En el nombre del libre mercado, de la privatización y de la desregulación, Amén.

Mas en la penumbra se vislumbra el camino que tanto el cambio climático como la pandemia han abierto. Es un camino hacia la renovación del proyecto de sustitución de importaciones nacido en los años 50. Un proyecto económico capitalista y proteccionista, que permita florecer nuestra industria, que exorcise el modelo extractivista y que sea hecho para nuestro contexto. En donde pasemos de ser un continente comprador de productos a uno generador de riqueza.

Estamos en un momento coyuntural clave para aprender de la historia. Para no repetir la decisión del pueblo judío con Poncio Pilatos, y esta vez, al fin, pedir la crucifixión de Barrabás.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Talento Visible: desafíos y oportunidades para el emprendimiento afrodescendiente en Colombia

Talento Visible: desafíos y oportunidades para el emprendimiento afrodescendiente en Colombia

Nota Ciudadana
¿Por qué las denuncias de Olmedo López deben tomarse con pinzas?

¿Por qué las denuncias de Olmedo López deben tomarse con pinzas?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--