La otra Semana Santa de Popayán

Desde hace 17 años los habitantes del barrio Bello Horizonte hacen sus propias procesiones que reúnen 10 mil personas

Por: Elizabeth Alegría
marzo 18, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La otra Semana Santa de Popayán
Foto subida por autor

Cada año, Popayán es protagonista a nivel mundial durante Semana Santa. Su centro histórico despliega majestuosidad con las afamadas procesiones, que fueron declaradas Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco en 2009. Sin embargo, para muchos estas celebraciones corresponden a las élites, a las familias tradicionales que llegaron de España y que preservaron costumbres híbridas entre Europa y la naciente Colombia. Por eso, el pueblo de la capital del Cauca busca tener su propia expresión, donde para participar no se necesiten apellidos ni herencias.

Bello Horizonte es un barrio popular ubicado al norte de la ciudad blanca. Allí vienen realizando desde hace 17 años su propia Semana Santa con procesiones, al mismo tiempo que se hacen las del centro histórico y reciben la visita de unas 10 mil personas aproximadamente durante el evento.

“Nos dijeron que éramos unos quijotes, que cómo nos habíamos atrevido a hacer una Semana Santa alterna en Popayán, si la Semana Santa de la ciudad era una de las mejores del mundo”, nos explica  Bernardo Santiago lo que les dijeron en el primer encuentro de semanas santas y cofradías en Popayán”, aseveró el coordinador de las procesiones, Bernardo Santiago.

“Empezando las hicimos en el sector de las calles que estaban sin pavimentar. Un altibajo o un alto o un bajo martirizaba el hombro de los cargueros. Tenemos un recorrido de 20 cuadras, similar al del centro histórico de Popayán y el  peso de los pasos no tienen nada que envidiarle a los del centro. Pesan 2 toneladas para ocho personas” y explica que las procesiones empezaron con dos pasos y ahora ya tienen 14.

 “Yo siempre digo que somos la antítesis del elitismo del centro, porque nosotros mismos trabajamos en nuestros pasos, que son solo madera. No tenemos hilos de oro, ni plata martillada, no tenemos encajes en oro, ni flecos en oro, nuestra anda es solo madera”, afirmó Santiago.

En la junta todo el que quiera puede participar. Hay personas del centro como cargueros,  jóvenes de 14, 15, 16, 17  años pueden ser sumadoras, los moqueritos de 5, 6, 7 años y cualquier persona que desee cargar, lo puede hacer.

Los mismos miembros son los artesanos, quienes a punta de aguja arreglan el sitial “El nuestro no cuesta 100 o 200 millones, solo cuesta dos”, asegura Santiago.

Costos de la manufactura

Un paso cuesta un máximo de 10 millones de pesos

El último cristo que hicieron costó 7 millones

El anda cuesta 3 millones y medio

Y el sitial dos millones.

Cada cual se aprieta el cinturón y hace sus inversiones. En Bello Horizonte no hay turistas extranjeros en Semana Santa, pero sí acuden personas de Popayán que viven en otra ciudad.  “Alguien nos dijo, acá no hay paredes blancas, pero sí tenemos una conciencia y una fe muy grande, muy blanca. Nosotros cambiamos adornos y embelecos costosos por un a fe cristiana inmensa de nuestra gente y eso es mucho mejor que cualquier accesorio o lujo”, dijo Santiago.

-.
0
1899
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El Cauca y sus contrastes

El Cauca y sus contrastes

Nota Ciudadana
Lo que esconde el blanco de Popayán

Lo que esconde el blanco de Popayán

Las mujeres de la cocina tradicional del Cauca, entre el olvido y la indiferencia

Las mujeres de la cocina tradicional del Cauca, entre el olvido y la indiferencia

Nota Ciudadana
La muerte campea en zona rural del Cauca

La muerte campea en zona rural del Cauca