Opinión

La nueva política

Lo único nuevo en este mal sainete es que por primera vez un aliado del gobierno, léase las Farc, se apropia de manera abierta del título de “Oposición”

Por:
junio 06, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La nueva política
¿Hay alguien en este pobre país que piense que las Farc le hacen oposición al gobierno de Santos?

Faltando todavía un año para las elecciones, y cuando ya nadie puede ocultar su desespero por comenzar a contar a las fuerzas de los oponentes, mientras se sueña con aumentar como sea las propias; resulta claro que todo cambió para que todo siguiera igual.

Por un lado, los viejos partidos políticos, con sus viejos y nuevos líderes, actúan a la altura de sus pobres circunstancias; dejando ver que por encima de cualquier otra consideración, solo les interesa mantenerse o acceder al poder.

Diosdadito Benedetti, totalmente fiel a su forma de hacer política, recurre al chisme, a crear confusión, a amenazar con catástrofes y a insinuar que si no se complacen todos los caprichos de sus nuevos aliados políticos, el país irá por el camino del caos y del desastre. Honrando las predicciones del doctor Benedetti, las Farc amenazan con volcar las mesas si no se cede a cada uno de sus innumerables caprichos; eso sí, sin aceptar ninguna pregunta incómoda sobre temas sensibles, como por ejemplo su continuada participación en el narcotráfico, la minería ilegal, las extorsiones y el constreñimiento a los ciudadanos y a los servidores públicos; amén de devolver a los menores, o a decir la verdad sobre la ubicación de las fosas comunes donde depositaron los cadáveres de los miles de secuestrados que hoy no aparecen (pese a que en más de un caso llegaron incluso al extremo de exigir rescate, ya no por el secuestrado, sino por sus despojos mortales).

Y de sus bienes ni hablar. A pesar de lo chocantes que resultaban sus declaraciones de pobreza durante todo el proceso de negociación, lo cual era de esperarse; ahora se ubican en una posición desde la cual no solo van a cantar algo de la fortuna que han amasado en su empresa delictiva de más de medio siglo, sino que mediante figuras truculentas, de las existentes en el sector financiero, quieren asegurarse de ser quienes dispongan de dichos recursos en su propio beneficio. O sea, el dinero conseguido con el crimen y la depredación será la base de su fortuna, ahora legalizada por decretos hechos a su medida y aprobados por un fast track que haría sonrojar hasta a los propios chavistas.

 

El dinero conseguido con el crimen y la depredación será la base de la fortuna de las Farc,
ahora legalizada por decretos a su medida aprobados por un fast track
que haría sonrojar hasta a los propios chavistas

 

Los defensores de este adefesio dicen que ese dinero va para las víctimas. Lo que no dicen, o no recuerdan, es que la cúpula de este movimiento aún armado se hizo anotar de primero en la lista de “víctimas” del conflicto; o sea que seguramente van a querer ese mismo lugar de privilegio a la hora de la repartición. Cabe pensar acá si este no era el verdadero objetivo de la larga negociación. Legalizar los activos de este poderoso grupo económico, pero sin tener que pagar ni cárcel por lo perpetrado ni impuestos por lo conseguido. Mientras todo el mundo se desgasta en pequeñeces como la selección de candidatos presidenciales, las Farc siguen su trabajo subterráneo de aplicar en su provecho todas las zonas grises que se generaron en un acuerdo espurio, como el firmado en el teatro Colón de Bogotá pretendiendo hacerle conejo a la voluntad de la mayoría de los colombianos, que rechazaron lo pactado no solo en este sino en el anterior de La Habana.

Lo único nuevo en este mal sainete es que por primera vez un aliado del gobierno, léase las Farc, se apropia de manera abierta del título de “Oposición”. En un giro del destino imposible de comprender para alguien que no viva en nuestro país, el más firme socio del actual Gobierno se hace aprobar un estatuto de la oposición a su amaño. ¿Hay alguien en este pobre país que piense que las Farc le hacen oposición al gobierno de Santos? ¿Alguien se ha leído el estatuto, o por lo menos lo que de él se insinúa en el acuerdo de Bogotá? ¿Alguien es capaz de mencionar una sola protección para partidos o movimientos que no estén de acuerdo con las Farc o con el gobierno de turno?

Se veía venir, pero a quienes lo advirtieron les dieron el mismo tratamiento que a los opositores en Venezuela. Lo más azaroso del acuerdo entre el grupo de Juan Manuel Santos y la cúpula de las Farc no es lo que está escrito. Es lo que se puede interpretar y que como ya sabemos no admite apelación. O si la admite, pero ante los mismos beneficiados con este abuso.

 

 

-.
0
719
Claro se raja con sus clientes: es el operador con más quejas

Claro se raja con sus clientes: es el operador con más quejas

La gran vida de los hijos de Chupeta

La gran vida de los hijos de Chupeta

Una nueva esperanza en la relación Estados Unidos y Cuba

Una nueva esperanza en la relación Estados Unidos y Cuba

Fico no la tiene ganada, Rodolfo Hernández podría dar la sorpresa en primera vuelta

Fico no la tiene ganada, Rodolfo Hernández podría dar la sorpresa en primera vuelta

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus