La ley del despecho, una iniciativa para atender la salud emocional

En una época donde se promueve la codependencia afectiva, los estereotipos sexistas e incluso la violencia de género es vital construir un modelo preventivo

Por: Angelica Medina
agosto 12, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La ley del despecho, una iniciativa para atender la salud emocional
Foto: Pixabay

Los datos son tenebrosos. Según Medicina Legal, durante el año 2018, 170 niños y adolescentes menores de 17 años se suicidaron en Colombia, una fatídica cifra que viene aumentando en los últimos años. Entre las causas que están llevando a los menores a tomar estas decisiones están el desamor y los conflictos de pareja, pues se están involucrando en relaciones afectivas desde muy temprana edad. La situación entre los jóvenes también es muy preocupante: el año pasado 848 personas entre los 18 y los 29 años decidieron acabar con su vida y los problemas afectivos también fueron una de las principales razones.

Los colombianos y las colombianas no sabemos cómo manejar nuestros conflictos emocionales; quizás esta sea una de las causas de los grandes problemas que tenemos como sociedad. Ni la educación, ni la cultura, ni los medios de comunicación le están dando herramientas a las personas para aprender a lidiar con los duelos, las rupturas afectivas, las pérdidas emocionales, y todos estos conflictos que se viven cotidianamente en las relaciones interpersonales. Por el contrario, día tras día somos bombardeados con mensajes que promueven la codependencia afectiva, los estereotipos sexistas e incluso la violencia de género.

Instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud y Seguridad Social de Colombia (Minsalud) han reconocido como la salud mental y emocional es hoy por hoy un tema prioritario en la agenda pública, pero en el país han sido más bien escasas las propuestas en ese sentido. Es por eso que un grupo de ciudadanos estamos impulsando la ley del despecho, una iniciativa para empezar a construir un modelo preventivo de salud mental y emocional, a partir del ejercicio de políticas públicas en escenarios de construcción de gobierno, con una serie de acciones de promoción y prevención, entre las que se cuentan:

  • Establecer planes de estudio en los colegios y universidades, que incluyan una pedagogía desde las emociones y una ética desde los afectos, en donde los estudiantes, padres y maestros encuentren herramientas que les permitan ser más asertivos, independientes y maduros en sus decisiones personales y su vida afectiva.
  • Intervenir parques, plazas y otros lugares públicos, con actividades lúdicas, culturales y recreativas, que promuevan el autocuidado y la resiliencia.
  • Revisar la Ley 100 y ejercer control sobre las EPS, para que incluyan en sus planes modelos preventivos dirigidos hacia la salud mental y emocional.

El gran propósito es pasar de una cultura del daño a una cultura del cuidado, desde una visión integral de la salud pública que reivindique el derecho a una vida digna, el acceso a bienes y servicios y la necesidad de reconstruir el tejido social, de tal manera que podamos reducir los niveles de violencia intrafamiliar y de género, los feminicidios, los suicidios, la deserción escolar, y todos estos flagelos que hoy azotan sobre todo a las comunidades más vulnerables. Esta iniciativa recoge una serie de experiencias que se vienen dando en los ámbitos educativos y comunitarios en barrios populares de Bogotá y otras ciudades de Colombia, que vienen trabajando el tema de la educación emocional y la ética del cuidado, con niños y adolescentes, personas en condición de discapacidad, vendedores ambulantes, madres comunitarias y personas víctimas del conflicto, entre otras poblaciones. Lo que se pretende es reconocer estas y otras experiencias que van en ese sentido y potenciarlas en los ámbitos locales, distritales y nacionales. La construcción de la paz en nuestro país requiere, además de las transformaciones estructurales necesarias, un profundo cambio en la manera en que manejamos nuestras emociones. La ley de despecho es un paso en esa dirección.  

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Instagram, más perjudicial que la droga

Instagram, más perjudicial que la droga

Nota Ciudadana
Construyendo una vida mentalmente más saludable

Construyendo una vida mentalmente más saludable

Nota Ciudadana
Normalicemos la salud mental como un derecho

Normalicemos la salud mental como un derecho