La fiesta del testaferro de Emilio Tapia administrando bienes de la mafia

La cercanía de Herles Ariza con César Gaviria como su jefe de seguridad lo acercó al poder hasta ser nombrado liquidador de empresas y terminar como gran contratista

Por:
octubre 26, 2021
La fiesta del testaferro de Emilio Tapia administrando bienes de la mafia

En 2013 Enilce ‘La Gata’ López pasó de ser una de las mujeres más poderosas de la Costa Caribe a una persona golpeada por las enfermedades y en la quiebra. La Reina del Chance lo perdió todo cuando la justicia se fue tras ella, y a la condena a 37 años de cárcel por nexos con la AUC, se sumó la desaparición de su fortuna: $30.000 millones en bienes pasaron a manos de la DEEDD. Sin embargo, quien más celebró fue Herles Ariza, un teniente coronel retirado de la Policía que desde 2012 fue seleccionado para administrar bienes de la mafia desde que la opaca Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) entró en liquidación, una institución que dejó muchos pleitos judiciales y más de 10.000 inmuebles ocupados ilegalmente.

Ariza comenzó su carrera en la Policía en 1986 y en apenas cuatro años ya se había convertido en un experto en combatir el lavado de activos y crimen organizado. Para 1990, su conocimiento le valió para convertirse en el jefe de seguridad y edecán del presidente César Gaviria, a quien, según su propia hoja de vida, acompañó durante los cuatro años al frente del cargo . Desde entonces se convirtió en un hombre de confianza que lo acompañó en el Perú donde el ex presidente invirtió en gas junto a Sarmiento Angulo a través de su empresa MC2 International que terminó enredada en los Pandora Papers.

Al tiempo que el policía ascendía dentro de la institución, iba cosechando importantes amistades. Una de ellas fue con Emilio Tapia, a quien conoció cuando el papá del contratista, Emilio Tapia Moreno, trabajaba en la DIAN, en donde incluso llegó a ser director de la seccional San Andrés durante los últimos años del gobierno Uribe cuando Óscar Franco Charry era el director general. Esa amistad le marcaría su rumbo profesional en el futuro.

Ariza se retiró de la Policía en 2007 y tomó la decisión de encaminar su vida en el mundo de los negocios. Con la liquidación de la DNE, Ariza se convirtió en uno de sus depositarios de confianza, una labor que desarrolló en paralelo a la de gerente en Colombia de Saint Michelle Group, una consultora dedicada a la investigación y análisis de riesgos financieros y comerciales. En 2012 fue elegido entre los 60 Depositarios de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) y desde entonces tiene una gran concentración de sociedades a su cargo, concentración que incluso ha sido cuestionada en varias ocasiones.

Para 2015 Herles Ariza ya tenía bajo su mando a Aposmar, Uniapuestas, Unicat y Aposucre, sociedades que lleva manejando por más de 6 años, periodos que para muchos dentro de la SAE sobrepasan los tiempos normales de liquidación. No solamente son tiempos anormales, sino que le generan a la entidad problemas tanto administrativos como fiscales: en todo ese tiempo ha habido por lo menos un detrimento patrimonial por $9.500 millones. A Ariza, sin embargo, no le ha generado ninguna consecuencia hasta ahora y se ha encargado de sacarle jugo a carros, casas, locales comerciales y firmas con tanto peso como Kapital Energy, una de las sociedades ligadas a los Nule que fue liquidada cuando fueron condenados por el carrusel de la contratación a 14 años de cárcel, junto al mismo Emilio Tapia.

Actualmente Ariza también tiene a su cargo la polémica Constructora Llano Centro SAS propietaria del centro comercial que lleva el mismo nombre junto al hotel Llano Centro que cuenta con 135 habitaciones y que, según la Fiscalía, fue creada por testaferros de los hermanos Báez Báez. Pero Ariza no ha sido exactamente el liquidador y administrador más eficiente y cumplido. En marzo de 2020 le debía a la SAE más de $7.000.000.000, producto de actividades comerciales o por arrendamientos.

Además de Llano Centro, Ariza maneja la Sociedad Álvarez Ríos e Hijos y CIA SCA, Sociedad constructora Sara Limitada, Uniproducciones S.A., Juegos & Azar Inversiones S.A., Establecimiento de Comercio Hotel Quinta Avenida y la Sociedad Épica House SAS. Lo que resulta curioso es que a pesar de que el cupo que tiene permitido para el manejo de sociedades es de 5, en total Ariza acumula 7 por un supuesto error técnico cuando fueron asignadas por el DNE antes de su liquidación.

Ariza ha sido un hombre inteligente y a pesar de las deudas y llamados de atención de la SAE, ha logrado equilibrar la balanza mostrando algunos buenos rendimientos de los bienes o contratos a su cargo.

Pero lo cierto es que su carrera como liquidador no le ha dado tantos réditos como sus amistades. En agosto de este año su nombre apareció en los titulares de prensa por ser el representante legal de la firma ICM Ingenieros, una de las empresas socias de la Unión Temporal Centros Poblados responsables de la pérdida de $70.000 millones que el Ministerio de las TIC les entregó como anticipo para la instalación de internet en más de 7.000 escuelas rurales en todo el país. Pocas semanas después se descubrió que ICM Ingenieros realmente no era de Ariza, sino de Emilio Tapia, su viejo amigo y socio de importantes negocios.

Durante la imputación de cargos en la primera audiencia a Emilio Tapia, la fiscal del caso señaló que el contratista también estaba detrás de dos millonarios contratos con EMCALI para adelantar obras en Puerto Mallarino. Uno de los contratos, por $2.417 millones entregado al Consorcio Renovación Puerto Mallarino —conformado por las empresas Proctor Construcciones S.A.S. de Montería; AESCAF S.A.S, una constructora de vivienda de Girardot; y Consultoría Técnica Latinoamericana y del Caribe S.A.S (Contelac SAS)— tiene como representante legal, precisamente, a Herles Ariza Becerra.

Emilio Tapia y Herles Ariza aterrizaron en la capital del Valle el año pasado en la Alcaldía de Jorge Iván Ospina, a través de dos contratos suscritos con Emcali, la empresa de servicios públicos donde políticos de vieja data en la región como Juan Carlos Abadía tienen influencia. El ex gobernador del Valle quien fue destituido del cargo por el Procurador Alejandro Ordoñez en 2010, es desde hace diez años uno de los operadores políticos del Partido liberal en el departamento y quien le habría abierto la puerta de la contratación a Emilio Tapia en Cali. Los dos contratos estaban respaldados por garantías falsas del Banco Itaú, y el gerente de Emcali Juan Diego Flórez optó por cancelarlos.

Emilio Tapia hoy está nuevamente en la cárcel La Picota, pero su socio Herles Ariza sigue tranquilo administrando bienes de la mafia y sin asumir ninguna responsabilidad como socio de este zar de la corrupción.

 

Te puede interesar:

El hombre de los negocios de Emilio Tapia

 

-.
0
24100
El cementerio donde los carros se pudren en Bogotá

El cementerio donde los carros se pudren en Bogotá

La ruptura de John Lennon con los Beatles y su derrumbe al lado de Yoko Ono

La ruptura de John Lennon con los Beatles y su derrumbe al lado de Yoko Ono

Los Kast, un clan familiar que puede llegar a la Presidencia de Chile

Los Kast, un clan familiar que puede llegar a la Presidencia de Chile

Lin-Manuel Miranda, un grande de Broadway que llenó de música a Encanto

Lin-Manuel Miranda, un grande de Broadway que llenó de música a Encanto

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus