La exdirectora del Sena se va con todo contra Santos por intentar ocultar la corrupción

Después de esta desafiante columna en el Nuevo Siglo María Andrea Nieto interpuso una tutela contra el expresidente por haberla tildado de mentirosa

Por:
Agosto 09, 2018
La exdirectora del Sena se va con todo contra Santos por intentar ocultar la corrupción

La economista María Andrea Nieto, quien sucedió a Alfonso Prada, ha convertido la lucha contra la corrupción en una cruzada. Acaba de interponer una última acción judicial nada menos que contra el expresidente de la República Juan Manuel Santos, quien fue su jefe. Se trata de una acción de tutela que busca defender su buen nombre contra los señalamientos de Santos en una visita a la Escuela de Hotelería y Gastronomía de Cartagena. Santos descalificó las denuncias penales de Nieto contra Prada por presuntos actos de corrupción en el Sena y las tildó de falsas. La exfuncionaria busca protección a su buen nombre.

Ya hace una semana había sido franca frente al tratamiento errático que tuvo el entonces presidente cuando la nombró directora del Sena. En el pulso con Prada, Santos terminó jugándosela por este último ratificándolo como secretario general de Presidencia y dejando a Nieto no sólo sin su respaldo sino en el camino de la insubsistencia. En esta columna publicada en el Nuevo Siglo, Maria Andrea Nieto lo dice todo:

Las denuncias que instauré en la Procuraduría, la Fiscalía y la Contraloría son reales. El 12 de octubre del 2017, a las 3 pm, en la oficina del secretario privado de la presidencia, me reuní con el Presidente Juan Manuel Santos en presencia de Enrique Riveira y Esteban Santos y durante hora y media le expliqué el estado de las obras de infraestructura del Sena que estaban estancadas, enterradas en la tierra, sin recursos para su dotación tecnológica y que había identificado un riesgo con la sostenibilidad económica en el largo plazo de esas obras. También le dije que el contrato de aulas móviles del consorcio Utape (que incluye a la firma RGQ Logistics cuestionada pero no investigada por ser posible canal de dineros para la campaña vía Odebrecht) había tenido una absurda conciliación por siete mil millones de pesos, dos mil más que el presupuesto que tenía la entidad para conciliaciones y que está había sido adelantada con la aprobación de Juan Pablo Arenas, el director jurídico de Alfonso Prada y a quien declaré insubsistente.

También le hablé del contrato por más de quinientos mil millones de pesos de las plataformas de tecnología de la entidad y que tiene una demanda de 180 mil millones de pesos y a la que pretendían adicionar otros 26 mil millones de pesos, aberración que paré sin que me temblara la mano. Le mostré la parentela que tenían contratada los asesores de Alfonso Prada en el Sena y en la Presidencia (y que aún hoy existen). Le dije que iba a presentar un informe a la Fiscalía y a la Procuraduría. (Anexo denuncia). El mismo Presidente me dijo que no se podía permitir que la joya de la corona estuviera en riesgo. Me dijo que me respaldaba, que siguiera adelante. Yo le creí. El 20 de octubre, a las 9 a.m., me reuní con el viceprocurador y le conté todo. El 30 de octubre, a las cinco de la tarde, quedó radicado el informe con más de cinco mil folios de todo lo que encontré.

Los horrores que había en el Sena se desbordaron y llegaron a los medios de comunicación porque los olores nauseabundos son imposibles de esconder. El 1 de noviembre a las 7 pm, la Ministra de Trabajo en el Palacio de Nariño me notificó de mi insubsistencia y cuando iba a firmarla en presencia del Secretario de la Transparencia, me insinuó que por qué no renunciaba, que eso era lo mejor para el Presidente. Indignada me rehusé. Desde ese momento me han acosado en redes, me han tratado de loca, me han desprestigiado y ahora el mismísimo Presidente se refiere a mí como una resentida e incapaz, “a esta niña le quedó grande el Sena”, afirmó el sábado pasado en Cartagena mientras inauguraba otra sede de la entidad a medias y a las carreras tratando, creo yo, de limpiar el nombre de Alfonso Prada.

Pues bien, tiene razón Presidente, me quedó grande tapar semejante aberración de la administración del señor Prada. Es que un servidor público no debe trabajar para tapar nada, sino para servir a los ciudadanos con honestidad, transparencia y ante todo eficiencia. Pero se equivoca en lo del resentimiento, el sentimiento es de tristeza y profunda decepción. Desde hace más de 20 años he estudiado el perjuicio del machismo. ¿Se hubiera usted referido a un exdirector del Sena o ministro como “este niño”? Pero no importa que me quiera invisibilizar sin un nombre y un apellido. Le cuento que “esta niña” logró el fenecimiento de la cuenta del Sena que no se había logrado en sus dos gobiernos, gracias a mí las cuentas quedaron claras para el 2017, tiempo de mi gestión, pero no para la de Alfonso Prada.

No se vanaglorie de los logros y trabajo ajeno. Tengo muchos más logros, pero no espacio para contarlos. Por último, “esta niña” enfrentó su gobierno con una única arma: la honestidad. Al señalarme de la manera como lo hizo en Cartagena, usted personaliza un tema que debe ser resuelto en la Fiscalía y Procuraduría, pone en tela de juicio mi hoja de vida y no sé si en riesgo mi integridad y la de mi familia. Le pregunto desde acá Presidente, ¿debo acaso preocuparme?*

* La columna de María Andrea Nieto fue publicada en 30 de julio de 2018 en el periódico El Nuevo Siglo. Vea la publicación original en este link

Publicidad
0
12484
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Presidente Santos, ¿de cuál paz habla usted?

Presidente Santos, ¿de cuál paz habla usted?

El ventilador del Ñoño Elías toca al alto gobierno de Santos

El ventilador del Ñoño Elías toca al alto gobierno de Santos

Anapoima y sabático en Harvard, plan inmediato de Santos

Anapoima y sabático en Harvard, plan inmediato de Santos

¿Qué debemos agradecer a los votantes por el No?