"La desesperación tiene disparado el consumo de droga en el mundo”

La coca colombiana tiene cada día más mercado, el precio está por las nubes y la violencia en la regiones donde se produce y comercializa se ha profundizado

Por:
mayo 27, 2021

El psicólogo Miguel Bettin, un experto en temas de drogadicción, intentar explicar por qué la gente cada día consume más droga, al tiempo que es el problema más grave en las comunidades, como gran generador de violencia.

En esta conversación con Juan Manuel Ospina explica que la droga ha estado siempre presente y porque la desesperación ha incrementado el consumo, una realidad que termina estimulado la producción y exportación de cocaína desde países como Colombia, el mayor productor del mundo. Un tema de difícil solución que obliga a mirarse globalmente porque su solución no puede ser local.

Juan Manuel Ospina: Miguel Bettin tiene una sólida formación sobre adicciones, refrendado en su maestría en la Complutense de Madrid. Sin más fórmula de juicio arranquemos, es un tema que está en el corazón del país desde hace cincuenta años

Miguel Bettin: El problema de las drogas y el tema de salud público es el problema más importante que ha estado sometida Colombia en las últimas tres décadas. Le hemos preguntado al pueblo bogotano cual es el problema fundamental y la gente colocaba en primer lugar el problema de las drogas. Es una realidad, la gente siente el problema como el peor.

Hay tres muertes por desesperación que empiezan a ocupar los primeros lugares en Estados Unidos: el suicidio, el alcoholismo y la drogadicción. El norteamericano blanco de clase media, el que votó por Trump, está siendo acechado por esas muertes por desesperación. Ese americano dejó de formarse académicamente y sus ingresos bajaron. Hay una relación entre el consumo de drogas y los descensos económicos uno ve que es un problema serio.

JMO.: Frente a esa realidad llegamos a la situación en la que estamos hoy, nosotros no tenemos competencia para resolver ese problema, porque es un problema de sistemas económicos

MB.: Desde que somos humanos hemos buscado la manera de alterar la conciencia, drogarse es parte de la vida, las sustancias siempre han estado ahí, lo que se ha perdido es la ritualización de la droga, por eso las drogas se usan por todo y para todo. Los jóvenes son los que más la consumen, recuerda a los hippies que tenían una manera de usar la droga desde la ritualización.

Ahora es para todo, y su usa en cualquier momento y después se convierte en una pandemia. La autorregulación es difícil de alcanzar. Estados Unidos fue el que acabó con esa ritualización y ellos son el gran demandante de coca. No es fácil trazar políticos para mantener el margen para contener el consumo de droga

JMO.: ¿Qué expresa ese consumo de la sociedad norteamericana? Al principio la coca sólo estaba en los bolsillos de Wall Street, una coca para afrontar la maquinaria humana, el capitalismo salvaje versión norteamericana.

MB.: Eso que usted señala es clarísimo, el consumo de la manera como se viene dando en el norteamericano blanco, produce muerte por desesperación. No podemos ver la droga descontextualizada, el tipo de droga, el efecto de esa droga tiene unas variables motivacionales. Por eso nunca le van a comprar al campesino que sólo vende su fuerza de trabajo, el Estado no le va a comprar al campesino que no le pertenece la coca sino al Clan del Golfo.

Los consumidores responden a la condición económica que están viviendo, hoy amanecimos con un país con 21 millones de pobres, ¿Qué tiene que ver eso con el consumo de droga?

JMO.: ¿Este es un problema de salud pública? ¿Qué quiere decir eso?

MB.: Colombia tiene que crear una política pública a la colombiana porque las relaciones de Colombia con la droga son sui géneris, eres el principal productor de coca pero eres un país del tercer mundo. No podemos copiar ni los modelos europeos sino un modelo a lo colombiana de los contrario vamos a cometer errores. Se volvió común decir que es un problema de salud pública pero no tenemos idea qué es eso. Hay que prevenir, no podemos llegar a la inmunidad de rebaño.

Un Estado no puede claudicar por un flagelo que produce muerte. Se habla de prevenir y prevenir pero no se soluciona nada. Hay que generar centros de tratamiento y verdaderas reformas que le den al campesino tierra. Esto no es sólo reprimiendo, es también dando soluciones a los pequeños productores. Este es un tema integral. Hay que ver toda la cadena de la droga. Desde la producción hasta la muerte del consumidor. Es un problema político de profundidades enormes.

 

Te puede interesar:

“Políticos buscan a empresarios por plata y los empresarios a políticos para favores ¿ocurrió esto con Petro?”

-.
0
7900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Una historia para no repetir

Una historia para no repetir

Nota Ciudadana
La valiosa labor de la Fundación Águilas de Libertad en Guachené

La valiosa labor de la Fundación Águilas de Libertad en Guachené

Cocaína y alcohol: el infierno del que renació Santiago Cruz

Cocaína y alcohol: el infierno del que renació Santiago Cruz

Colombia es un mar de coca