Opinión

La cachetada que nos pegó a los mamertos Vicky Dávila

Desde su llegada a Semana cambió el chip a un medio que languidecía. En la entrevista con Francia Márquez volvió a mostrar que nadie sabe halar la lengua como ella

Por:
marzo 15, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

Una vez llegó a la dirección de la revista Semana Vicky Dávila, todos los periodistas salieron despavoridos, era la manera de presionar para evitar ese nombramiento. Les parecía una afrenta absoluta al periodismo que una mujer tan mediática tuviera las riendas de la revista más distinguido del país. Vicky era la apuesta segura de Gabriel Gilinski en su intención de meterse con todo en el negocio de los medios de comunicación. A la señora Dávila le tocó rehacer la revista, llamar a su gente de confianza, cambiar el chip. Era noviembre del 2020. Creían que sin Ricardo Calderón, Daniel Coronell o Daniel Samper Ospina la revista naufragaría inexorablemente. Desde las redes sociales los petristas nos rasgábamos las vestiduras. ¿Qué era esta afrenta al periodismo?  Dos años después el tiempo le ha dado la razón a Vicky.

En Estados Unidos, donde se respeta a raja tabla la libertad de prensa, cada medio tiene su ideología propia. Fox es abiertamente trumpista y CNN durante cuatro años hizo una trinchera frente a la Casa Blanca cuando era habitada por Donald el magnate. Eso de creer que el periodismo debe ser imparcial es una verdadera estupidez cuando, como seres humanos, siempre tendremos una posición política. Semana ha sido fustigada por la decisión de poner a Bukele en la portada. A mi Bukele me parece un dictador despiadado, me da miedo pensar en que un tipo como él pudiera gobernarnos. ¿Se imaginan la cantidad de presos inocentes que se abarrotarían en nuestras cárceles? Pero para más de la mitad de los colombianos Bukele es una especie de Bolívar. Semana interpreta a esa mitad que son millones. ¿Por qué no puede ser válida esa postura?

________________________________________________________________________________

El lunes Vicky entrevistó a Francia Márquez y, sin fustigarla demasiado, le sacó el resentimiento que lleva adentro nuestra vicepresidenta

________________________________________________________________________________

El lunes Vicky entrevistó a Francia Márquez y, sin fustigarla demasiado, le sacó el resentimiento que lleva adentro nuestra vicepresidenta. Ni siquiera preguntó nada, solo hizo lo que mejor sabe hacer, escuchar, que es la clave de una buena conversadora. Y Francia se desahogó. En su lenguaje corporal quedó claro que la vice, o no tiene un asesor de comunicación, o el poder se le ha subido a la cabeza. Esa respuesta hizo que buena parte de ese país racista, clasista, que no acepta que una mujer como ella haya llegado a donde llegó, la odie aún más. ¿Era necesario? Inmediatamente en redes sociales Vicky Dávila volvió a ser insultada por las bodegas petristas, ¿Qué culpa tiene Vicky de sacarle a Francia lo que tiene por dentro?

Nadie le gana a Vicky Dávila en un mano a mano. Es, de lejos, la mejor entrevistadora del país. Nade como ella para revelar el lado humano de los poderosos. Es encantadora, la gente que la conoce lo sabe. La que trabaja con ella lo atestigua. Decía Oscar Wilde que a él no le gustaba conocer a la gente porque terminaba enamorándose de ella. Y eso tiene Vicky, un encanto personal absoluta, una mujer que no oculta su origen, ese origen que a tanta gente de apellido que transita por el periodismo le molesta. Les molesta que Vicky sepa interpretar a su público, que haya abierto una revista tan cerrada como Semana a los millones de colombianos que no la conocían. La izquierda ha monopolizado la inteligencia, como sólo la élite tuviera derecho a conocer y manejar los grandes temas del país. Como si sólo la izquierda tuviera derecho a decir la verdad.

Claro que nos ha callado la boca a la mamertería Vicky Dávila. Hay que ver, nada más, el Comscore cada mes. Siempre en punta Semana desde hace un año. El periodismo no solo son los soporíferos informes de Coronell. El periodismo también es la interpretación de un pueblo, el enganche, y en eso Vicky es lo máximo

-.
0
Ascenso y caída del poderoso venezolano Tareck El Aissami  

Ascenso y caída del poderoso venezolano Tareck El Aissami  

La plaza de mercado de Bogotá donde se consiguen tigrillos, rayas de rio y otros animales salvajes

La plaza de mercado de Bogotá donde se consiguen tigrillos, rayas de rio y otros animales salvajes

Patricia Llosa, la mujer por la que Mario Vargas le rompió la cara a García Márquez

Patricia Llosa, la mujer por la que Mario Vargas le rompió la cara a García Márquez

A punta de arroz y huevo sobrevive Jairo Martínez, el hombre que descubrió a Shakira

A punta de arroz y huevo sobrevive Jairo Martínez, el hombre que descubrió a Shakira

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus