Isabel Cristina Zuleta, la voz furiosa contra Hidroituango y ahora a favor de los pequeños mineros paisas

Llegó a Medellin huyendo de los paras, con la fundacion Ríos Vivos ha enfrentado la gran minería y de la mano Gustavo Bolívar llegó al Senado

Por:
septiembre 28, 2022
Isabel Cristina Zuleta, la voz furiosa contra Hidroituango y ahora a favor de los pequeños mineros paisas

Isabel Cristina Zuleta no olvida el momento en que llegó por primera vez el ESMAD, en un helicóptero, a su natal Ituango a hacer un desalojo. Era el 2010 y aún estudiaba sociología e historia en la Universidad de Antioquia cuando vio a la Fuerza Pública irrumpir en los corregimientos de Cuni y Tacuí, lugares donde se asentaron los primeros campamentos de los trabajadores de la hidrolectrica.

Con inocencia pensó que aquel helicóptero había llegado para detener las obras que acabaría con el Dios río Cauca y así con la vida de todo un ecosistema natural que mantenía viva la economía de pescadores, barqueros, negros, campesinos e indígenas de los 27 municipios por donde pasaría este mega proyecto ubicado a 170 kilómetros de Medellín en los municipios de Briceño, Ituango y Toledo

Lejos de proteger a la gente, la policía llegó bombardeando a todo aquel que se interpusiera en la ruta donde se instalaría el primer campamento de los empleados de EPM. Usaron gas lacrimógeno, tiraron las pertenencias de la gente al río y quemaron sus ranchos. La invasión militar que dio inicio al proyecto más ambicioso de EPM ,  a pesar que Cristina Isabel Zuleta pidió que se hicieran reuniones con la gente afectada de Ituango, Toledo, Sabana Larga, Valdivia y los demás municipios.

Aguerrida, Isabel Cristina empezó a saber de resistencia cuando se pintaba las uñas desafiando la rígida moral de su papá, un mecánico empleado de Telecom y de su mamá, una funcionaria de la Oficina de Instrumentos Públicos de Ituango.

Isabel fue feminista popular, ambientalista, y arriesgó su vida por los niños como parte de su activismo y que además le alcanzó la vida para ser reina de Ituango. No se volvió vegetariana porque a los catorce años, la edad en la que los paramilitares la sacaron corriendo de su pueblo, vio como sacaban del río a un muerto, mordido por pescados. Tuvo que escapar del pueblo a los catorce años cuando un grupo de paramilitares se enamoró de ella, la fotografiaron y siguieron con el objetivo de secuestrarla para satisfacer sus oscuros deseos.

Fue en el 2008 cuando por un profesor de la universidad se enteró que EPM iba a dar un paso de gigante contra el río Cauca con Hidroituango. Entonces la llamaron a reuniones en Medellín, en tiempos de la alcaldía de Luis Alfredo Ramos, para hablar de la hidroeléctrica porque conocían su trabajo sobre el conflicto armado en Ituango, un hervidero de las Farc, ELN y paramilitares que se disputaban a sangre fría el control del territorio, pues el río Cauca, en su desembocadura al mar del Océano Pacífico, es una fuente de salida al exterior del narcotráfico.

Zuleta, estudiosa, fue atando cabos y confirmó que Hidroituango no era solo el proyecto más importante de energía eléctrica del país sino una operación militar para controlar el territorio, siendo uno de sus mayores promotores el expresidente de Colombia para ese momento Álvaro Uribe Vélez, quien, además, fuera gobernador de Antioquia en tiempos en que el paramilitarismo cometía una masacre en el corregimiento de El Aro, en Ituango. Nadie sabe el número exacto de muertos que cubren sus aguas.

Zuleta lideró las protestas en el caso de la represa de Hidroituango

Lo anterior fue una de las bases del movimiento comunitario Ríos Vivos, integrado por pescadores, barqueros, campesinos, negros e indígenas afectados por la hidroeléctrica y que ella lideró. Esta organización hoy está al mando de su esposo, el médico patólogo Pedro Vicente Duarte, con quien vive en Bogotá en un apartamento en Chapinero, y a quien delegó la dirección tras su victoria como senadora de la República en el Pacto Histórico del presidente Gustavo Petro.

Antes de que las comunidades cercanas a Ituango crearan Ríos Vivos, Zuleta ya venía a punta de reuniones, mediadas por tinto, aguardiente y el humo del cigarrillo, uniendo esfuerzos con los habitantes para combatir problemas locales como el aumento de la prostitución

El grupo de mujeres integrado por Zuleta se enteró que una parte de los hombres en Ituango se iban a escondidas de sus esposas al corregimiento del Valle de Toledo, del municipio de Toledo, donde se había instalado un prostíbulo. El debate no solo se dio sobre el prostíbulo sino por las enfermedades que pudieran contraer quienes asistían al lugar.

Pero lo que llamó poderosamente la atención del grupo de mujeres integrado por Zuleta, fue el aumento de habitantes en el corregimiento de Toledo, de 100 a 2000, que tiempo más tarde las llevaría a darse cuenta que eran obreros que iban a construir la Hidroeléctrica, que traería la desgracia a Ituango y a todo el cañón que baña el poderoso río Cauca que, para Zuleta, no tuvo una comunicación activa de la comunidad donde se les mostrara el estudio técnico, sociológico y de las dinámicas del territorio.

Isabel Cristina  Zuleta es sinónimo de polémicas agresivas. En un video que circuló en Twitter se le vio arengando que ya había ‘quemado’ a Sergio Fajardo, el exgobernador de Antioquia que aspiraba a la presidencia de Colombia, y con el que nunca pudo hablar en persona para manifestarle el inconformismo de Ituango y todos los municipios aledaños con la hidroeléctrica.

Como se hace patente desde que era una niña, Isabel Cristina Zuleta es sinónimo de polémica y de ir contracorriente. Entre diciembre de 2021 y mayo de 2022 fue protagonista de varios sucesos que la hicieron más conocida a nivel nacional.  Días antes de la primera vuelta presidencial de 2022, se conoció un video que circuló en Twitter en el que se le vía arengando que ya había cumplido con la tarea de ‘quemar’ a Sergio Fajardo, entonces candidato a la presidencia y con el que nunca pudo hablar en persona para manifestarle el inconformismo de Ituango y todos los municipios aledaños con la hidroeléctrica.

Zuleta fue señalada por distintos sectores de usar su reconocimiento de las comunidades que le seguían en todo el cañón, por donde navega el Río Cauca, como una campaña contra Fajardo. Pero ella, como leona, se defendió en W Radio diciendo que no era así, sino que se trataba de una simple expresión contra uno de los protagonistas de Hidroituango.

Pero las controversias siguieron a la orden del día. Finalizando 2021 inició otra polémica al hacer un comentario en Twitter declarándose afro, aunque su relación con lo afro en el territorio se deba más a su activismo por el río Cauca en alianza con comunidades negras, pues su aspecto físico, a ojos de sus críticos, no es el afro de una mujer negra.

En todo caso, su labor como lideresa ambiental ya empezaba a abrirle paso a otros escenarios. Es claro que por su actividad en Ríos Vivos la buscaron para ser candidata por el Pacto Histórico y esa fue una labor de la que se apersonó el senador Gustavo Bolívar; una aparición en la vida política de Zuleta que terminó siendo decisiva. El hoy presidente de la Tercera Comisión del Senado se ha convertido en el gran protector de Zuleta y es el responsable no solo de hacerla conocida dentro de las filas del petrismo sino de haber empujado su nombre para que se tuviera en cuenta una vez se definiera la lista al Senado del Pacto Histórico, lo que consiguió al ser la aspirante paisa que más alto llegó a listas del partido que hoy gobierna.

Pero ese vínculo venía fortalecido de meses atrás. Cuando Bolívar viajó a Miami en vísperas de las elecciones legislativas y la consulta popular del 13 de marzo, invitó a Isabel Cristina Zuleta con todos los gastos pagos para que liderara la cumbre de activistas que contó con la presencia de la actriz y presentadora Margarita Rosa de Francisco, una de las tuiteras petristas más populares. Desde entonces quedó claro que la figura de Bolívar era la de padrino de Zuleta, y además responsable de acercarla al presidente Gustavo Petro, quien públicamente la ha defendido en varias ocasiones.

Cuando Bolívar viajó a Miami en vísperas de las elecciones legislativas y la consulta popular del 13 de marzo, invitó a Isabel Cristina Zuleta con todos los gastos pagos para que liderara la cumbre de activistas que contó con la presencia de la actriz y presentadora Margarita Rosa de Francisco

La más reciente de sus apariciones públicas ha tenido que ver con la defensa de las comunidades de campesinos mineros del Bajo Cauca Antioqueño, afectados por la dinamitada de cinco dragas artesanales que realizó un escuadrón de la Policía siguiendo la orden el presidente Petro de ‘draga ilegal encontrada-draga dinamitada’. El hecho generó la indignación de la población de Cáceres y ante los bloqueos en la vía que conduce de Medellín a la Costa, Zuleta hizo parte de la delegación del Gobierno que tuvo que sentarse con los campesinos para apaciguar los ánimos y llegar a acuerdos para destrabar la situación.

En definitva, la lucha de Isabel Zuleta contra Hidroituango pasó al Congreso de la República, desde el cual busca que se vele por la vida del agua, de los 27 municipios que afecta la hidroeléctrica —que ella considera inútil pues existen otros métodos de extracción y generación de energía del agua como la planta Pelton que existió en Ituango—, de los animales y plantas, que tienen alma; un alma que para Zuleta no solo el cristianismo les negó, sino que ahora la politiquería les busca quitar.

Su voz de senadora ya suena duro en el Congreso y aunque se ha mantenido disciplinada con la bancada del Pacto Histórico, muy seguramente empezará a marcar pronto diferencias y el temple que mostró en la lucha contra la represa de Hidroituango se le verá defendiendo leyes.

| Le puede interesar:

¿Cuál es el lío que llevó a bloquear y a atracar tractomulas en la carretera de Medellín a la Costa?

-.
0
3000
El pasado oscuro de Fulvio Soto, el nuevo gerente de EMCALI

El pasado oscuro de Fulvio Soto, el nuevo gerente de EMCALI

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar:

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar: "Si se muere un delfín te mato"

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus