Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

El golpe de estado del pastor Arrázola para acercar a los cristianos al uribismo

El pastor que le sumó votos al NO en el Plebiscito, armó rancho aparte y fundó su propio movimiento “Colombia Justa”

Por:
Junio 11, 2017
El golpe de estado del pastor Arrázola para acercar a los cristianos al uribismo

El triunfo del NO en el plebiscito disparó al pastor Miguel Arrázola dentro del movimiento cristiano y en el escenario político. No fueron en vano sus intensos discursos proselitistas desde el púlpito de su iglesia Ríos de Vida en Cartagena, la cual convirtió en un verdadero cuartel político, lugar obligado especialmente de militantes y dirigentes del Centro Democrático. Arrázola, a pesar de sus polémicas vacaciones en Paris, siguió con su prestigio intacto y piensa aprovecharlo de cara a las elecciones del 2018.

En febrero del 2017, en una reunión en Barranquilla a la que asistieron los políticos evangélicos de todas las vertientes ideológicas, los que votaron por el No y el por el Sí, creyeron encontrar la ansiada unidad cristiana para postular un solo candidato a las elecciones presidenciales del 2018. Quedó afianzado el Movimiento Libres, que reúne al conjunto de los colectivos cristianos. Ahí quedaron proyectados los nombres de Edgar Palacio y Héctor Pérez Fernández, abogado constitucionalista, como posibles candidatos al senado por los cristianos.

Sin embargo, la pretendida unidad duró poco. Se rompió el 10 de mayo del 2017 en la Tercera Asamblea para Discipular la nación que se realizó en la sede de la Policía Nacional de Bogotá. Esto cuando los pastores John Milton Rodríguez y Miguel Arrázola se hicieron sentir. Decidieron hacer rancho aparte y las dos líderes cristianas más visibles de la campaña triunfadora del No en el plebiscito del 2 de octubre del 2016 tomaron las riendas del movimiento cristiano. Con el apoyo de los directivos de la Asociación de Pastores de Colombia crearon su partido Colombia Justa, que tendrá candidato presidencial y listas para el senado y cámara. Entre los nombres que ya empiezan a sonar está el de Oswaldo Ortiz, mejor conocido como el pastor del YouTube, para el Senado de la República.

John Milton Rodríguez fue voceador del periódico El País en su ciudad, Cali. Se convirtió pronto en cristiano, una decisión que le abrió caminos, como el de poder acceder a la Universidad Autónoma de Cali, donde se graduó de Ingeniero Industrial. Junto a la pastora Norma Ruíz, a quien conoció en la universidad, montaron en el 2001 su propia iglesia: la Misión Paz a las Naciones. Desde entonces esta se ha expandido a 25 ciudades con 26 sedes en el país. A su sede principal en el norte de Cali, en la avenida 6N # 47 – 197, asisten cerca de 10 mil personas que se reúnen en un centro de convenciones en la misma sede. Ahí desarrollan actividades con niños a través de un convenio con el ICBF. Rodríguez preside la Corporación Universitaria para el desarrollo empresarial y social y escribe libros de autoayuda.

No ha sido ajeno a la política y se probó en las elecciones del 2010 con el apoyo de Roy Barreras al Senado y a la Cámara a José Arcila por el Partido de la U. La alianza terminó mal. Roy Barreras no cumplió el acuerdo de oponerse al matrimonio entre parejas del mismo sexo y la prohibición del aborto, dos temas con los que se había comprometido para obtener el apoyo de los cristianos. A la hora de las elecciones regionales sus votos contribuyeron al triunfo del conservador Ubeimar Delgado para la gobernación del Valle en el 2012 en las elecciones a atípicas. La contraprestación fue el cargo de Secretario de Desarrollo Social para el pastor Diego Ramiro Obando, un activo miembro de la Asociación de Ministros cristianos evangélicos del Valle.

El despegue de Rodríguez como figura política fue como el del pastor Arrázola en el escenario del plebiscito. El Sí se impuso en Cali, pero los sermones en su iglesia aportaron a los 269.502 votos que obtuvo el No. Tanto que Rodríguez terminó formando parte de la mesa de ajuste de los Acuerdos, encargado además de entregar los puntos que debían incluirse al Ministro del interior Juan Fernando Cristo para inclusión en el documento que terminó firmándose en el Teatro Colón de Bogotá.

La noche antes del 26 de septiembre, día de la firma de los Acuerdos en Cartagena, un ritual participativo liderado por Álvaro Restrepo del Colegio del cuerpo frente del edificio de La Aduana, acompañado de velas encendidas, impresionó al Pastor Miguel Arrázola. Era el círculo de mujeres de Cartagena que celebraban anticipadamente la paz. El pastor no pudo sino ver la presencia de Satanás y no reparó en nada a la hora de escribir en su Facebook: “Una paz con ritos satánicos no es más que un intento de burlarse de Jesús Príncipe de paz. Triste que alcaldía permita esto en su misma puerta de pero no permita un espacio para orar al verdadero y único Dios”.

El mensaje del Pastor se volvió viral. Después de las quejas por la imprecisión y manipulación de la información, Arrázola accedió después de nueve horas a despublicar su diatriba incendiaria. Logró 45.000 likes que se convirtieron, sin saberlo, en el startazo de la campaña del No. Era grande la corriente subterránea que se oponía a los Acuerdos de La Habana la que el Pastor empezó a potenciar desde su iglesia Ríos de vida en el popular y pobre barrio al pie de la Popa en Cartagena.

El efectivo pastor convirtió su centro en un lugar obligado de los políticos en busca de votos. Por allí pasaron los candidatos a la Alcaldía de Cartagena, Campo Elías Terán, Dionisio Vélez, Manolo Duque y Antonio Salim Guerra y luego escaló a candidatos presidenciales como Óscar Iván Zuluaga del Centro Democrático. El apoyo de Arrázola fue frontal incluso acuñando el eslogan de campaña: La paz se escribe con la Zeta de Zuluaga y no con la Ese de Santos.

En el 2012, el tema fue la celebración del Bicentenario de la independencia. Entonces Ríos de vida se llenó de gente tras la promesa de milagros del Pastor: ancianos, minusválidos y agonizantes que buscaban un soplo de vida, pero también los jugadores del Real Cartagena y de peloteros de las Grandes Ligas de Estados Unidos como Ernesto Frei, lanzador de los Tampa Bay quien le hizo viaje para que lo casara. La iglesia se había convertido en lugar de peregrinación.

En agosto del 2016, Miguel Arrázola y su esposa fueron las figuras más relevante en La Plaza de la Aduana de Cartagena, cuando más de cinco mil personas protestaron en agosto del 2016 contra los manuales de convivencia que supuestamente había impuesto la entonces ministra Gina Parody. Él convocó y encabezó la protesta.

Una conexión con la gente popular que cosechó a raudal en la campaña por el Plebiscito del 2016. Con su voz como motor en el púlpito, Cartagena concentró como ninguna otra ciudad la protesta contra los Acuerdos de La Habana: “No queremos una paz que la cocinen los Castros, pedir la paz de La Habana es como pedir la salvación que provenga del infierno y convirtió su iglesia en una sede por el No en la Costa Atlántica con sonados conversatorios como el que tuvieron los congresistas Paloma Valencia y Fernando Nicolás Araujo, moderado por su hermana la periodista María del Rosario Arrázola.

El evento y los resultados del plebiscito le trazaron la ruta política al pastor Arrázola, quien junto al caleño John Milton Rodríguez lanzaron el Movimiento Colombia Justa. Este quiere ser una fuerza política que pese en las elecciones presidenciales del 2018. En la marcha del 1 de abril contra la corrupción, convocada por Álvaro Uribe y Alejandro Ordoñez, Arrázola se subió a la tarima al frente del batallón de los mártires al lado del senador del Centro Democrático Fernando Araujo. Su relación con el Centro Democrático se estrecha cada vez más, algo que cuestionan incluso dentro del Movimiento Cristiano de Colombia.

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
23736
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Que no cale la pantomima uribista

Que no cale la pantomima uribista

"Fernando Londoño y Álvaro Uribe no hacen más que infundirnos miedo como estrategia para propagar el terror en la población"
La gente clave de Óscar Iván Zuluaga

La gente clave de Óscar Iván Zuluaga

Una mezcla de personas provenientes del uribismo y amigos de Pensilvania con los que se inició en la política conforman el equipo de campaña de Zuluaga
Santos y Uribe a la búsqueda de candidatos

Santos y Uribe a la búsqueda de candidatos

Ni Santos ha encontrado un candidato que continúe el acuerdo con las Farc; ni Uribe alguien que sin desear ‘hacer trizas’ ese pacto movilice a quienes quisieran modificarlo
Hay dos clases de uribistas

Hay dos clases de uribistas

"Los otros, quizás mas uribistas que los anteriores, viven del día a día, son de estrato uno, dos, tres y quizás algunos del cuatro"