Finalizó la edición XXI del Petronio Álvarez en Cali

Después de varios días de música, baile y todo el despliegue artístico del Pacífico, el festival culminó por lo alto y dejó en alza las expectativas sobre la siguiente edición

Por: Manuel Tiberio Bermúdez
agosto 22, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Finalizó la edición XXI del Petronio Álvarez en Cali

El Festival de Música Petronio Álvarez se despidió a lo grande. La asistencia de cientos de espectadores para participar de la noche final superó las expectativas  de los organizadores, quienes cada  vez más entienden, que la ciudad amerita un espacio adecuado para espectáculos de gran volumen de público; no solamente para el Petronio o Salsa, sino para otros eventos de ciudad.

Noche de expectativa, de ansiedad, pues se competía la final  por los lugares de honor para cada una de las categorías, que gracias a su calidad musical,  estaban listas para refrendar ante el público y el jurado  porqué era los mejores.

El jurado, integrado por: Alexis Rentería Lemos; Antonio Arnedo; Jhon Francisco Gallo; el invitado internacional, Marco Campos y Luís Edel Carabli, tenían la responsabilidad de dirimir, desde su óptica de expertos, cuáles de las 12 agrupaciones finalistas,  se quedaban con el trofeo del “Bombo golpeador”, y los premios que ofrece la organización del evento.

De nuevo la gente se conectó con la música. Otra vez los pañuelos fueron saludo a cada una de las interpretaciones de los Violines Caucanos, los conjuntos de Chirimía, los de Marimba y la Agrupación Libre. La intensidad de los gritos del público alentaba a los participantes, quienes en esta oportunidad, interpretaban sus cantos y tocaban sus instrumentos con más fuerza que los primeros días. Se estaba jugando la oportunidad de volver victoriosos a sus lugares de origen, de volver a la tierra con la alegría del ganador, y  con el orgullo de los triunfadores.

La gente estaba ansiosa, las pieles sudorosas de agitar pañuelos, caderas y mover sus pies al ritmo de la música. Circular en el espacio, frente a la tarima, era someterse a una fricción de cuerpos que parecía un masaje con música de fondo. Era, a cada paso, tener una compañía diferente bailando con uno,  pues nadie podía quedarse quieto,  debido a la música que disparaban con aumento los amplificadores.

Noche de entrega por parte de los concursantes, jornada de emoción y conexión directa con cada una de las interpretaciones por parte del público, quien se gozó al máximo el gran concierto que ofreció Chocquibtown.

La gente estaba esperando a sus artistas. Quería verlos, quería escucharlos, quería deleitarse con su sonido y su propuesta de hip hop y música alternativa. Y cuando el escenario se abrió para Goyo, Tostao y Slow; la muchedumbre explotó en gritos de admiración por sus artistas. La multitud se volvió un solo ente para recibir la música que fusiona, funk, hipo hop, reggae, pop y ritmos latinos, los que ya les ha otorgado varios reconocimientos internacionales.

Detrás de mí una chica, que tenía por ojos dos esmeraldas, cantaba a todo pulmón cada una de las canciones de los artistas en escena. Letra a letra, sin equivocaciones, sin dudas, cantaba y bailaba. Se sabía hasta las canciones que estrenaron para la ocasión.  No me di cuenta cuando terminó el concierto porque este se prolongó a mis espaldas. Era la chica de los ojos esmeralda, que seguía cantando y contoneándose, con todas las canciones que le quedaban entre el pecho por cantar.

De pronto ella, cantando aún, se fue abriendo paso entre la multitud y entonces me di cuenta que Goyo, Tostao y Slow, recién habían terminado su actuación.

Fue una buena noche la vivida en este final de la XXI Edición del Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez.

Si la vida nos da vida, el otro año estaremos escuchando otra vez a los actores de la reivindicación de esa música que estuvo tanto tiempo oculta y que hoy viaja por el mundo hablando de cununos, violines, tamboras y guasa.

Los ganadores:

Violín caucano:

El Folclor de mi Pueblo

Chirimía:

Son de la Manigua

Marimba:

Legado Pacífico

Libre:

Orquesta Machimbre

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
714

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
En el Petronio: disparar menos y mirar más…

En el Petronio: disparar menos y mirar más…

Nota Ciudadana
Marimbas y tamboras llaman para el XX Festival Petronio Álvarez

Marimbas y tamboras llaman para el XX Festival Petronio Álvarez

Nota Ciudadana
Festival Petronio Álvarez ¡Se prendió la fiesta!

Festival Petronio Álvarez ¡Se prendió la fiesta!

Nota Ciudadana
Ahora sí estamos en Petronio

Ahora sí estamos en Petronio