El triunfo de un pueblo con un inmenso sentido patriótico

“Señor Petro, sí, usted sacó 8 millones de votos, que no son suyos, pero no logró los 10.373.380 de votos de un pueblo consciente de su deber”

Por: JUAN JOSÉ GARCIA C.
Junio 22, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El triunfo de un pueblo con un inmenso sentido patriótico
Foto: Las2orillas

Las elecciones del 2018 son inusuales, y por supuesto históricas en Colombia, que jamás había estado en el inminente riesgo de caer en el socialismo siglo XXI. Fue un enfrentamiento entre apátridas y demócratas. La izquierda obtuvo por primera vez la votación más alta. Por fortuna, no hubo actos de violencia y es la primera vez que un grupo narcoterrorista tomó parte en comicios electorales. Se logró el porcentaje más bajo en abstención 47,02%.

Por su lado las Farc, se mostraron conciliadoras con el nuevo presidente Dr. Iván Duque, y están dispuestas a establecer el diálogo para expresar sus puntos de vista sobre la implementación del acuerdo de paz. Lo inaceptable es que los cabecillas de las Farc insistan en puntos que ellos no han cumplido y sí quieren que el gobierno los lleve a cabo: “el bienestar social, la verdad, la justicia, la reparación integral a las víctimas del conflicto y la garantía de no repetición”.

Las Farc no han sido veraces, no han pagado cárcel por sus crímenes, no han reparado a las víctimas y siguen los asesinatos, las emboscadas. Muchos de los bandidos dejaron los espacios territoriales de reincorporación o zonas veredales y han tomado las armas, que nunca entregaron, para integrarse o apoyar los carteles de la droga, que tan buenos dividendos les genera. El dinero obtenido con el narcotráfico es raíz de todos los males. “Porque raíz de todos los males es el amor al dinero” (1a, Timoteo 6,10).

El candidato de la Colombia “Humana” trató a la mayoría de colombianos patriotas de abejitas libres, poco domadas, mostrando una falta de respeto, como si no tuviéramos carácter y capacidad individual de tomar decisiones en bien de la nación. Muchos de los 8 millones de colombianos votaron por temor a que les expropiaran sus bienes y votando por Petro estarían seguros; otros por su odio y rencor al Dr. Uribe, la mayoría católicos, lo que es inexplicable, pues olvidan: “Et dimitte nobis debita nostra, sicut et nos dimittimus debitoribus nostris;”

En un momento de sentimiento espurio propio de su alexitimia Petro dijo: “Nos ganaron diciendo que éramos ateos, que habíamos matado gente, que nos íbamos a volver Venezuela, que íbamos a cerrar iglesias, pero eso es mentira, tenemos las manos limpias, no nos hemos robado un peso en Colombia”. La gente mediante la demagogia llega a un momento en que no sabe distinguir entre héroe y criminal.

El frustrado y asustado es Petro, que lo carcome la derrota, la que daba por seguro, pues olvidó que el pueblo colombiano no traga sapos de demagogia y falacia. Su discurso fue abusivo, arrogante e incendiario. La palabra de un demagogo como Petro, que sabe lo que el pueblo quiere oír, es más peligrosa que una barbera o una espada de dos filos. Bien decía Rubén Blades: “Todavía vivimos bajo el influjo de argumentos demagogos y absurdos, que aseguran, con una simpleza insensata, que el pobre es bueno porque es pobre y el rico es malo porque tiene más”.

Señor Petro, sí, usted sacó 8 millones de votos, que no son suyos, pero no logró los 10.373.380 de votos de un pueblo consciente de su deber y su patriotismo. Petro, le queda el camino de las armas y de untarse de nuevo las manos de sangre fratricida y difundir el odio, la calumnia y el rencor.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
5544

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La nueva genialidad de María Fernanda Cabal: “Ecuador, Bolivia y Venezuela no fueron al mundial por socialistas”

La nueva genialidad de María Fernanda Cabal: “Ecuador, Bolivia y Venezuela no fueron al mundial por socialistas”

¿Quién le teme al castrochavismo?

Venezuela: se nos arruga el corazón

Venezuela: se nos arruga el corazón