El rifirrafe entre Darío Acevedo y Rodrigo Uprimny

“Es triste que la persona nombrada para un instituto encargado de recopilar la historia reciente del país no conozca las virtudes del diálogo académico”

Por: Andres Molina Ochoa
Febrero 12, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El rifirrafe entre Darío Acevedo y Rodrigo Uprimny

El 10 de febrero, el profesor Rodrigo Uprimny publicó un trino en el que cuestionaba la idoneidad de Darío Acevedo para ejercer el cargo de director del Centro Nacional de Memoria Histórica. Para Uprimny, quien niega la existencia del conflicto armado, como Acevedo, este no puede ejercer las funciones de documentar las atrocidades ocurridas con ocasión del conflicto armado.

Acevedo habría podido contestar este trino de muchas maneras. Habría podido decir, por ejemplo, que en Colombia jamás ha existido conflicto armado en sentido legal estricto, así que la ley 1448 se refiere a los crímenes cometidos con ocasión a las circunstancias de violencia que ha vivido Colombia en las últimas décadas. También habría podido decir que su opinión ha cambiado y que ahora cree que sí hay conflicto armado interno. La investigación académica se caracteriza precisamente por la obligación que tenemos quienes investigamos de cambiar nuestras posturas, una vez la evidencia que se nos presenta sea concluyente. Es cierto que estas opciones son controvertibles, pero la vida académica gira en torno a ese tipo de discusiones, a presentar los mejores argumentos sobre temas que no están claros y que ameritan un mayor discernimiento y una mejor muestra de datos.

En lugar de estas opciones, Darío Acevedo optó por defenderse afirmando que Uprimny era de izquierda, magistrado auxiliar de Carlos Gaviria, candidato del Polo y corrupto por no declararse impedido cuando debió hacerlo. El trino es desafortunado por muchas razones. La primera es que es una clara falacia ad hominem. Incluso si Uprimny fuera corrupto, que no lo es, puede tener razón en las objeciones que plantea. Segundo, porque incurre en el error de considerar que una persona por ser de izquierda o de un partido político determinado es incapaz de hacer planteamientos serios que deben ser discutidos. Finalmente, lo que es peor, porque es falso. Uprimny jamás ha dejado de declararse impedido cuando ha tenido que hacerlo, no fue magistrado auxiliar de Gaviria y tampoco fue candidato del Polo. En otras palabras, en solo un trino Acevedo escribe tres mentiras en contra de Uprimny. Un récord difícil de superar.

En un trino posterior, Acevedo afirmó que en una reunión de despedida de Gaviria de la Corte Constitucional, Uprimny estaba presente con los asesores de Gaviria, y que Uprimny incurre en el error de usar la moral como dogma. La afirmación, una vez más, es desafortunada. Primero, porque compartir con los asesores de Gaviria no convierte a Uprimny en uno de ellos. Segundo, porque el argumento de Uprimny es jurídico y no moral. Una persona que niega la existencia del conflicto armado no está capacitada para documentar su existencia y esa es precisamente la función del director del Centro Nacional de Memoria Histórica. Tercero, porque los argumentos morales también son importantes en el mundo jurídico. ¿Cómo es posible, por ejemplo, entender qué es la dignidad humana sin apelar a una argumentación moral?

Hay muchos temas en los que estoy en desacuerdo con Uprimny. No obstante, las veces que he discutido con él, he encontrado a una persona abierta al diálogo, reflexiva, estudiosa, capaz de aceptar los límites de su conocimiento y dispuesta a hacer preguntas oportunas. De eso se trata la academia, de eso se trata el saber científico. Los insultos y las tergiversaciones jamás harán parte de la reflexión científica. Es triste que la persona nombrada para un instituto encargado de recopilar la historia reciente del país no conozca las virtudes del diálogo académico. Pocas esperanzas le quedan a la memoria histórica de Colombia, si el encargado de documentarla prefiere las mentiras e insultos a la argumentación y al diálogo.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
1499

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Qué es lo que Duque y Uribe quieren ocultar sobre la guerra en Colombia?

¿Qué es lo que Duque y Uribe quieren ocultar sobre la guerra en Colombia?

Nota Ciudadana
En defensa de Darío Acevedo y de la libertad de expresión

En defensa de Darío Acevedo y de la libertad de expresión

En redes
El odio uribista del próximo director del Centro de Memoria contra Iván Cepeda

El odio uribista del próximo director del Centro de Memoria contra Iván Cepeda

Por fin llegamos al sigo XXI