El rey de los vientos sopla en Yotoco

La escuela de música y la banda sinfónica de este pueblo del Valle han servido para borrar la huella de violencia que dejaron narcos como Víctor Patiño Fómeque

Por:
septiembre 08, 2015
El rey de los vientos sopla en Yotoco

Cuando en los años 30 los pobladores de las veredas vecinas de Yotoco, un asentamiento en el pie de monte de la cordillera occidental, lejos entonces de Cali, llegaban a caballo con sus instrumentos de viento a cuestas a responder el llamado del músico del pueblo Herminio Salguero, nunca pensaron que estaban sembrado una semilla que se cosecharía décadas después. Ninguno de los patriarcas que conformaron la banda de Yotoco en 1910 vive, pero la tradición permanece. Y tomo aire nuevamente con la banda y luego con la Escuela música El rey de los vientos. El nombre de Herminio Salguero quedó en la memoria de la gente en Yotoco y se le recuerda cada vez que los niños, jóvenes y adultos visitan la Casa de la Cultura y la biblioteca que lleva su nombre donde hacen tareas los unos, y otros disfrutan el gusto por la lectura mientras últimamente buena parte de jóvenes y adultos descubren el mundo a través del internet gratuito que subisidía la alcaldía.

La Escuela de música de Yotoco tiene una historia corta, pero unas raíces profundas. Primero nació hace 15 años la banda El rey de los vientos, que revivió la tradición. Reunió a aficionados que querían tocar flauta y clarinete y en el 2005 confirmaron por su cuenta un grupo que ya ha participado en el festival de bandas sinfónicas de Villa Maria Caldas en el 2013 y en el de Chinchiná también en Caldas el año siguiente. El entusiasmo de la gente con su banda arrastró la necesidad de darle vida a una escuela de música. Y resultó.

alcalde-yotoco

El alcalde Jorge Humberto Tascón ha estado al frente de la escuela de música y de la biblioteca como programas prioritarios de su gobierno.

El alcalde Jorge Humberto Tascón, un líder nacido en la vereda Punta Canoa, arraigado a su tierra y a su gente, quien gobierna con un equipo de mujeres en el que el único hombre es el Secretario de Salud sabe oír, y por en serio, a su comunidad. Los lunes los emplea exclusivamente en ello. No era difícil sintonizarse con el deseo compartido, que entendió había que volver realidad pronto. El alcalde entendió, además, el significado que tenía la música y la escuela como camino de reconstrucción y convivencia para una comunidad que había vivido en carne propia los tiempos aciagos de la violencia del narcotráfico de los años 90 con Víctor Patiño Fomeque –oriundo de Yotoco- que obraba como amo y señor; luego las amenazas de paramilitares y guerrillas en su paso por la veredas vecinas. De la mano de la secretaria de Cultura, Paula Victoria, quien desde la comunicación, la cultura y el turismo lo ha acompañado en sus dos campañas políticas, encontraron la ruta. El eco llegó hasta el despacho de la ministra Mariana Garcés, una vallecaucana a quien Yotoco le resulta territorio conocido y querido, una región que conoce y ha trasegado desde niña.

El apoyo del Ministerio fue más lejos de lo esperado por el alcalde y su secretaria, quienes presentaron la documentación para la convocatoria de proyectos  culturales que lidera el ministerio anualmente. La sorpresa fue mayúscula cuando, una vez superado el primer escaño, apareció la idea de construir un edificio nuevo adhoc para albergar la escuela. La condición: disponer de un lote central ubicado en el corazón del pueblo de fácil acceso para todos.

BANDA TOCA PARA LOS CONSTRUCTORES, VARIOS DE ELLOS SON SUS PADRES

Los constructores del edificio fueron los papás de muchos de los alumnos que iban a darles conciertos para animar el trabajo.

La fórmula no pudo ser mejor: la alcaldía aportó un lote de 1.600 mts cuadrados, óptimo para el proyecto, y el Ministerio apoyaría la construcción de la obra. Los planos resultaron de una convocatoria pública y financiaría la construcción de la obra y posterior dotación. La inversión final para tener la escuela a punto fue de $2.800 millones. En ocho meses estuvo lista la sede de la escuela Rey de los vientos, cuyo funcionamiento asumió la alcaldía de Yotoco que a través de un convenio con las cuatro instituciones educativas atiende en clases de iniciación musical a 1576 niños que asisten al menos una vez a la semana. Un volumen de asistentes del que podría decirse que en este  pequeño municipio de 8000 habitantes todo niño toca algún instrumento.


La banda sinfónica Rey de los Vientos ha participado en los distintos festivales del país.

El compromiso con la escuela llevó al alcalde Tascón a buscar el mecanismo para apuntalarlo en el tiempo y no dejarlo a los vaivenes de la política y los caprichos de los gobernantes de turno. Gracias a un acuerdo del consejo, cuyos miembros han acompañado al alcalde en la mayoría de sus iniciativas durante sus ya casi cuatro años de gestión -once son de la coalición de gobierno y solo uno de la oposición-, un porcentaje del recaudo tributario producto del relleno sanitario regional Colomba-El Guabal se destinará a partir de noviembre de 2015 para el funcionamiento de la escuela. Así las cosas, los niños de Yotoco terminarán beneficiados indirectamente de los 5 millones de toneladas de basura que se procesan de las cuales el 77 % lo producen los caleños.

El director Juan Pablo Parra y los tres docentes que dedican todo su tiempo a desarrollar el talento de los niños y jóvenes de Yotoco quiere, además de llevar lejos la banda sinfónica que participará en el IV Festival de bandas infantiles en Guatavita, Cundinamarca, hacer de la escuela un semillero de músicos que alimente la orquesta sinfónica del Valle y, por qué no, la Sinfónica Nacional.

-Publicidad-
0
1806
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
En Cauca declararon bien de interés cultural un puente que no existe

En Cauca declararon bien de interés cultural un puente que no existe

Nota Ciudadana
Lo que dicen las cifras de la minería Colombiana

Lo que dicen las cifras de la minería Colombiana

En Mapiripán, la gente aprendió a leer para olvidarse del horror. Video

En Mapiripán, la gente aprendió a leer para olvidarse del horror. Video

El ingenio azucarero de Armitage

El ingenio azucarero de Armitage