El palacio de los tenis chiviados en Bogotá

Plaza España pasó de ser una zona sucia y peligrosa a un centro comercial que le quitó clientes a marcas como Adidas o Nike y se pone hasta $4.000 millones al mes

Por:
octubre 10, 2021
El palacio de los tenis chiviados en Bogotá

La Plaza España, la que fue por décadas el centro de la ropa de segunda mano en Bogotá, es ahora el palacio de las réplicas de tenis. Es el lugar donde ricos y pobres compran los zapatos deportivos que en las tiendas originales valen hasta cinco veces más.

Lea también: Así viven los pobres más pobres de Bogotá

Hay ediciones de un par de tenis que comparados en una tienda de marca puede superar el millón de pesos. En los locales de la plaza España el mismo modelo vale unos 200 mil pesos. Los vendedores de los casi 150 locales aseguran que solo el buen conocedor, tal como ocurre con las obras de arte, podría distinguir una réplica de un original.

—Hay detallitos –dice Nicolás, un joven de 23 años que lleva cuatro vendiendo tenis en el mismo punto. —Detállese esta costura, mire este pegue, toque la textura de la suela; esas son cositas que el original tiene súper perfectos. Los que vendemos aquí son casi perfectos.

La Plaza España fue años atrás el primer gran centro de la ropa de segunda mano. Hoy es el lugar donde ricos y pobres compran las mejores réplicas de zapatos deportivos. Foto: Leonel Cordero.

España es el nombre de la plazoleta que está frente al centro comercial de tenis. El barrio se llama Voto Nacional. Es uno de los sectores más tradicionales y populares tanto de la Bogotá del ayer como de la de hoy. Al lado sur de esta plazoleta está el hospital San José y al norte quedaban la empresa de pastas El Gallo, la primera fábrica española de pasta que existió en Bogotá a finales del siglo XIX y que aún conserva su viejo nombre en letras de latón sobre la alta fachada de ladrillo de la abandonada edificación.

Cuenta la historia que luego del bogotazo los ropavejeros y vendedores ambulantes empezaron a ocupar las calles aledañas hasta convertirse en una zona muy conocida por el mercado de artículos robados y ropa de segunda. Lo que hoy es el centro comercial de los tenis ‘chiviados’ era un viejo parqueadero lleno de casetas mal encajadas y descuidadas donde los más pobres y algunos irreverentes se vestían con ropa de marca y de modas antiguas. Dicen que Andrea Echeverry, la vocalista de Aterciopelados, era clienta asidua de este sector.

La plaza España, vecina del también mercado popular San Andresito, se remodeló a comienzos del 2000. Los habitantes de calle que merodeaban la zona se marcharon con la intervención del Bronx.  El lote donde se vendía la ropa vieja, que era propiedad del distrito, pasó a ser un centro comercial sin lujos bajo la figura de sociedad público-privada. La alcaldía es dueña de una cuarta parte y los asociados que invirtieron en la remodelación se quedaron con el resto.

Los vendedores de tenis, que antes estaban esparcidos en el San Andresito, se agruparon en el nuevo centro comercial mientras que otros fueron cambiando de mercado y se volcaron a los zapatos deportivos, hasta que la totalidad de los locales se convirtieron en tiendas de tenis triple A, que son traídos principalmente de China y Singapur, donde a parte de grandes productores son también expertos falsificadores.

En promedio cada local vende unos 50 pares a la semana. Cada uno se vende en no menos de 120 mil pesos, ese también es el precio promedio de venta. Haciendo cuentas alegres cada local vende al mes unos 25 millones, lo que pone al centro comercial de los tenis chiviados con una venta mensual de unos 4 mil millones de pesos.

Los vendedores de los tenis triple A se ganan en promedio un millón al mes. Todos esperan la temporada de diciembre, en la que se pueden hacer fácilmente unos cinco millones de pesos. Foto: Las2Orillas

Nicolás, William, y Jefer, tres de los vendedores de aquel palacio de tenis, ganan salario por comisión. Cada uno se hace al mes entre un millón y un millón quinientos como salario. Todos esperan lo mismo, que llegue el mes de diciembre, porque cada vendedor fácilmente puede hacerse hasta cinco millones. Las ventas en la temporada superan 200 tenis mensuales por local.

Según los vendedores, la policía y la Dian molestan muy poco. Aunque todos saben que allí hay un mercado de contrabando y que es un delito comercializar productos falsificados, los dejan trabajar. —Los policías de la zona vienen y compran aquí y a ellos los atendemos muy bien.

—Muchos de los locales de tenis de los centros comerciales de lujo compran los tenis aquí. Los mismos que yo vendo en 120 allá los venden en 300 mil. Y la gente los paga con gusto pensando que son originales, dice Milton, otro de los cientos de vendedores del palacio de los ‘chiviados’.

El centro comercial es visitado por gente de todos los estratos. —Los más ricos son los más tacaños y los que más molestan en cuanto a la calidad —dice Nicolás. —Piden rebaja sobre la rebaja pero son los que se llevan los tenis más caros. Se llevan los mejores productos porque buscan los más perfectos, los que toca mirar con lupa para saber si son ‘chiviados’ o no.

Tanto los unos como los otros buscan vestirse muy bien y a precios cómodos. La economía está mal y el dólar está caro. ‘El palo no está para cucharas’. Por eso es que el palacio de los tenis triple A de la plaza España es uno de los espacios comerciales del centro que más dinero mueve en Bogotá, tal vez ni las grandes casas de marcas deportivas se les acercan a sus millonarias ventas en tenis.

-.
0
123100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Centro de Bogotá se revitaliza con 500 metros cuadrados de jardines

Centro de Bogotá se revitaliza con 500 metros cuadrados de jardines

Se reactiva San Victorino en cuarentena, el corazón comercial de Bogotá

Se reactiva San Victorino en cuarentena, el corazón comercial de Bogotá