El monumento a la resistencia, otra forma de hacerse oír en Cali

Miles de caleños acompañaron la inauguración de esta estatua construida por la comunidad en Puerto Resistencia, símbolo de una protesta que sigue viva en la ciudad

Por:
junio 14, 2021
El monumento a la resistencia, otra forma de hacerse oír en Cali
Voces de las Resistencias - Clic para ir al especial

Omar se mira orgulloso las manos manchadas de azul por la pintura, al terminar su último turno como pintor del monumento que en menos de una hora sería inaugurado. El tradicional Puerto Rellena, un punto de conjunción de varias vías en el oriente de Cali, rebautizado Puerto Resistencia a raíz del paro nacional, empieza a llenarse a las 3 de la tarde. Familias enteras asisten al lugar: abuelas, padres, hijos y nietos. Muchos niños estaban allí para presenciar el momento de destape del Monumento de la Resistencia, después de un trabajo colectivo de 16 días, en cabeza de jóvenes de la primera línea y miembros de la comunidad.  El aire se siente festivo, familiar y alegre en la tarde del domingo 13 de junio.

Un trabajo en el que participaron muchos hasta concluir la escultura de diez metros de altura, erigida imponente en la mitad de los de los 8 carriles de la autopista Simón Bolívar que tiene a todos los participantes francamente orgullosos. No disimulan su emoción, todos sonríe. Es una celebración muy a pesar de la intensa violencia que se ha llevado al menos 18 jóvenes de los barrios vecinos a los que también se les hace homenaje con la escultura. Sus nombres y apellidos están escritos en una bandera negra al lado del monumento. Sin embargo, se han ganado más amigos de los que se han perdido en Puerto Resistencia.

La idea de construir el monumento nació de un partido de ajedrez entre miembros de la primera línea; querían tener presente todo lo que ha pasado en sus luchas desde el 28 de abril. La idea se socializó una mañana y en la tarde de ese mismo día ya la comunidad empezaba a reunir los primeros materiales para darle inicio a la tarea propuesta. Vecinos de la zona llegaban con varillas viejas, arena, cemento y pinturas. Se establecieron horarios de relevo con turnos de 8 horas y se pusieron a trabajar grupos de al menos 25 personas para completar la construcción del gigante. Trabajaron día y noche, en medio de las adversidades que trae una intemperie. Y llegó el día. Dejaron caer las toldas frente de una multitud que nunca imaginaron tan grande, que aplaudió y grito entre saltos de alegría.

Llegaron jóvenes de la Primera Línea de los 26 puntos de resistencia, donde permanecen organizados y, en algunos lugares de Cali, aun hacen bloqueos intermitentes. Aparecen encapuchados en las barricadas, no demuestran su cansancio a pesar de llevar más de 40 días sin descansar en su mayoría. Ellos fueron los encargados no solo de la seguridad, sino también gran parte de la logística del evento al que asistieron alrededor de doce mil caleños. Era momento de “probar finura”, a su manera, y demostrar su capacidad para organizar a la gente y asegurarse de que nada perturbara el evento.  Sus protocolos de operación parecen cada vez más refinados aunque las líneas de mando no parecían tan claras, ni siquiera entre ellos mismos.

Al frente de la tarima reservaron un espacio para los medios de comunicación. Quieren que toda la ciudadanía y el país entero sepa que ocurre en Puerto Resistencia, el centro de las protestas en Cali y uno de los puntos donde se coordinan la Unión de Resistencias de Cali, instancia que el Alcalde Jorge Iván Ospina ha reconocido, mediante un Decreto, para llegar a acuerdos concretos. De la protesta espontanea que surgió desde las barricadas de Cali para oponerse el 28 de abril a la reforma tributaria, ha quedado esta organización de base con demandas locales, precisas, que mantienen a las comunidades de los distintos sectores unidos en lucha. Poco a poco han ido desbloqueando los puntos de resistencia, algunos de manera intermitente, pero sin duda, Puerto Resistencia será el último en levantarse. Se ha convertido en una especie de salvaguarda de todo el proceso.

Mientras se escuchaban animados aplausos dirigidos al equipo periodístico del Canal 2, los reporteros que se han encargado de transmitir en vivo y en directo, asumiendo todos los riesgos, incluso de los enfrentamientos a ataques de la policía a los manifestantes, los canales nacionales como Caracol y RCN evitaron hacerse presente porque habían sido advertidos que no serían bienvenidos. Corresponsales de medios internacionales que ha acompañado el proceso de las resistencias en Cali, como Radio Francia Internacional no podían faltar.

Los corresponsales extranjeros que tienen a Duque contra las cuerdas

El monumento se destapó después de haber cantado el himno nacional y del minuto de silencio por los jóvenes que han perdido la vida en el estallido social que en momentos ha tomado formas violentas. Las telas alrededor empezaron a ser desprendidas en plena algarabía de una multitud que gritaba en tono victorioso, y en cuestión de minutos, los andamios fueron despejados.

Al frente de esta, en un pequeño jardín nuevo cuidadosamente pensado para complementar el monumento, reposan cascos de algunos jóvenes muertos violentamente en las últimas semanas. Mientras en el cuerpo de la estructura están sus rostros pintados de colores, con frases, leyendas, fechas y oraciones. Como si cada centímetro de esta buscara dejar claro un significado que para muchos ya es sagrado. Así, con la simbología desde el arte, la primera línea busca conmover a la sociedad con la historia que ya han escrito en las calles de Cali.

Una fila de niños espera poner la huella de su mano en la base del monumento. Al llamado por el micrófono de un joven encapuchado, respondieron cientos de madres en el escenario queriendo que las huellas de la mano de sus pequeños queden grabadas. No faltaron las selfies con los muchachos de la primera línea que se sienten, y así los perciben en la comunidad, los héroes de estas jornadas y de un nuevo capitulo que se sueñan escribiendo en Colombia, especialmente en Cali. “Esto siempre ha sido por ustedes y para ustedes, nuevas generaciones” se le escuchó decir en su mensaje de convocatoria al joven de capucha negra y gafas de sol. Gracias muchachos, es uno de los gritos que más se escuchaba repetidamente y muy especialmente a los jóvenes de la Primera Linea de Sameco, uno de los que han sido más duros en mantener los bloqueos en una vía arteria de Cali, una de las rutas de desplazamiento hacia el aeropuerto.

Los niños e inclusos bebés untaban sus manos con los colores patrios para dejar sus huellas impregnadas en el monumento. Foto: Las2Orillas

Fue una tarde tranquila con la seguridad garantizada por la propia comunidad, sin presencia de la Fuerza pública, que sigue siendo percibida como un factor perturbador y agresivo que responsabiliza de las muertes de 76 personas, en su mayoría jóvenes, que han caído en el país en este mes de protestas. En los alrededores de la tarima, eran muchas las iniciativas culturales minimalistas y de gran escala. Pequeños murales, buzón de deseos y voluntades, ollas comunitarias, mesas de socialización de ideas, sesiones de meditación, impresión de postales, intercambio de libros en la biblioteca popular, que antes era el CAI de la policía, entre muchas otras. La idea era hacer de la protesta un día de goce y se logró el cometido. La gente estaba alegre.

Actos como el de Puerto Resistencia se repetirá en los 26 puntos de resistencia en la medida en que se vayan levantando los bloqueos por la vía de los Acuerdos a que se lleguen con la Unión de Resistencias, la Alcaldía acompañada por la Iglesia y las distintas instituciones de la ciudad. Han planteado realizar actividades culturales permanentes para mantener a las comunidades reunidas y alertas con el cumplimiento de los acuerdos que se vayan alcanzando.

Sin embargo, de levantar los bloqueos en Puerto Resistencia no se ha mencionado fecha. A pesar de su importancia, los diálogos allí avanzan incluso más lentos que en cualquiera de los otros puntos de Cali porque su ubicación no es tan geoestratégica para bloquear la movilidad del sector oriente de la ciudad, es “la menos importante para la clase gobernante”, según comentó otro de los artistas del monumento. Por eso, mientras las primeras líneas de Siloe, la Portada al Mar y otras, ya reemplazaron parcialmente sus barricadas con actos culturales, en Puerto Resistencia la consigna es fortalecerlas para defender lo que parece ser una autoproclamada plaza, que en realidad es el grueso de una autopista, y seguir convocando más gente para que los acompañen en su lucha por los cambios que consideran necesarios y reclaman de primera mano en sus comunidades.

-.
0
2000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La ceguera colombiana

La ceguera colombiana

Gobierno se gastaría más de seis mil millones de pesos en gorras para la policía

Gobierno se gastaría más de seis mil millones de pesos en gorras para la policía

Los aviones de guerra colombianos solo sirven para atacar guerrillas

Los aviones de guerra colombianos solo sirven para atacar guerrillas

El fiscal que sabe cómo apretar para sacarle la verdad a los más duros

El fiscal que sabe cómo apretar para sacarle la verdad a los más duros