El gran acuerdo nacional de Petro se sella en un almuerzo

Sectores económicos, sociales, militares, étnicos, entro otros, se encontraron para desarrollar la agenda programática sobre dos temas cruciales: justicia y paz

Por: Tiberio Gutiérrez Echeverri
junio 19, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El gran acuerdo nacional de Petro se sella en un almuerzo
Foto: Twitter

La noticia de última hora tiene que ver con la reunión el viernes 17, donde Gustavo Petro empieza a consolidar el acuerdo nacional con la participación de sectores económicos, sociales, militares, étnicos, entro otros, para desarrollar la agenda programática sobre lo fundamental que se compendia en  dos palabras: justicia y paz. “El Acuerdo Nacional es un acuerdo de paz y un gran acuerdo de la sociedad que esperamos sea legitimado el domingo”, ha dicho el candidato presidencial.

Por su parte, Alfonso Prada, jefe de campaña, dijo que la idea es continuar el diálogo alrededor del Acuerdo Nacional el próximo martes, anticipando la victoria este domingo; estuvieron Alejandro Gaviria, excandidato presidencial del Centro Esperanza, Luis Gilberto Murillo, ex vicepresidencial de Fajardo, Mabel Lara, excandidata a la cámara por el Nuevo Liberalismo, Guillermo Rivera, ex ministro de Gobierno de Santos, y Cecilia López Montaño, exsenadora y exministra, entre otros.

Alejandro Gaviria dijo al respecto: “Tuvimos una reunión de representantes de diferentes sectores de la sociedad colombiana, empezando lo que queremos llamar un Acuerdo Nacional, venimos de diferentes historias políticas, podemos decir que pensamos distinto, pero tenemos coincidencias. La primera de ellas es el pluralismo. Escuchándonos todos podemos transformar el país, lo que tuvimos fue una conversación sobre eso, sobre cómo vamos a construir un Acuerdo Nacional”.

La reunión, a dos días de las elecciones, está anunciando la victoria y en consecuencia la creación del aparato político encargado de la implementación de las reformas progresistas que están consignadas en el programa de gobierno del Pacto Histórico.

Se trata de la creación de un instrumento político para un frente amplio democrático, unitario, pluralista, donde confluya un gran acuerdo programático sobre lo fundamental, que permita aislar la corriente fascista que está detrás de la candidatura de la derecha conservadora. Es en la práctica la continuación de la política de unidad del Frente Amplio, en el nuevo momento que vive el país, que sirva como elemento de cohesión  de las corrientes progresistas que se filan en el proyecto programático del Pacto Histórico.

Este hecho es de suma trascendencia porque no solo es una alternativa política y de organización, sino también el aparato de masas para impulsar las reformas democráticas anunciadas en el programa durante la campaña electoral, además de que puede ser la llave para organizar la lucha de masas contra una eventual dictadura terrorista, militarista, paramilitar, fascista y narcotraficante de los grandes conglomerados financieros que defienden los intereses de los terratenientes, latifundistas y de la ultraderecha conservadora del país.

El Acuerdo Nacional podría ser la alternativa para llevar adelante el programa de gobierno del Pacto Histórico, dentro de la actual correlación de fuerzas con el fin principal de aislar a la corriente fascista que quiere acceder al poder para continuar con la política del neoliberalismo, es decir, con la pobreza, la desigualdad, la violencia, la guerra, el desempleo, y la corrupción, en contra de las mayorías y en favor de la oligarquía del país, sin olvidar por supuesto la defensa de los intereses más sentidos de los trabajadores.

En este sentido vale la pena traer a cuento las notas de la socióloga y politóloga chilena, Marta Harnecker, quien en el capítulo primero de su libro: “Ideas para la lucha”, hace referencia de la importancia de una organización capaz de levantar un programa que aglutine y sirva de brújula a los sectores que se oponen al neoliberalismo.

“No basta con la iniciativa creadora de las masas para lograr la victoria sobre el régimen imperante. A pesar de la movilización de cientos de miles de personas, ni su movilidad ni su combatividad permitieron pasar del estallido social a la revolución. Han logrado derribar presidentes, pero han sido incapaces de conquistar el poder para iniciar un proceso de transformaciones sociales profundas.

La historia confirma que debe de haber un instrumento político capaz de levantar un programa de carácter nacional para canalizar la lucha de diversos sectores sociales hacia un objetivo común y los pasos a seguir de acuerdo a un análisis de la correlación de fuerzas existente, para lanzar las acciones en el momento y el lugar más oportuno, buscando siempre el eslabón más débil de la cadena enemiga.

Para que la acción política sea eficaz, para que las actividades de protesta, lucha y resistencia logren cambiar realmente las cosas, para que los estallidos desemboquen en revoluciones y las revoluciones se consoliden, se requiere una instancia política que ayude a superar la dispersión y atomización del pueblo explotado y oprimido, creando espacios de encuentro para aquellos que tienen diferencias pero luchan contra un enemigo común, que sea capaz de potenciar las luchas existentes y promover otras orientando las acciones en base a un análisis de la totalidad de la dinámica política, que sirva de instrumento articulador de las múltiples expresiones de resistencia y de lucha.

Se trata de entender la política como el arte de construir fuerza social y política capaz de cambiar la correlación de fuerzas a favor del movimiento popular de tal modo de poder llegar a hacer posible en el futuro lo que hoy parece como imposible”.

Es en este sentido que es bienvenido el Acuerdo Nacional que se proyecta para legitimarlo con la victoria del domingo 19 de junio;  ahora no caben vacilaciones desde el campo democrático, para participar votando por el cambio, la paz y la democracia.

-.
0
2500
La disputa entre Duque y Maduro por Monómeros que quedó en manos de Petro

La disputa entre Duque y Maduro por Monómeros que quedó en manos de Petro

El general de Petro para la Policía, Uribe en Rionegro, MinSalud reconocido por pandemia: El Resumen

El general de Petro para la Policía, Uribe en Rionegro, MinSalud reconocido por pandemia: El Resumen

La costarricense Epsy Campbell: la otra vicepresidenta afro de América Latina

La costarricense Epsy Campbell: la otra vicepresidenta afro de América Latina

Mucho pariente, amiguismo y rosca en el empalme de Petro

Mucho pariente, amiguismo y rosca en el empalme de Petro

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus