El ELN pedirá muchas más garantías que las Farc

"Lo que en verdad está comprometiendo la salida de Colombia de un conflicto armado es la capacidad de ejecución y de respuesta por parte de las instituciones colombianas"

Por: David Burgos
septiembre 28, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El ELN pedirá muchas más garantías que las Farc
Foto: La Cháchara

El ELN hace un fuerte llamado al gobierno nacional y anuncia por medio de los últimos hechos ocurridos en Norte de Santander, en donde atentó en varias ocasiones al oleoducto Caño Limón Coveñas, que tiene presencia en gran parte del territorio nacional, que cuenta con los recursos para provocar gran afectación al desarrollo económico del país, que es un actor importante dentro del conflicto en Colombia y finalmente, que bajo cualquier cambio de gobierno que atente contra las negociaciones o bajo circunstancias adversas de cualquier índole pueden seguir en la insurgencia. Ese es el mensaje que envía la guerrilla tras estar muy cerca de iniciar el cese al fuego bilateral y de hostilidades entre las partes. Además, cabe anotar que esta guerrilla se ha visto paradójicamente fortalecida recientemente tras los pobres resultados del proceso de paz firmado con las Farc.

Colombia se podría preguntar: ¿por qué el ELN se está fortaleciendo con el transcurrir de los días? Son varias las razones que se podrían soslayar. La primera de ellas es que el mismo gobierno se está encargando de deslegitimar el acuerdo de paz con las Farc. Se conoce que el dinero destinado (como de “emergencia”) por el gobierno nacional para iniciar la reincorporación de las Farc existe, alrededor de unos 690.000 millones. Sin embargo, por el momento, lo que se ha ejecutado es prácticamente nulo, los subsidios no han llegado a sus destinatarios, los llamados proyectos productivos y la tierra que se tiene destinada para ello aún no se aclara, todo por la desarticulación institucional que se encuentra rampante.

Por su parte, la Fundación Paz y Reconciliación e información de inteligencia militar dieron a conocer que se presentan alianzas entre algunos frentes de la guerrilla con Clan del Golfo y un reclutamiento acelerado del ELN, disidencias de las Farc y bandas criminales. Estas organizaciones están teniendo éxito tras la gran cantidad de problemas que está enfrentando la reincorporación de guerrilleros a la vida civil.

El ELN está viendo cómo las Farc pasaron de ser una guerrilla a ser un ciudadano colombiano, vinculado a la ruralidad colombiana, a ser un campesino en Colombia, que no es nada lucrativo. Este tema tiene bastante fundamento tras las últimas cifras del Dane en Colombia y por los testimonios que los mismo guerrilleros han declarado.

Además, no se cuenta con financiación educativa o con un sueldo acorde con la media del país, con seguridad suficiente para el exguerrillero y para su familia, con financiación inmediata para el inicio de proyectos productivos (esta acordada pero sin ejecución). Y si el exguerrillero cuenta con recursos propios para iniciar este, las vías de acceso dificultan el comercio entre las veredas y municipios (vías terciarias aún pendientes y en proyecto de ley), así los costos, al ser tan altos pierden toda ganancia para el productor.

Mencionadas las condiciones, el ELN está observando cómo están asesinando a los exguerrilleros, sus familias y líderes sociales vinculados con la organización, están dándose cuenta de que el Estado no puede garantizar la seguridad de todos, únicamente quienes obtienen grandes beneficios son los altos mandos del secretariado de las Farc, quienes se han concentrado en hacer política, pues es el objetivo que han perseguido tras años de lucha. Sin embargo, ese es un logro que solo ellos obtendrán, mientras los adscritos a la organización, como mandos medios y guerrilleros rasos, están observando que los trámites burocráticos para la obtención de beneficios obtenidos son extremadamente lentos y gozan de baja efectividad. Solo un ejemplo, la bancarización de guerrilleros para la obtención de subsidios no se ha completado a cabalidad, ha sido muy lento y no se han podido entregar los dineros a estos exguerrilleros, sin mencionar todos los otros beneficios que se han obtenido en el acuerdo y que aún no han iniciado tramite.

Otros factores son atenuantes para la profundización del conflicto, la pobreza y la inequidad. Igualmente, el presupuesto para la paz se encuentra muy lejos aún de ejecutarse para este año, se ve comprometido por los recientes anuncios de Estados Unidos de no financiar políticas sociales si Colombia no cumple sus acuerdos en materia de erradicación de cultivos de ilícitos. El Estado aún no existe en muchas regiones del país, las instituciones y las oportunidades económicas aun no llegan a las veredas, caseríos y municipios. Las condiciones económicas del país están obligando a las personas a involucrarse en medios lucrativos, que hasta el momento, el único disponible es el narcotráfico, la minería ilegal y/o pertenecer a un grupo delincuencial.

Otro de los actores involucrados actualmente es la disidencia de las Farc, estas han pasado de tener 300 hombres a contar con 400 hombres, el número se ha visto incrementado por las condiciones hasta el momento descritas, y por otras más, lo cierto es que el número de integrantes que está alimentando al ELN, Bandas Criminales y Disidencia de las Farc se encuentra en aumento, todo ello por la falta de garantías para la ejecución del acuerdo y por la pobreza generalizada que se vive en las regiones.

Ante lo anterior, el ELN se sienta en la mesa de negociación con mucho que discutir, con bastante inconformidad y con sumo escepticismo, el gobierno acuerda pero no cumple. Se espera que el inicio del dialogo sin la violencia entre los dos bandos pueda ser un aliciente para llegar a un mejor acuerdo, es decir, el ELN ha tenido la oportunidad de estudiar el acuerdo con las Farc, no se conformará con menos y por el contrario exigirá más, algo que por el momento en Colombia difícilmente tendrá apoyo político, por varias razones, el presupuesto de la nación se ha visto comprometido por el acuerdo de paz con las Farc y a pesar de esto el conflicto en el campo sigue incrementándose.

En conclusión, se ha podido constatar que a pesar de ser difícil de lograr un acuerdo entre las partes, lo que en verdad está comprometiendo la salida de Colombia de un conflicto armado es la capacidad de ejecución y de respuesta por parte de las instituciones colombianas. La estructura institucional colombiana se encuentra anquilosada, muestra inoperancia, baja eficiencia y baja efectividad, se compromete pero en el largo plazo, mientras que las necesidades del campo y de los que buscan una vida distinta son inmediatas, este será un punto fundamental a tratar en el inicio de nuevas conversaciones y determinante para la finalización de las negociaciones con el ELN.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
358

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La infiltración de las Bacrim en la política colombiana

La infiltración de las Bacrim en la política colombiana

Nota Ciudadana
Se mueve la erre de Revocatoria en Planadas, Tolima

Se mueve la erre de Revocatoria en Planadas, Tolima

Los departamentos en donde ser candidato es un riesgo de muerte

Los departamentos en donde ser candidato es un riesgo de muerte

Los coavales, el nuevo invento para tapar candidatos cuestionados

Los coavales, el nuevo invento para tapar candidatos cuestionados