¿Cuarentena para quién?

Se observan cada vez más personas en las calles, es casi como si ahora el aislamiento obligatorio solo aplicara para unos pocos. ¿Qué está pasando?

Por: Alejandro Gómez Grajales
mayo 14, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Cuarentena para quién?
Foto: Leonel Cordero

Desde el pasado 25 de marzo, Colombia está en cuarentena nacional, aunque antes de que esta se concretara se pasó por simulacros y toques de queda.

Hoy, 50 días después y luego de tres ampliaciones de la misma, basta con asomarse a la ventana o pararse en el balcón para que la siguiente pregunta llegue a la cabeza: ¿cuarentena?, ¿cuarentena para quién?

Las ciudades han vuelto a su normalidad casi que absoluta. Si bien no se permiten eventos sociales y la "recuperación" es solo productiva, no dejan de verse largas filas en supermercados, cajeros y bancos, sin olvidar a las personas que van atiborradas en los transportes masivos.

El 27 de abril, el sector de construcción y el de manufactura reanudaron labores, siendo los primeros. Con ello más de cinco millones de personas en el país dejaron de estar en cuarentena, sin contar con las que nunca lo han estado pues hacen parte de las excepciones decretadas desde el primer día o han optado por incumplir las respectivas normativas.

Luego, el 11 de mayo, el sector automotriz y el del comercio (una parte) también retomaron tareas. Así se sumaron otros cinco millones de colombianos a los que ya estaban excentos de la cuarentena. Es decir, ahora más de diez millones de personas pueden movilizarse libremente para realizar sus actividades productivas, sin olvidar a las que desde la hora cero han estado fuera de decretos. En un país de cincuenta millones, eso es muchísima gente.

La cosa no queda ahí. Todo es mucho más alarmante cuando empiezan a subir las cifras de contagios diarios, ya no bajando de quinientos casos y por lo menos quince muertes en cada reporte.

Y si a los sectores que reabren por disposición del gobierno les agregamos los sectores informales que también han vuelto a laborar porque no tienen otra opción (no hay comida, no hay ayudas y las deudas acosan), la cantidad de personas en las calles se vuelve preocupante, desalentadora y tenebrosa.

Hoy, cuando el país tiene casi trece mil casos y más de quinientos muertos por el virus, más del 50% de la población está en las calles. ¡Esto es un sinsentido!, especialmente si tenemos en cuenta que nos encerraron antes de los quinientos casos y ahora con la cantidad que tenemos nos dejan salir.

Yo preferiría que, en vez de la ridiculez de que "hay que aprender a convivir con el virus", lo dijeran como es: "hay que aprender a morir por el sistema financiero". Aunque, claro, la verdad siempre resulta más ridícula.

-.
0
401
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El problema no es el coronavirus, sino nosotros

El problema no es el coronavirus, sino nosotros

Nota Ciudadana
¿Por qué el impacto del COVID-19 ha variado tanto de país a país?

¿Por qué el impacto del COVID-19 ha variado tanto de país a país?

Nota Ciudadana
Es tiempo de sembrar

Es tiempo de sembrar

Nota Ciudadana
No hay tatequieto que valga

No hay tatequieto que valga