Comiendo mentiras y tragando sandeces

Lamentablemente, las fake news ya hacen parte de la cotidianidad. Sin embargo, la crisis desatada por el COVID-19 las ha hecho escalar a otro nivel

Por: David Fernández
mayo 07, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Comiendo mentiras y tragando sandeces

¡¡Mucho ojo con el microchip que está creando Bill Gates!! ¡¡Mucho cuidado con las patentes US10130701B2 y US7220852B1!! ¡¡Las pruebas de Trump con respecto al coronavirus!!

¿Por qué hoy creemos en todo y a la vez en nada? ¿Por qué hay verdades que no aceptamos y preferimos montarnos en el tren de la mentira? ¿Por qué nos aferramos a una idea sin hacer una investigación, así sea primaria, que nos permita, incluso, desafiar nuestra propia “verdad”? ¿Por qué compartimos o retuiteamos noticias que sabemos que son falsas a nuestros propios amigos y familiares, insultando la inteligencia de estos?

Cada vez que un tema se vuelve viral,o la humanidad enfrenta un problema surgen tantas versiones que terminamos creyendo en la que más se ajuste al mundo de nuestras convicciones (políticas o religiosas). Y si esa opinión es la que más ruido hace, nos allanamos a ella sin vaselina. 

Estudiemos tres casos que están de moda en las redes sociales: el microchip, el laboratorio de Wuhan en China y las patentes que crearon el coronavirus.

- Primer caso. El microchip. Resulta que el señor Bill Gates anda en sus ratos de ocio y filantropía investigando y financiando proyectos relacionados con el coronavirus, entre otros temas. Un medio de comunicación y una página web informan que detrás de la investigación de Bill Gates hay un interés de crear un microchip. Luego, otro sitio en internet informa que la ONU decretó que la humanidad debe colocarse un microchip. Estas noticias se vuelven virales y aterrizan en una escuela dominical o en la iglesia de un pastor que, sin tomarse el tiempo para investigar, tipifica esta noticia en Apocalipsis 13. Después, el famosísimo pastor Arrazola y su esposa, junto al autonombrado obispo Rudi García, confirman en Facebook Live la información y enseguida se vuelve palabra de Dios. Pues bien, la noticia es falsa, pero ya quedó en el imaginario popular y en torno a ella los religiosos crean una narrativa de la que ni el mismo Dios los puede sacar (no me voy a meter por ahora con el análisis de Apocalipsis 13, pues lo haré en otra oportunidad).

- Segundo caso. “Busquemos al culpable”. Se afirma que los chinos son los creadores intelectuales y materiales del coronavirus. Este caso sí se tiene abundante información en los medios de comunicación y en las redes sociales. Además, hay dos hechos que le dan un supuesto sustento a tales informaciones: la existencia real del Instituto de Virología de Wuhan, lugar donde presuntamente se originó la pandemia, y cuyos científicos, según lo que se rumora lo crearon con propósitos de venganza hacia Estados Unidos por sus políticas arancelarias; y las declaraciones del presidente Trump y su secretario de Estado, Mike Pompeo, en el sentido de que ellos tienen pruebas de que efectivamente China se inventó el coronavirus. Pues bien, la ciencia, en boca de científicos, incluso de los Estados Unidos, han desmentido, una y otra vez, casi hasta el cansancio, que el coronavirus no fue creado por el hombre en un laboratorio. Hasta el Washington Post tuvo que hacer una aclaración de la información en tal sentido. Y en cuanto a las declaraciones de Trump, la misma Dirección Nacional de Inteligencia, organismo que depende del presidente norteamericano y que lo alimenta de información sensible, lo refutó. 

- Tercer caso. No fueron los chinos los creadores del coronavirus sino los Estados Unidos. Para fundamentar esta teoría se basan en las patentes US10130701B2 y US7220852B1, registradas oficialmente y que usted puede encontrar en esta página de Google. Sin embargo, si usted es acucioso y revisa, verá que tales patentes no tienen nada que ver con el coronavirus que estamos padeciendo. Pero esto se ha replicado en las redes sociales con tal fuerza que ya quedó también como verdad absoluta. 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
600

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Los periodistas colombianos se quedaron sin ética

Los periodistas colombianos se quedaron sin ética

Nota Ciudadana
Las falacias de lo 'fake'

Las falacias de lo 'fake'

Perdidos en este maremágnum de internet

Perdidos en este maremágnum de internet

Nota Ciudadana
La derecha y las fake news

La derecha y las fake news