¿Colegios o centros de reclusión?

Es comparable el diseño arquitectónico de la cárcel modelo de Bogotá con los edificios nuevos del INEM

Por: José Fernando Parra Castellanos
agosto 28, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Colegios o centros de reclusión?
Foto: tomada de bogota.gov.co

¿Será que los nuevos edificios que construye el estado colombiano, y que los llama colegios, son aptos para claustros educativos? Actualmente nadie se ha puesto a pensar en esto, simplemente se asume que todo lo que impone el Estado colombiano a los educandos está bien, pero esto tiene muchos puntos por discutir. Actualmente laboro como docente en el Colegio Francisco de Paula Santander INEM Kennedy, y dentro del mismo se han inaugurado tres edificios en los cuales se evidencian miles de factores que no son viables en un campus educativo, que se mencionan a continuación.

Inicialmente es comparable el diseño arquitectónico de la cárcel modelo de Bogotá con los edificios nuevos del INEM, un pasillo y celdas alrededor (cárcel), un pasillo y aulas alrededor (colegio), pero no es de extrañarse ya que ese tipo de diseños obedecen a todo tipo de intereses menos los pedagógicos, el pasillo del ruido y de los saludos, quizás no quepa otra definición para esos pasillos donde las aulas tienen visibilidad hacia el mismo de modo que los estudiantes que están adentro todo el tiempo están distraídos mirando quienes pasan por ahí para saludarlos o para ignorarlos según convenga y viceversa, los que recorren el pasillo están pendientes quienes están en clase para corresponderles en los saludos, de modo que la atención no fue un factor prioritario a la hora de diseñar estos edificios.

Analizando otro factor, el ruido, es sorprendente la gritería que se forma a la entrada y en los cambios de hora en dichos pasillos, es decir cada 50 minutos, de modo que si el profesor ha logrado captar la atención de sus más de 35 estudiantes (por que eso es lo que ordena el parámetro), durante un tiempo, debe saber que esa concentración va a durar máximo 50 minutos dado que alguien que cambie de clase saldrá y no precisamente con la mentalidad de que los demás están en clase, simplemente hablando con sus compañeros y de paso mirando quienes están en clase para saludarlos, aunque ya no se pueden demoler semejantes moles de cemento debería haber un control para que los demás colegios no sufran de lo mismo, si se traen los aparatos de medición es muy seguro que los niveles de ruido superen los 80 decibeles (que según los códigos de salud ocupacional, dañan el oído) en las horas de clase, ¿a quien se le ocurre que un pasillo de esa forma puede ser apto para un colegio?

Siguiendo de cerca la forma en que se ataca la psicología del adolescente, como lo contempla Vigotsky: “de aquí la conclusión pedagógica sobre la necesidad de ampliar la experiencia del niño si queremos proporcionarle bases suficientemente sólidas para su actividad creadora”, entonces ¿cuál tipo de espacio de creatividad se le quiere dar al niño? Si se le confina dentro de un pasillo desde el cuál es controlado, dado que alguien desde cualquier extremo del pasillo tendrá un control visual sobre todo lo que pasa en el mismo (igual que en la cárcel), cercenando la niñez de la persona, haciéndole entender que no puede actuar por convicción y que todo el tiempo tiene que estar controlado, generando que no tengan autonomía en absolutamente nada, de modo que todo el tiempo van a estar buscando quien los controle por que así fueron educados, para cumplir ordenes y simplemente para eso. De pronto como lo contempla Kiosaky, se pretende generar individuos que trabajen bajo supervisión, pero no con criterios para cuestionar la autoridad o intentar trepar en la escala social, así se evidencia claramente que el objetivo de la educación no es mejorar los niveles educativos o capitales culturales en las personas, es, sigue, y seguirá siendo obedecer a ciertos intereses trazados por quienes meten las manos en la educación y que evidentemente no son educadores, buscan generar mentes subordinadas, pensamientos lacayos, gente que se transmita la pobreza de generación en generación y sin otra aspiración que disfrutar la vida.

Es sorprendente que como docente veo en los baños del edificio nuevo el graffiti: “la cárcel el colegio, la peor materia ______” , de modo que quizás esta es la concepción que tienen nuestros educandos del colegio, y pensar que este diseño arquitectónico fue el que compro la administración actual y será replicado una y otra vez en miles de lugares de Colombia esta es la forma de pensar en que para 2025 seremos los más educados, quieren salir de la educación tradicional pero construyen edificios tipo prisión, ojala los que diseñan este tipo de construcciones se pasen por el edificio viejo de la facultad de ingeniería de la universidad nacional de Colombia o por el edificio de ciencias del INEM, que obedecen a un diseño Alemán de escuela, que no concentra ruido, que sus espacios son amplios, que no tienen pasillos tipo cárcel para que se den cuenta que no deben meter mano en la educación quienes no tienen ni idea de eso.

Para continuar, los argumentos están  escritos en miles de tesis que reposan en los archivos de las diferentes universidades y que me imagino que nuestra ministra o nuestros políticos no se sientan a leer antes de autorizar esos diseños que no son para nada pedagógicos, los laboratorios de física tienen el mismo diseño que cualquier aula, para nuestros políticos no existe diferencia entre ninguna ciencia, dado que todas las aulas son iguales, se nota que ellos no estudiaron en el sistema público, por eso en  lo que menos tienen interés es en la educación del pueblo, es notorio que la educación en este país la manejan una caterva de fascistas, solo me queda decirles: ¿cuando será que a la hora de diseñar colegios le pregunten a los maestros, que son quienes deberían tener la prioridad en el diseño de los mismos?, ya que el maestro, junto con el estudiante son los verdaderos actores de la educación, los demás son derivaciones de ellos.

 

José Fernando Parra Castellanos.
Docente en física y taller ambiental
[email protected]

-.
0
2909
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus