Claudia López y las ciudadanías libres

"No estamos frente a una mujer de las castas dominantes que tratan al país como su finca, sino una que ha estudiado y trabajado para progresar"

Por: Julián Orjuela Benavides
septiembre 18, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Claudia López y las ciudadanías libres
Foto: Leonel Cordero - Las2orillas

Existen diversas razones para unirnos las ciudadanías libres alrededor de la propuesta de ciudad de Claudia López, no solo por la rigurosidad de su propuesta programática, sino por lo que representa Claudia como sujeto político en un país históricamente gobernado por el conservadurismo, caracterizado por ser: guerrerista, excluyente, clasista, racista, homofóbico, xenófobo, entre otras lindezas que nos han impuesto a las grandes mayorías a través de la manipulación, el miedo y la violencia.

Para que esta ciudad pase el trago amargo de la alcaldía de Enrique Peñalosa y retome el horizonte de inclusión, cultura ciudadana, política social y progreso que había tenido Bogotá en los últimos doce años; es necesario que los sectores democráticos que votamos por la paz y contra los corruptos nos concentremos en lo que nos une, no solo para cerrar filas frente al uribismo y su ausencia de proyecto de sociedad, sino para hacer desde Bogotá,  esa posibilidad de construir un país en paz, democrático y equitativo. 

En esta perspectiva de un nuevo horizonte democrático para Colombia, Claudia es una aliada en la defensa de la paz y será un contra peso político importante con los señores que han promovido la guerra. Sus investigaciones contra el paramilitarismo y su actividad desde el congreso corroboran cómo ha hecho frente a este sector político que hoy gobierna.

Otro elemento importante, es lo que representa Claudia como sujeta política, luego del acuerdo de paz con todas sus limitaciones, desilusiones y contradicciones que nos ha traído este nuevo esfuerzo colectivo por salir de la guerra. Que una mujer por primera vez vaya a ser elegida como alcaldesa de Bogotá es una ruptura con los roles históricamente asignados a las mujeres y nos anuncia una sociedad en emergencia que comienza a quitarse las vendas del machismo, clasismo y la guerra, lo cual dará espacio a otras ideas.

Sin temor a equivocarme, quienes más se favorece son los sectores de izquierda por la apertura democrática que ella representa e irónicamente algunos son los más reticentes a proyectar una nueva sociedad desde Bogotá, con Claudia como alcaldesa. En perspectiva histórica, tendría que recordar que luego del gobierno de Antanas Mockus, los y las bogotanas se dieron la oportunidad de conocer gobiernos alternativos y que luego fueron castigados por la corrupción de Samuel Moreno.

En cuanto a su perfil profesional y preparación académica, Bogotá tiene la oportunidad de contar por primera vez con una alcaldesa con doctorado, lo cual genera una oportunidad para mejorar en la toma de decisiones a partir de una comprensión minuciosa y científica de las problemáticas, como también el intercambio de ideas a través de la argumentación y no de la imposición propia de los políticos tradicionales.  

Frente al fortalecimiento a la educación pública, tenemos un garante con gran influencia en ella su mamá es una maestra sindicalista. Por otro lado, el amor a la educación de Claudia se expresa en su trayectoria académica y por que ella es el reflejo de la lucha de los sectores sociales que hemos ascendido socialmente a través de la educación.

En cuanto al sector salud, está convencida de la necesidad de transformar el sistema de salud que enriquece a los privados a costa de la enfermedad de la ciudadanía y por eso su propuesta de salud se la juega por la promoción de la salud y la vida. Reactivando la salud territorial, participativa y resolutiva a través de la Atención Primaria en Salud, enfocada en transformas los modos, hábitos y estilos de vida a través de la pedagogía del cuidado de todas las formas de vida como se corrobora en su propuesta.

Su amor por los animales que hemos conocido a través de las redes, refleja su sensibilidad con las otras especies que habitan el planeta. También su compromiso por pensar acciones desde la alcaldía frente al cambio climático, la defensa de los humedales, protección al páramo del Sumapaz y la Reserva Thomas Van der Hammen evidencian una postura clara frente a su compromiso con cuidar la madre naturaleza, que hoy no es un asunto importante, sino vital en la posibilidad de no extinguirnos como especie.

Su templanza da tranquilidad a la ciudadanía en la toma de decisiones, para fortalecer lo positivo y transformar lo que va mal sin titubeos, la cual es necesaria en un espacio de patriarcas machistas que es la política. Pero, sobre todo evidencio una oportunidad para construir nuevas formas de relacionamiento político desde lo cotidiano, hasta la oportunidad que tiene el conjunto de la sociedad para que sus estructuras de poder transformen el autoritarismo y verticalidad que tienen los gobiernos, por uno que escuche y decida colectivamente.

La propuesta de Claudia dará color a la democracia bogotana con los y las ambientalistas, feministas, animalistas, movimiento LGBTIQ+ y diversas expresiones que enriquecerán la agenda pública con la emergencia de una nueva sociedad. Su apuesta de gobierno abierto (GABO) refleja su espíritu democrático, al igual que su preocupación académica de fortalecer la participación ciudadana y las instituciones del Estado para garantizar derechos y en particular la de niños y niñas.

Su lucha contra la corrupción la ha posicionado en la agenda pública de Colombia, por eso ella desde la cabeza de la alcaldía estará vigilante con la inversión del presupuesto en las necesidades de las y los ciudadanos y destruir las clientelas.

Por último, el compromiso con los trabajadores, ella ha dicho que tendrá toda la voluntad política de acabar con la esclavitud del siglo XXI que son los contratos por prestación de servicios y ese no es un asunto menor, en medio de las propuestas del gobierno actual y los gremios de profundizar la flexibilización laboral. 

En síntesis, estamos frente a una mujer que no pertenece a las castas tradicionales que tratan al país como su finca y a los ciudadanos como sus jornaleros, sino una ciudadana que ha estudiado y trabajado para progresar, conoce las angustias cotidianas de la ciudadanía porque las ha padecido y eso será una garantía para que entre todos y todas podamos hacer de Bogotá un lugar acogedor para vivir.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
3101

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La grosería de Claudia López le dará la alcaldía de Bogotá al candidato de Álvaro Uribe

La grosería de Claudia López le dará la alcaldía de Bogotá al candidato de Álvaro Uribe

Nota Ciudadana
La apuesta de Claudia López por la economía nocturna

La apuesta de Claudia López por la economía nocturna

Cinco caras visibles a las que no les salió el Sí

Cinco caras visibles a las que no les salió el Sí

La lucha de Claudia López y Angélica Lozano toma vuelo

La lucha de Claudia López y Angélica Lozano toma vuelo