Pasto podría no tener el mejor aire de Colombia

Aunque se ha dicho que la calidad del aire de la capital de Nariño es muy buena, esta mirada expone algunos factores que controvertirían eso

Por: Iván Felipe Benavides Martínez
septiembre 18, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Pasto podría no tener el mejor aire de Colombia
Foto: Jorgelrm - CC BY-SA 3.0

Desde el 2018 se ha publicado en varios medios de comunicación, tanto locales como nacionales, una noticia que afirma que Pasto es la ciudad capital con el aire más limpio del país. Esta noticia está basada en los resultados de un estudio del Departamento Nacional de Planeación (DNP) titulado Calidad del aire, una prioridad de política pública en Colombia y publicado en febrero de 2018.  Este documento afirma que Pasto no supera la concentración máxima diaria ni anual que exige la norma mediante la resolución 2254 de 2017 en cuanto a material particulado 10 y 2.5 (MP10 y MP2.5), y que incluso, es la única ciudad que cumple el nivel esperado a 2030.

Inicialmente hay que mencionar que la geografía y meteorología del Valle de Atriz, donde descansa la ciudad de Pasto, permiten condiciones favorables para una rápida circulación de aire, lo que evita que los contaminantes se acumulen por lapsos superiores a 2-4 horas. Sin embargo, el material particulado en Pasto, cuya fuente mayoritaria son los vehículos de combustión (>80%), tiene una dinámica espacio-temporal en la que sus valores máximos (aquellos que pueden superar la norma), aparecen solo en horas pico (menos del 25% del día) y en pocos sectores de alto flujo vehicular agrupados en el centro de la ciudad (menos del 25% del espacio urbano total). Esto significa que la detección de los valores máximos diarios y anuales permitidos que menciona la norma (50 y 100 µg/cm3 máximo anual y diario respectivamente para MP10, y 25 y 50 µg/cm3 máximo anual y diario respectivamente para MP2.5) debe estar soportada en un sistema de vigilancia de calidad del aire (SVCA) que considere esta dinámica.

La ciudad de Pasto no cuenta con un SVCA adecuado y, por lo tanto, es de suma importancia analizar la fuente de los datos que usó el DNP para su estudio (SVCA de Corponariño), comprobar su veracidad e indagar sobre la validez de las conclusiones mencionadas, ya que podrían ser apresuradas e irresponsables. Además, a juzgar por las estadísticas de MP que se pueden descargar de la página web del SVCA de Corponariño, quien es la entidad responsable por ley de manejar este tema en Pasto, es posible que estén cometido imprecisiones tanto en la medición como en el análisis estadístico de los datos de calidad del aire, lo cual pone en serias dudas cualquier conclusión que se pueda derivar sobre la calidad del aire en Pasto. A continuación, expongo las razones principales que soportan esta crítica.

MP10y MP5 deben ser medidos al mismo tiempo y en un mismo lugar.

Pasto cuenta solamente con dos equipos fijos de medición de MP, uno ubicado en la Universidad Mariana para MP10 (Cra 18-Calle 34, sector norte), y otro en el instituto Departamental de Salud para MP2.5 (Calle 15-Cra 28, sector centro). Sin embargo, los reportes mensuales del SVCA de Corponariño reportan resultados de MP2.5 únicamente para los años 2014-2015, incluso con meses faltantes, y el resto de años solo reportan MP10 (también con varios meses faltantes). El estudio del DNP reporta además que los resultados de Pasto están basados únicamente en la estación de MP10 ubicada en el norte de la ciudad. Adicionalmente, los equipos de medición con los que cuenta Corponariño no realizan un monitoreo continuo del material particulado (cada hora), sino que se estima haciendo muestreos diarios que esta entidad define para algunos días del mes, los cuales, además de no ser siempre son los mismos, para algunos meses son solamente tres o cuatro. Esto implica problemas serios de baja representatividad estadística de los datos a nivel espacial, temporal y también del tipo de material particulado medido, ya que:

1. El equipo que está activo y del cual se han obtenido los datos para el informe del DNP (MP10) está ubicado en un sector que no representa las emisiones máximas de la ciudad.

2. El muestreo de MP en días definidos por la entidad no es representativo de la evolución diaria, mensual ni anual del MP ni mucho menos de sus máximos diarios, ya que excluye los valores que se presentan en las horas pico de tráfico vehicular (7:00-8:00 a.m., 12:00-1:00 p.m. y 6:00-7:00 p.m.).

3. No hay datos de MP2.5 para el 70% del periodo de tiempo que Corponariño reporta en su página web (2011-2017), lo que es problemático ya que estas son las partículas más peligrosas para la salud.

Sumado a esto, los reportes de Corponariño permiten entrever un grave error en el manejo estadístico de los datos. Esta entidad reporta el promedio de material particulado durante los días muestreados (le llaman promedio mensual aunque estrictamente no lo es), el promedio de la norma local diaria para los días muestreados y finalmente comparan si el primero supera al segundo para decidir el estado de la calidad del aire. El resultado de esta operación es esperable: aire de buena calidad el 100% del tiempo, con valores que nunca superan la norma y que en el 95% del tiempo ni siquiera se le acercan. Es importante entender que esto no refleja la real calidad del aire en espacio y tiempo determinados, sino que se comete un error de estimación, el cual radica en el tipo de distribución estadística de los datos de MP, la cual lejos de ser normal (simétrica), tiene una fuerte asimetría hacia la izquierda (valores bajos), debido a que se ve afectada por valores máximos de corta duración y baja frecuencia, los cuales, en ciudades con poca industria como Pasto, ocurren solamente en las horas pico por el efecto vehicular. Esto ocasiona que el promedio, ya sea horario, diario, mensual, o anual, este siempre localizado hacia los valores bajos de la distribución, y por definición, nunca supera la norma. Estas consideraciones permiten poner en serias dudas los resultados del SVCA de Corponariño en Pasto, lo cual considero importante no solamente para corregir el error de las noticias publicadas y el informe del DNP, sino también para llamar la atención sobre cómo este sistema debe ser actualizado, mantenido y manejado con mejores estándares de calidad y profesionalismo, con miras a garantizar decisiones científicamente informadas para un tema de tan alta prioridad como lo es la calidad del aire.

Datos tomados por la Universidad Mariana en varios sectores de la ciudad con un equipo portátil de medición de MP, permiten ver que la norma de calidad de aire en Pasto se supera frecuentemente en horas pico, aunque por las condiciones de viento de la ciudad, no permanecen mucho tiempo suspendidas. Sin embargo, estas horas son críticas y deben ser monitoreadas con mayor cautela en sectores céntricos de la ciudad, donde es perceptible que la contaminación es alta. El exceso de vehículos, muchos de estos sin revisión tecno-mecánica y muchos que por ley deberían ser ya chatarrizados, son los factores más importantes que causan alta contaminación del aire durante horas pico en el centro de Pasto.

Es urgente que Corponariño actualice los equipos del SVCA, tal como lo sugirió el Ideam en el Informe del estado de la calidad del aire en Colombia en 2017, documento que resalta la importancia de que Pasto incremente el número de estaciones de medición. Esta actualización debe considerar la compra e instalación de estaciones de medición continua y automáticas que tomen datos cada hora, ya que esta es la única manera de detectar con un nivel de confianza estadístico adecuado, si los valores máximos en lapsos de 24 horas superan la norma. Además, se debe considerar que Pasto es topográfica y urbanamente heterogénea, lo que implica una alta variabilidad espacial en la emisión del material particulado, lo cual puede ser detectado únicamente ubicando estaciones dispersas en puntos estratégicos de la ciudad. Este es el tipo de sistemas con los que cuenta Bogotá, Medellín y Cali, por lo cual es altamente incorrecto e irresponsable comparar a Pasto con estas ciudades y concluir que tiene la mejor calidad del aire.

Vale la pena también resaltar que se han llevado a cabo tres debates de control político referentes al tema, liderados por el concejal Fidel Martínez, en los cuales se han citado a dependencias como las secretarías de Gestión Ambiental, Tránsito y Salud del municipio, a Corponariño y a diferentes CDA (Centro de Diagnóstico Automotor), con conclusiones preocupantes.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1802

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Un alcalde invisible en Pasto?

¿Un alcalde invisible en Pasto?

Nota Ciudadana
¿Cuál es el problema de la indigencia en Colombia?

¿Cuál es el problema de la indigencia en Colombia?

Nota Ciudadana
Masiva asistencia a taller periodístico de Las 2Orillas en Pasto

Masiva asistencia a taller periodístico de Las 2Orillas en Pasto

Nota Ciudadana
La opinión pública acorrala al alcalde de Pasto

La opinión pública acorrala al alcalde de Pasto