Carta a Vicky Dávila

Un comunicador para la paz y miembro de comité político del Pacto Histórico le pide a la periodista que abandone su cargo y haga campaña por el grupo que defiende

Por: Nicolás López
junio 10, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Carta a Vicky Dávila
Estimada colega Victoria Eugenia,
Hace dos días vi un debate que SEMANA realizó en el que participó la congresista Katherine Miranda, jefe de debate de la campaña #PetroPresidente, Enrique Gómez, excandidato presidencial y la representante a la cámara Catalina Ortiz, estos últimos parte de la campaña de Rodolfo Hernández.
El desarrollo de este "debate" dirigido por usted me han llevado a escribirle esta misiva.
Soy periodista, en específico, comunicador social para la paz.
Tengo 24 años, la Universidad Santo Tomás, mi alma mater, donde el programa de Comunicación Social tiene una especial preocupación por el estudio del conflicto, la paz y en general las violencias. Durante toda mi carrera seguí su trabajo de cerca; en el gobierno Santos vi cómo denunció hechos de corrupción en la presidencia y leí con gusto libros suyos como En honor a la verdad, donde denunciaba también la comunidad del anillo y otros asuntos graves que ocurrían en las Fuerzas Militares para ese momento.
Luego, ejercí el periodismo durante cuatro años, poniéndola siempre de ejemplo como una de las mejores periodistas del país.
Hoy le pregunto, colega Victoria Eugenia, ¿qué pasó con esa Vicky Dávila? Esa Vicky que confrontaba al gobierno y a la oposición, la misma que desde que era reportera mostraba su objetividad tratando siempre los temas nacionales de mayor importancia con total ética periodística. Miles de periodistas en el país se preguntan hoy ¿Dónde está esa Vicky Dávila y por qué Victoria Eugenia nos está haciendo quedar tan mal?
Quiero remitirme de nuevo a la entrevista a la cual hago referencia al inicio de esta carta, "debate" realizado el día 6 de junio en el cual del minuto 45.15 al 48.30 usted, saliéndose de su lugar de periodista y sin la objetividad que debería tener la moderadora de un debate de este tipo, pero además la directora de un medio con tanto reconocimiento, toma partido como la tercera en presentar argumentos a favor de un grupo político como usted misma le determina "uribismo" y que para su servidor no son conceptos que un periodista deba reproducir, pues los sectarISMOS son los que nos han llevado a ser una sociedad de polarización.
Entre otras afirmaciones que usted hizo están: "Los uribistas tienen voz y no han perdido sus derechos politicos, y si algún líder tiene problemas con la justicia que los pague ese líder pero no cada uribista o cada persona, no las personas que tienen ideas que se asemejan a las de Álvaro Uribe, que son millones, así les duela a muchas personas. A mí me da pena hablar así, no hablo como uribista, hablo como una periodista que ve cómo los tratan, pero al final todos necesitan esos votos y lo voy a decir con claridad: van a ser ellos quienes definan esta elección".
El periodismo en Colombia no puede ser herramienta de los grupos políticos ni dirigir a las audiencias a pensar de determinada forma por medio de sesgos o hablando desde intereses personales. Por esto, hace aproximadamente dos años renuncié a mi cargo de director de un programa radial en el que se trataba de forma muy objetiva el debate político. La razón: quería estar de lleno y aportar mis conocimientos en comunicaciones a una campaña política que materializara la transformación que yo quería generar desde la comunicación para la paz. Basándome en la ética profesional, dejé a un lado la labor periodística y pasé a la comunicación política y estratégica de lleno en campaña electoral.
Es justamente eso lo que hoy quiero pedirle por medio de este escrito tan sentido: deje atrás su carrera de periodista al igual que yo lo hice y salga a hacer campaña por el grupo político que tanto defiende en el medio que usted dirige y que debería ser verdaderamente objetivo o presentarse al público como lo que es: un medio hegemónico que defiende posturas "uribistas".
Victoria Eugenia, estoy seguro de que mucha gente votaría por usted en un eventual Senado o incluso Cámara del Valle del Cauca. A lo que me refiero es que no puede hacer ambas cosas: labor periodística y proselitismo, no es ético. Esto se lo digo como periodista y comunicador social para la paz, pero también como un antiguo admirador suyo, bastante arrepentido hoy en día.
Por sus tiempos de gloria, renuncie y entre a la política electoral. No deteriore más la cara del periodismo en Colombia.
Atentamente,
Nicolás López
Comunicador social para la paz con énfasis en educación. Investigador en violencia, conflicto y paz.
-.
0
9500
¿Qué tanto va a afectar su bolsillo la reforma tributaria de Petro?

¿Qué tanto va a afectar su bolsillo la reforma tributaria de Petro?

El complejo conflicto interracial en el norte del Cauca: de los primeros retos de Petro

El complejo conflicto interracial en el norte del Cauca: de los primeros retos de Petro

Cuando Don Berna le quitó de tres balazos el hermano al nuevo ministro de Comercio 

Cuando Don Berna le quitó de tres balazos el hermano al nuevo ministro de Comercio 

La historia secreta de 'Cali pachanguero'. A 10 años sin Jairo Varela

La historia secreta de 'Cali pachanguero'. A 10 años sin Jairo Varela

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus