Bogotá: Movilidad para todos

Cuatro propuestas que podrían ayudar a descongestionar la ciudad

Por: jorge sosadiaz
febrero 10, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Bogotá: Movilidad para todos
Foto: Miguel Guerrero Eltiempo.com / CC. https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Night_in_Bogota.jpg

El tráfico se ha vuelto un sufrimiento constante en Bogotá, así como en otras ciudades del mundo. Se buscan medios de transporte alternativos y más masivos que puedan subsanar esta situación. Esto es una muy buena noticia,  ya que el tiempo de cada uno de los ciudadanos es muy valioso y malgastarlo en transporte realmente es lamentable. Sin embargo en el afán de forzar conciencia se está malinterpretando el espíritu de cambio, creando injusticias. En Bogotá por ejemplo se parte de la premisa que los vehículos son causantes de todos  los problemas de transporte  y por consiguiente sus dueños  no son más que seres malévolos, con sed de caos y destrucción del medio ambiente. Una satanización que no puede alejarse más de la realidad y que no conviene a nadie. Siguiendo este hilo de razonamiento, se decide prohibir la salida de carros en algunos días y horas específicas. Pero los impuestos no se reducen proporcionalmente a la medida. Las vías además se encuentran en mal estado, y las autoridades de transito no son  suficientes. Se reduce  los  carriles a los malévolos vehículos para  cederlos a bicicletas y buses. Y ahora el alcalde le suena la idea de restringir aún más el uso del carro, ahorrémonos la agonía y más bien prohíbanoslos de tajo de una vez,  y así por fin tendremos calles completamente vacías, y problema solucionado.

Mientras tanto al ciclista la Madre Teresa de Calcuta no le llega a los tobillos. Es un ser benevolente que puede ir a la velocidad que se le dé la gana por donde se le ocurra, porque es amigable al medio ambiente.

Es un error craso el que ocurre en Bogotá al pasar por encima del  usuario de vehículo con la disculpa de desestimular el uso del carro y forzar otros medios.   Si bien es cierto, que se deben buscar alternativas que beneficien a la mayoría, los usuarios del vehículo tienen necesidades legítimas y cumplen con la ciudad aportando lo que se les pide.

Para entender por ocurre esto debemos entender que es más sencillo buscar culpables que soluciones.

  1. Deben atacarse primero el sin fin de problemas que afectan a la ciudad: Vías en pésima calidad y muy reducidas, medios masivos de poca calidad, las personas no tienen cultura ciudadana,( en especial los conductores del servicios público)  la programación de los recorridos de buses es altamente ineficiente (hay una infinidad de buses vacíos que generan trancones como en la calle 100, igual la alcaldía les paga el servicio), las vías atestadas de mal parqueados,  nula agilidad en el manejo de accidentes,  soluciones improvisadas por personas inexpertas, falta de uso de centros de investigación y apoyo en nuevas tecnologías(con uber  y waze es posible hacer análisis en tiempo real de trafico).

 

  1. Se debe desestimular los medios de transporte, pero desestimular no significa atropellar al usuario y cometer arbitrariedades. Significa estimular otros medios de transporte y volver más costoso el uso, de tal manera que solo los que realmente sienten que su uso es justificado estén dispuesto a pagar esta alza. Sin embargo, si una persona cumple con las leyes y pagos que se le exigen de la misma manera se le debe entregar un buen servicio. En este caso unas vías en buen estado, una policía que regule adecuadamente y unos impuestos proporcionales al uso del vehículo. Y si definitivamente es demasiado nocivo, es mejor prohibirlo completamente, pero no aprovecharse del usuario exigiéndole a cambio de un mal servicio.

 

  1. Más importante que desestimular, es estimular. Se debe fortalecer las ventajas de usar medios alternativos y resaltar las que ya son palpables. Con la bicicleta por ejemplo tiene ventajas ambientales,  en Bogotá además cada vez más evidente que los tiempos de desplazamiento en bicicleta son mucho menores que los de un vehículo en la gran mayoría de las veces.  El alcalde acertadamente ha mejorado la infraestructura de las bicicletas y esto  la hace aún más atractiva. Pero hay que buscar más, de esta forma el usuario sin presiones solo se dará cuenta que le conviene y empezara a usarlo.

 

  1. Todos deben cumplir las normas, desde el inocente peatón, pasando por el ciclista, motociclista y conductor. Nadie tiene derecho a abusar por creerse moralmente superior a los demás. Acaso está bien ir en contravía porque voy en bicicleta?

 

En conclusión, Bogotá debe buscar que sus recursos se optimicen, es decir se usen más eficientemente.Y para ello las personas deben entender que respetar las normas es un más para ellos mismos y no un menos, que tener cultura nos permite funcionar mejor a todos. En Bogotá por primera vez se debe tener visión al futuro, evitando la miopía que siempre nos ha agobiado (como por ejemplo la construcción de puentes para ser reemplazados unos pocos años después por su reducido tamaño).Las obras son un desastre en ejecución y calidad. Hay que buscar más aliados en la tecnología y en los centros de investigación y menos en los políticos. Se deben dar opciones eficientes viables de transporte al ciudadano  apoyado de estímulos importantes. El sistema de bicicletas en ciudad de México por ejemplo, es una alternativa  eficiente y de calidad por lo cual muchos ciudadanos han optado por ella sin ningún tipo de presión de hacerlo. No se debe satanizar a ningún usuario, sino entender sus necesidades para lograr que realice una transición a un mejor sistema que las abarque. En el caso del automóvil mientras cubra necesidades que nada más pueda suplir habrá personas dispuestas a pagar los costos, y de la misma manera se les deberá garantizar en contraprestación un buen servicio. Llegará el momento en que sea tan inconveniente, y que las alternativas sean tan beneficios que lo mejor será prohibirlo completamente.

 

 

 

 

-.
0
3526

"Las mujeres negras: bravas, perezosas y brujas": el racismo en la campaña contra Francia Márquez

Los sapos que no se tragarían los uribistas frente al Acuerdo de Petro

Los sapos que no se tragarían los uribistas frente al Acuerdo de Petro

¿A qué le temen los empresarios en un gobierno de Petro?

¿A qué le temen los empresarios en un gobierno de Petro?

Informe Final de la Comisión de la Verdad, Renuncia de Zapateiro, ¿Fin a las corralejas?: El Resumen

Informe Final de la Comisión de la Verdad, Renuncia de Zapateiro, ¿Fin a las corralejas?: El Resumen

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus