Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Adriana Mejía

Adriana Mejía

Periodista de la UPB, especialista en Estudios Políticos de Eafit. Con experiencia en prensa, radio y televisión, y en edición de libros. Columnista de varios medios. Ganadora del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, en dos ocasiones, y del Premio Iberoamericano de Periodismo (Madrid-España). Autora del libro De tacón en la pared.

Contra la mamera nacional

“El laberinto de los espíritus", cuarto libro de la tetralogía de Carlos Ruiz Zafón, con todo y decepciones, vale como analgésico para mantenernos a flote

Nosotros, los ignorantes

Es, justo, la ignorancia la que nos da el atrevimiento de opinar que las corridas deben acabarse

Con los pelos “standing on end”

¡Trumppp! La mitad del país está con los pelos de punta. Tiene motivos. Pero, ¿a qué se dedicaban, durante las votaciones, los miles que han salido a protestar en Nueva York y Washington?

El peligro es que te quieras marchar

La Colombia del escándalo fresco cada semana, y la certeza de que otro u otros, de igual o mayor magnitud, se estarán gestando, es un desafío para el optimismo

Trump Casino Casablanca

“Es la primera vez que el aparato no puede liquidar un candidato surgido del apoyo popular”

El Nobel se ganó un Dylan

A Dylan, un reconocimiento más, ni le quita ni le pone, la gloria desde hace años le pertenece; y no sería de extrañar que como Pasternak o Sartre, rechazara tal honor

Paz Pa´Ya

Ya, es Ya; ni en el 2018, expresidente Pastrana; ni en el siglo XXII cuando la excandidata termine de explicar sus ideas; ni cuando una grúa celestial agarre al exprocurador de los tirantes

Las minas de la ira

No son letales pero aturden y polarizan, sembradas como están en las ínfulas de poseedores de la verdad que varios nacionales y algunos extranjeros se dan, manoseando y manipulando la información

Que me velen parada, a mí qué

Votaré Sí, porque quiero que me velen parada. Porque he decidido privilegiar la espe-ranza sobre el miedo. ¿Y? Y que quede claro, no pretendo convencer a nadie

Colombianidad de la maluca

Nadie ha salido bien parado del enredo de las cartillas