Así pasan los días en la Minga a la espera de Duque. FOTOS

Aunque la carretera fue desbloqueada, indígenas, campesinos, afros y estudiantes siguen concentrados en el Cauca ansiosos por la reunión con el presidente este martes

Por:
abril 08, 2019
Así pasan los días en la Minga a la espera de Duque. FOTOS
Foto: Las2orillas

Entre la espesa neblina que cubre el suelo, unos hombres de piel cobriza y curtida por el sol y el agua van llegando cada uno a su cambuche. Son las 6 de la mañana y los primeros rayos de luz dibujan las montañas del Pital, un corregimiento de Caldono en las montañas del inmenso Cauca en donde 10.000 indígenas, campesinos y afros completan 27 días concentrados en la Minga.

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Desde el Hulia, Nariño, Valle del Cauca y las zonas del Cauca llegaron cientos de familias con una carpa al hombro, varias ollas y un par de mudas. Sabían que no iba a ser fácil estar tanto tiempo conviviendo con personas con las que comparten una lucha, pero poco conocen.

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

En las montañas de Caldono son por lo menos 5 campamentos distintos: en El Pital y Monterilla se instalaron los diferentes consejos regionales indígenas. Todos los días las camionetas bajan constantemente hasta la carretera, a 20 minutos por una trocha, llevando gente. Algunos otros caminan con la esperanza de ver la chiva pasar y les ahorre el desgaste.

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Desde la madrugada los fogones comienzan a calentar las ollas mientras el humo asciende entre el sereno. Los primeros bocados están reservados para la Guardia Indígena, decenas de jóvenes que pasaron 27 noches en la vía Panamericana protegiendo el campamento y vigilando el extinto bloqueo.

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Todos los días un grupo de personas distinto está a cargo de la alimentación. Pero no son solo indígenas los que conviven, también hay algunos campesinos y muchos estudiantes de todo el país que llegaron hasta la Minga para poner su grano. Todos tienen que aportar algo a la Minga. Algunos cocinan, otros cortan leña o cuidan a los niños.

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Ellos también tienen que hacer 10 libras de arroz y 7 de lentejas para llenar los estómagos que hacen fila en las diferentes cocinas que se instalaron en la montaña. Entre barro y leña las sopas de plátano, papa, yuca y carne asada devuelven las energías necesarias para aguantar los duros aguaceros, el frío y la rudeza del suelo que se reviste de colchón.

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

El invierno hizo de la Minga una prueba aún más dura. Sin embargo, la gente llegó dispuesta a aguantar. Desde las 7 de la noche los aguaceros se desataban y un espectáculo en el cielo se hacía presente: los truenos caen sobre el filo de una meseta "que debe estar llena de metal, oro o hierro debe tener", dicen algunos que se dejan asombrar por la tormenta. El piso parece un jabón de tierra y agua, los pies se hunden entre el lodazal.

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Mientras los consejeros indígenas, representantes campesinos y afros llevaron a cabo una dura negociación con la comisión del gobierno Duque encabezada por la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez, en los campamentos los talleres y las reuniones políticas eran constantes. Todos escuchaban, algunos desde la distancia y otros mientras le enseñaban a los más jóvenes cómo seguir con la tradición artesanal.

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Pero ante todo, la música domina el ambiente. Hay quienes llevaron sus propios instrumentos, y otros se divierten bailando mientras una trompeta revienta los parlantes por donde se hacen los anuncios importantes.

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Con un acuerdo firmado, ahora la espera es por el presidente Duque, quien ya confirmó su llegada al Cauca el día martes. En Caldono lo esperan más de 10.000 indígenas que esperan hacerle debate. Mientras tanto, entre las montañas del Cauca las familias vuelven a su rutina, alistan sus cosas para retomar un largo viaje a las tierras que han habitado por siglos, sabiendo que dentro de unos años deberán volver a hacer el mismo recorrido para una nueva Minga.

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

Foto: Julián Gabriel Parra-De Moya / Las2orillas

-.
0
1529
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En las entrañas de la Minga en el Cauca. VIDEO

En las entrañas de la Minga en el Cauca. VIDEO

Nota Ciudadana
Cauca, herencia de sangre

Cauca, herencia de sangre

Nota Ciudadana
Caucana premiada por la Sociedad Americana de Química

Caucana premiada por la Sociedad Americana de Química

Mujeres del norte del Cauca se preparan para una incidencia y participación efectiva

Mujeres del norte del Cauca se preparan para una incidencia y participación efectiva