El guerrillero asesino de las farc que acabó con Romaña, el Paisa y Santrich

Jerónimo Aljure, de la disidencia de Iván Mordisco, también traicionó a sus viejos camaradas para quedarse con el botín narco en el Oriente

Por:
diciembre 08, 2022
El guerrillero asesino  de las farc que acabó con Romaña, el Paisa y Santrich

Uno de los primeros asesinatos que le atribuyeron a Jerónimo Aljure fue el de los tres norteamericanos Terence Freitas, Lahenaee Gay e Ingrid Washinawatok quienes estaban trabajando con comunidades indígenas U'wa en Arauca, donde el entonces subcomandante del frente 10 de las Farc, era amo y señor. El triple homicidio ocurrió en 1.999 en Apure, Venezuela, pueblo fronterizo donde Aljure también se movía como pez en el agua. Después se conoció que lideró el ataque a una unidad militar en El Billar, Caquetá, en 1998, en el que murieron 80 soldados. Sobre él pesan al menos 300 homicidios.

Lea también: La guardia negra que protege el pueblo donde nació  Francia Márquez

Según lo dijo ante la JEP alias Martín Sombra, Jerónimo Aljure, fue el hombre detrás del asesinato de Jesús Santrich y el Paisa en el vecino país; el primero ocurrido en abril de 2021, el otro en diciembre del mismo año. Según versiones de inteligencia militar, los dos crímenes fueron cometidos bajo la misma modalidad de emboscada.

No pasó mucho tiempo para que alias Jerónimo Aljure, quien nació el 9 de octubre de 1968 en Tauramena, un pequeño municipio del Casanare, llamándose Jorge Eliecer Martínez, se volviera un importante miembro de las Farc. Su frialdad criminal lo hizo una ficha clave dentro de la organización a la que ingresó en 1985, a los 17 años. Se convirtió en hombre de confianza del extinto comandante Alfonso Cano, quien en 1.998 le entregó el submando del frente 10 al lado de alias Granobles.

Aljure, según relatos de desmovilizados y guerrilleros capturados, también tiene encima la masacre de 62 militares en la quebrada El Billar, en Cartagena del Chairá, ocurrida en marzo de 1998. Este hombre, al que le temen los guerrilleros de base, fue el que implementó la fusilada de aquellos que intentaban fugarse de los campamentos y uno de los comandantes que más hacía abortar a las malas a las guerrilleras embarazadas. Todo lo hacía con el beneplácito de su hermano, Evert Jiménez Martínez, reclutado desde niño junto a él, quien llegó a ser parte del Estado Mayor Bloque Oriental. El poder de alias Jerónimo Aljure en Arauca y Casanare era famoso y sobre todo muy temido.

Fue el segundo al mando del frente décimo hasta 2003, cuando el Estado mayor, en el que tenía influencia su hermano, lo nombró jefe del frente 56, el cual tenía presencia en los departamentos de Casanare y Boyacá. No pasó un año como jefe máximo de esta escuadra cuando en 2004 fue capturado en una lujosa finca en Casanare, en medio de la investigación por el secuestro y el asesinato del entonces alcalde del Chámeza (Casanare) Luis Alberto Zorro, planado y ejecutado por él.

Después de su captura fue condenado a 40 años de cárcel por secuestro, rebelión, hurto, reclutamiento ilícito, aborto sin consentimiento y homicidio en persona protegida. En 2017 fue puesto en libertad porque se sumó a la ley de amnistía que quedó en firme tras el Acuerdo de Paz logrado en 2016 entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la Farc.

Para poder salir de la cárcel, tan solo pagando tres años de los 40 que le impusieron, Aljure se comprometió con la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, creada en el marco de los acuerdos firmados en el teatro Colón de Bogotá, a no volver a delinquir. Al cabo de unos meses, después de haberse presentado en la zona veredal de Mesetas, en el Guaviare, se contactó con Iván Mordiscos, el primer jefe de las Farc que le dio la espalda a los diálogos de paz que se hicieron en Cuba.

Con ayuda de Mordiscos, Jerónimo Aljure logró llegar a Venezuela, al estado Apure, donde siempre ha tenido poder. Desde allí, según la inteligencia del Ejército, comandaba al menos 120 hombres con los que le hizo guerra a la Nueva Marquetalia, la otra célula disidente, que era comandada por Jesús Santrich, El paisa, Romaña e Iván Márquez, también firmantes del acuerdo de Paz con Santos. Mató a los tres primeros.

Jesús Santrich fue asesinado el 17 de mayo de 2021 en medio de emboscada con fusil y granadas mientras se movilizaba en una camioneta en inmediaciones de la Serranía del Perijá, una zona cercana a la frontera entre Colombia y Venezuela. Aljure comandaba el operativo, donde no solo murió Santrich sino varios de sus escoltas.

El 4 de diciembre Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias el Paisa estaba en Apure, un territorio muy conocido por Jerónimo Aljure, cuando un bombazo cayó en el cambuche donde estaba descansando. Murieron a su lado varios de sus hombres de confianza y su anillo de seguridad. El bombazo le voló las piernas al Paisa y luego lo remataron a tiros de fusil. El comando que lo emboscó salió del lugar, tal como entró, sin ser visto y según lo dicho por Martín Sombra, un viejo exjefe de las Farc, también lo habría planeado y organizado el macabro Jerónimo Aljure, el mimo que mató a Romaña. Jerónimo Aljure queda en la historia de las Farc y sus dicidencias como uno de los guerrilleros más sanguinarios que ha matado a sus antiguos jefes para hacerse amo y señor de la nueva Farc.

-.
0
142400
Micra, el minimarcapasos que no necesita cirugía para ser implantado

Micra, el minimarcapasos que no necesita cirugía para ser implantado

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus