¿Alex Char, presidente?

"Él ha utilizado un recurso que gusta a la gente: mamar gallo, parecer del montón, sonriente y despreocupado". ¿Le bastará?

Por: Luis Miguel Ariza
enero 22, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Alex Char, presidente?
Foto: Twitter @AlejandroChar

Nora es una mujer de 60 años, que lleva más de 25 años laborando en el distrito de Barranquilla, y que con su salario mantiene a una hija minusválida y a una hermana con problemas articulares. Pues bien, hace unos meses le cancelaron el contrato y quedó tácitamente en la calle, teniendo en cuenta que si no hay empleos para menores de 50, mucho menos para mayores de 60.

Lo mismo que acaeció con Nora, sucedió con Sara. Con más de 25 años fue lanzada a la calle con una advertencia: demande. Sara mantenía a su madre anciana y después de que esta murió ella enloqueció. Así como los dos casos anteriores, hay cientos en Barranquilla, e igual cantidad de demandas que nunca prosperarán en contra del mayor responsable: Alex Char.

Desde que su familia tomó la alcaldía y la gobernación del Atlántico como una empresa adicional a las de la familia, muchas cosas nada agradables han sucedido para el ciudadano promedio, ese que debe buscar a diario su forma de sobrevivir.

Cuando se impuso una de sus empresas recaudadoras más lucrativas, llamada Transmetro, fueron dejados sin trabajo cientos de familias que dependían del medio de transporte urbano para subsistir. Algunos fueron a parar de taxistas, otros de mototaxistas y la mayoría al rebusque. La empresa recaudadora de los comparendos por violaciones a las normas de tránsito, se dice que concesionada a una empresa de la familia, aunque no se ha demostrado, se encargó entonces de estos mediante las normas firmadas por el alcalde distrital. ¿Adivinen quién?

Hoy día esos cientos de personas que a diario intentan conseguir el pan para su familia son perseguidas sin tregua para quitarles las motos o ponerles comparendos a los taxis si llevan más de cuatro pasajeros porque de seguro son pasajeros de los dueños de Transmetro que ellos están quitando.

Cientos de vendedores ambulantes que arriendan una carretilla para vender calle a calle tienen un enemigo común: espacio público, que se lleva las carretas y el contenido y entonces los desesperados sobrevivientes a enfrentar al pagadiario que no come de excusas de lo bien que está haciendo el alcalde dejándolos sin el sustento.

Podría enumerar cada una de las demandas que tiene el señor Char por diferentes razones, todas conectadas con abuso e injusticias, pero sería extender esta nota que solo busca aclarar por qué debemos votar por él. El magisterio distrital sufre los rigores de su odio contra la educación, a los que considera, igual que en sectores feudales del país, como generadores de descontento y acciones reaccionarias porque los jóvenes que se educan piensan y comparan. ¿Cómo sería como presidente? Los docentes están bloqueados rotundamente para ascender mediante el proceso legal de un libro, por ejemplo, a los que se acusa de muchas cosas, como plagios porque toman referencias de otros libros. Esa puerta está cerrada así el Ministerio del Interior avale los libros como obra originaria. Lo curioso son algunas propuestas que reciben los docentes, si pagan determinada suma, en un mes les avalan una “especialización y listo, a ascender. Obviamente un tipo que no le teme a las demandas es de dudar si pretende desde la presidencia aplicar la ley.

Su empresa constructora se quedó con el dinero de cientos de familias que adquirieron el derecho de una vivienda porque muchas de esas construcciones se cayeron. La respuesta que recibieron cuando demandaron es que ese era asunto distrital, pero el dueño del distrito es él. ¿Ven la ecuación?

Indudablemente, Char pertenece a una familia que se enriqueció gracias a las condiciones que encontró al llegar a Barranquilla. ¿Qué ha recibido Barranquilla a cambio? Me atrevo a decir que nada. Toda obra que se ha hecho es dinero empeñado del ciudadano. Nadie se atreve a poner de manifiesto qué deberá enfrentar un alcalde o un gobernador que no sea de propiedad Char si por desventura cae en esas y entonces a destapar la realidad de unas finanzas en serios líos administrativos. Es más, las obras que se están haciendo tienen un trasfondo económico, mejoramiento del entorno de las empresas del susodicho con dineros públicos, la calle 30 con el próximo tren ligero que ya tiene dueño y también echará a la calle a quienes sobreviven en esa área. La avenida la Cordialidad que ya dejó sin transporte a quienes se movilizan en esa ruta, a no ser que tomen el servicio que les ofrece el distrito. La calle Murillo que parece propiedad privada porque allí es delito lo de los taxis y motos con pasajeros.

Alex Char ha utilizado un recurso que gusta a la gente, mamar gallo, parecer del montón, sonriente y despreocupado, portarse como el bacán tropicalista que todo lo coge con aparente poca seriedad, así como ha intentando el presidente Duque sin buenos resultados, y eso en estas tierras gusta en demasía, oculta la verdad mientras hace parecer otra. Ojalá si llega a presidente, tenga mano dura y corazón firme para borrar todo eso con buen gobierno.

-.
0
2200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Jaime Pumarejo, extraviado en la Alcaldía de Barranquilla

Jaime Pumarejo, extraviado en la Alcaldía de Barranquilla

Se despeja el camino del sucesor de Alex Char en Barranquilla

Se despeja el camino del sucesor de Alex Char en Barranquilla

Dos de los cercanos al alcalde Alex Char, en los Panamá Papers

Dos de los cercanos al alcalde Alex Char, en los Panamá Papers

Collins y Char perdieron los $179 mil millones

Collins y Char perdieron los $179 mil millones