A propósito del dilema de Petro...

Una reflexión a partir de la nota ciudadana 'El dilema de Petro: si no pone a Francia Márquez, pierde; si la pone, también pierde', publicada en este espacio

Por: Fabio A. Marulanda V.
marzo 18, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
A propósito del dilema de Petro...
Foto: Instagram

El artículo «El dilema de Petro: si no pone a Francia Márquez, pierde; si la pone, también pierde», nota ciudadana escrita por Carlos de Urabá, publicado por las 2Orillas el día 17 de marzo, despertó al unísono una serie de comentarios por parte de los lectores, todos en la misma tendencia: «No debería haber espacios para los más mínimos comentarios o discursos racistas o de odio en Colombia».

Considero que de la forma en que fue escrito ese artículo es ya de por sí racista, por la manera como se plagó el artículo de adjetivos calificativos racistas. Terminó siendo más racista lo que se escribió que lo que se trataba de describir como racista. Además, contradictorio, si esa fuera la mentalidad racista del pueblo colombiano, no hubiera sacado la cantidad avasalladora de votos que sacó Francia Márquez en las elecciones del 13 de marzo de 2022.

De la misma manera, utiliza unos adjetivos calificativos que solo se le pueden ocurrir a la mentalidad de un racista y que arrastra toda la podredumbre del pensamiento de los racistas retrógrados del siglo XIX. Otra cuestión de este artículo, que también termina desplazando a la persona a la que hace referencia, habla de afrocolombiana, y esto no es correcto en este contexto, porque el afro remite a África y desplaza a todas esas comunidades de negros que viven en el Pacífico colombiano hacia África, esto es un grave error en el que cayeron muchos medios de comunicación y mismas organizaciones que representan estas comunidades negras.

Creo que es más correcto hablar de negros, o en su caso de pacífico-colombianos. Hablar de afrocolombianos es negarles el suelo colombiano que habitan, es más, ni siquiera debería utilizarse estas diferenciaciones en la medida que todos son colombianos.

El ideal sería no hablar de colores de piel cuando se habla de seres humanos porque en realidad todos son personas. El tipo de racismo que se maneja aquí en Colombia por la piel es distinto. Aquí en Colombia es peor, se discrimina por todo, por la apariencia de la persona, por el vestido, por la manera de hablar, por ser pobre, o simplemente porque «no me caíste bien y póngala como quiera».

Además, este artículo lo que hace es (uno no sabe si es intencionalmente o no) utilizar y arrastrar una serie de adjetivos calificativos despectivos hacia las personas negras elevados a la enésima potencia, con el fin de universalizar cosas que en el pasado pudieron haber sido consideradas prejuicios raciales y estigmatizaciones de las personas que históricamente nunca debieron ocurrir.

En Estados Unidos, por ejemplo, la serie "Raíces" que daba cuenta de la esclavitud y del trató dado al famoso personaje de la serie Kunta Kinte, de maltrato total, obligó a que investigadores, historiadores, antropólogos y etnólogos, entre otros, revisaran sí realmente las condiciones y el trato a los esclavos de esa época había sido así.

Una vez en la época y en el terreno, todos estos investigadores sociales, se dieron cuenta que en realidad el trato a los negros estadounidenses en las tierras del sur, no fue siempre de maltrato dado por sus amos, sino que habían incluso haciendas donde los esclavos vivían felices, pues los amos les permitían comer bien, que se pudieran vestir bien, enseñarles a leer y escribir, y hasta permiso para reunirse y participar y disfrutar de sus fiestas tradicionales. Esta investigación obligó a que los creadores de la serie «Raíces» les tocara sacar una nueva serie en donde los personajes, sus atuendos, el vocabulario y las expresiones de sus amos y el trato fuera menos cruel y exagerado en cuanto al trato dado por los amos a sus esclavos en la serie «Raíces» en su versión inicial.

Además, acerca de la serie «Raíces» los negros estadounidenses también ya se habían quejado en cuanto a que este tipo de series lo único que hacían era provocar situaciones de malestar y sentimientos de frustración, depresión, congoja, dolor en las generaciones actuales y futuras de negros estadounidenses, era como si históricamente les estuvieran obligando a arrastras con un grillete de humillación, frustración, una revictimización, como si nada hubiera cambiado o como si nada se hubiera hecho por cambiar estas situaciones en la sociedad estadounidense.

En cierta forma en Estados Unidos se han logrado superar todos esos prejuicios de sociedades pasadas, a pesar de que todavía pueden quedar muchos rezagos, pero donde existen actualmente políticas y organizaciones que buscan todo el tiempo erradicar de la faz de la tierra cualquier vestigio de racismo o de odio.

¿Desde dónde se puede lograr todo esto? Una de estas puede ser desde el uso del lenguaje y del vocabulario de las personas, de manera que se puedan dar cuenta que en el uso del lenguaje de todos los días los seres humanos permanentemente discriminan. Que la gente se haga más consciente de esto. Ese es el gran reto: tener unas sociedades, educar a seres humanos, para que cada vez las prácticas, como el color de la piel. Las decisiones personales, las decisiones de placer y de goce, las ideas políticas, no sean motivo de discriminación, ni de odio, por parte de otras personas, o de gobiernos.

Desenmascarar una sociedad y unas instituciones y unas personas en Colombia que utilizan el poder político y el poder económico que dan estos puestos de estas instituciones estatales para generar e infligir violencia, represión y discriminación sobre los ciudadanos más desfavorecidos de la sociedad, sobre los cuales cae todo el tiempo el peso de esta discriminación y violencia, sea esta económica, social o política.

Una sociedad en la que se puedan ir erradicando todos estos prejuicios, puede ser verdaderamente un espacio de libertad y bienestar para todos. Puede llegar a ser una sociedad donde al menos se pueda respirar y pensar libremente.

Sin caer en la censura a la libertad de expresión, sí es pertinente implementar todos los argumentos que sean necesarios para evitar que se siga discriminando y maltratando con el lenguaje como hasta el momento se viene haciendo y como queda demostrado en esta clase de escritos y en cantidad de imágenes, publicidad, comentarios, chats, que muy sutilmente, son todos discursos de tinte racista o malintencionados y que les toca soportar todos los días a los ciudadanos colombianos a quienes van dirigidos.

Hay que llegar a un nivel de sociedad en la que hasta sea prohibido y sancionado referirse o identificar a otra persona por el color de la piel, y también sancionar o repudiar el uso inapropiado de lenguaje para discriminar a las personas, del uso del vocabulario y de otras manifestaciones que no son más que discursos de odio, cargados de prejuicios y discriminación.

Como ejemplo de esto, sancionar el uso del lenguaje por discriminador, ejercer un control más severos sobre los textos que puedan contener estos términos discriminadores. Han sido muchos los países en el mundo que han implementado estas políticas, contratado a lingüistas y a otros estudiosos e investigadores del lenguaje, terminólogos, lexicógrafos, sociolingüistas, psicolingüistas, que han intervenido en esos países para lograr emboscar y encerrar, borrar y desterrar cualquier uso del lenguaje que sirva solo para discriminar, odiar, explotar y atentar contra la dignidad humana.

Petro no tendría ni siquiera que darles importancia a estos escritos acerca de la decisión que vaya a tomar si escoge a Francia Márquez para ocupar la vicepresidencia. Sería exclusivamente un reconocimiento en cuanto a sus méritos, dignidad, idoneidad y resultados obtenidos en las elecciones del 13 de marzo. Los resultados hablan y cuentan... por encima de muchos otros aspectos.

 

-.
0
200
Las 5 EPS que más se enriquecieron con el servicio de la salud

Las 5 EPS que más se enriquecieron con el servicio de la salud

Adiós a Boris Johnson como primer ministro de Reino Unido. Ascenso y caída del líder inglés

Adiós a Boris Johnson como primer ministro de Reino Unido. Ascenso y caída del líder inglés

"Comen una vez al día y no ven la luz del sol”: el infierno de 18 soldados colombianos en Haití

La oposición que el presidente Boric no logra aplacar en Chile

La oposición que el presidente Boric no logra aplacar en Chile

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus