A Barbosa se le olvida la ñeñepolítica y prefiere acusar tuiteros

"Desde la Fiscalía se evidencia una persecución a quienes expresan sus opiniones críticas o 'amenazantes' en redes contra Duque y su círculo"

Por: Fredy Alexánder Chaverra Colorado
enero 14, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
A Barbosa se le olvida la ñeñepolítica y prefiere acusar tuiteros

Francisco Barbosa, flamante fiscal general de nación, quien se jacta de estar haciendo “la mejor Fiscalía de la historia” y ocupar el “segundo cargo más importante del país”, seguiría en los avatares de la vida académica si su mejor amigo no hubiese llegado a la presidencia. Tal vez nunca hubiera ocupado la Fiscalía porque su énfasis son los estudios en justicia transicional y por fuera de Duque no tenía el capital político suficiente para ser ternado o siquiera elegido por la Corte Suprema. Al igual que Duque el cargo le “cayó del cielo” y así se comporta, como quien asume una enorme responsabilidad sabiendo que debe un favor y, bueno, con la arrogancia de quien de un momento a otro alcanza un poder de esa magnitud.

Por fuera de Barbosa, cuya arrogancia bogocentrista es de todos conocida, el fiscal general per se es uno de los cargos con más poder dentro del aparato estatal. En su capacidad de establecer criterios de priorización y selección (algo que Barbosa conoce muy bien dada su experticia en justicia transicional), puede determinar que va; que no va y que puede ir. Además, siempre tiene el altavoz de los medios que a veces no comprenden la función de la Fiscalía como ente acusador y lo declaran juez al momento de cubrir ciertos procesos. Solo hay que recordar el proceso que en 2012 la Fiscalía de Eduardo Montealegre le abrió a Sigifredo López por un supuesto autosecuestro en el infame episodio de los 11 diputados del Valle. En un programa de La Noche en 2016 López afirmó: “No sé quién me ha hecho más daño a mí: si las Farc, la Fiscalía o RCN”.

Que un fiscal general sea cercano al poder político o económico no resulta novedoso. Hasta cierto punto todos lo han sido, ya que el presidente de turno es el encargado de ternar y ninguno se ha interesado en promover una reforma que acabe con ese “mal de origen”, es decir, encontrar un proceso de nominación meritocrático y otro de selección ajeno a los intereses políticos o personales del presidente. Sin duda, tener un “fiscal amigo” puede garantizar mucho silencio o mucho ruido. Por eso, con Barbosa no hay que tener mayores expectativas, no solo porque le debe a Duque su entrada al alto gobierno (tras ser descartado por el Comité de Selección creado por el acuerdo de paz para integrar la JEP); en 2018 le hizo campaña abierta y cerrada, y bueno, cada vez queda claro que Duque cuida a sus amigos, ¿podríamos pensar que ellos no hacen lo mismo?

Hablando de amistades, otro amigo de Duque que requiere cierta atención de Barbosa es el Ñeñe Hernández, quien también se jactaba de tener presidente amigo y al que consideraba como su “hermano del alma”. Ya un personaje célebre y quien también apoyo ávidamente su campaña en 2018. Al parecer, el mayor escándalo político y personal de Duque encarnado en la ñeñepolítica duerme el sueño de los justos y a Barbosa no le interesa “priorizar” o “seleccionar” ese asunto. Los audios, fotos y videos son tan claramente evidentes y dan cuenta de una relación tan “problemática” que en otra orilla política ya habría desatado un pequeño proceso 8.000 y tendría una pléyade de sindicados, condenados o investigados. Así opera la Fiscalía en cuestiones políticas: con algunos es el ente acusador y con otros el ente acosador.

Ahora, desde mi punto de vista, desde la Fiscalía se evidencia una persecución a quienes expresan sus opiniones críticas o “amenazantes” en redes contra Duque y su círculo. Con las amenazas a dirigentes de oposición o periodistas críticos (que son abundantes y cotidianas) no pasa mucho, ¿Qué esperar de esa actitud de la Fiscalía de Barbosa? El senador de la Colombia Humana, Gustavo Bolívar, le pidió alistar una “megacárcel” y también hizo un llamado a sus seguidores para que no se dejen intimidar.  A pesar del respeto que como ciudadanos debemos tener a las instituciones, no podemos olvidar que el fiscal tiene un origen político y que a bien podría usar las facultades de cargo para “hacer mandados” como le manifestó a María Jimen Duzán el corrupto exfiscal Gustavo Moreno o para reforzar silencios como se puede ver con el tema de la ñeñepolítica. ¿Qué esperan de Barbosa?

-.
0
1700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

"Acá la única verguenza es usted Fiscal Barbosa"

Retiro de la fiscal de Odebrecht: ¿frenazo a la investigación?

Retiro de la fiscal de Odebrecht: ¿frenazo a la investigación?

La defensa-ataque de Caicedo y Martínez a la Fiscalía

La defensa-ataque de Caicedo y Martínez a la Fiscalía

La magistrada que le quita el sueño al fiscal

La magistrada que le quita el sueño al fiscal