10 años de "Nada más que la verdad"

El polémico concurso televisivo que causó controversia en el país

Por: Julián Andrés Pastrana
mayo 16, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
10 años de
Foto: La República

Hace 10 años, por estas mismas fechas, el Canal Caracol estrenó en su franja prime un programa concurso llamado "Nada más que la verdad". El formato era sencillo: una persona debía someterse a una prueba poligráfica en la que le formulaban alrededor de 100 preguntas. De esas 100 escogían 21, las cuales el participante debía responder en un estudio de televisión ante un grupo de familiares o amigos y un nutrido público.

Si el polígrafo determinaba que cada pregunta había sido contestada con la "verdad", el participante aseguraba una significativa suma de dinero. Pero si una de las respuestas resultaba ser falsa, según el dictamen de la llamada máquina de la verdad, el concursante se iba sin un peso. Las primeras preguntas eran realmente estúpidas: ¿sufre de mal olor en los pies?, ¿se ha dado un beso al espejo? No obstante, a medida que el concursante avanzaba a un nuevo nivel, las preguntas se tornaban más intimas y comprometedoras, llegando al punto de incluir la confesión de delitos: ¿robó en su empresa?, ¿ha estado acusado de violación?

Como era de esperarse, el concurso generó un gran debate ético. ¿Era válido que un canal pusiera a personas necesitadas de dinero a revelar sus secretos más oscuros a cambio de dinero? Tampoco faltaron críticas al uso del polígrafo. Según expertos una prueba poligráfica, para que sea efectiva, solo puede incluir unas cuantas preguntas, no la exagerada cifra de 100. Además, esas preguntas deben tratar temas concretos y no aludir a opiniones o creencias subjetivas del evaluado. Es decir que preguntas tipo ¿cree que su mejor amiga es hipócrita con usted?, que hacían parte del cuestionario hecho a los participantes, resultarían improcedentes.

Pese a los cuestionamientos, el programa siguió al aire hasta que el canal decidió emitir un capítulo con el que literalmente se le fue la mano. La protagonista del episodio en cuestión era una antioqueña que al principio contestó preguntas "sencillas": ¿cree que en la ONG donde trabaja hacen negocios personales?, ¿le cambió las chapas a la puerta para que su marido no pudiera entrar?, ¿cree que su marido le hizo brujería para retenerla? Hasta allí todo transcurría normal hasta que Jorge Alfredo Vargas, presentador del programa, lanzó una pregunta cuya respuesta dejó mudo a todo el mundo: ¿contrató a una persona para que matara a su marido? "Sí", contestó la mujer sin titubear.

Frente a una, quién sabe si fingida o no, estupefacción de Vargas, la concursante explicó con crudeza y sin ambages que decidió ahorrar lo de dos quincenas para deshacerse de su cónyuge, aunque al final el crimen no se consumó. "No, no", replicó Vargas con tono indignado. Al final se dirigió al hijo de la concursante y le inquirió su opinión sobre la delicada confesión. "Padre es el que cría y no el que engendra", sentenció el joven.

Al final la señora perdió todo el dinero que había acumulado por cuenta de sus revelaciones al mentir frente a una clásica pregunta del programa: ¿le gustaría haber nacido en otra familia? Ella contestó que no. Sobre el delito que confesó en vivo, yo no culpo a la señora. A lo mejor su marido era muy "casposo" y eso la orilló a tomar tan terrible resolución. Pero lo cierto es que el programa causó estupor y al final convenció a las directivas de Caracol de la necesidad de su salida del aire, tal y como finalmente sucedió.

Así se acabaron las verdades. Desafortunadamente nadie tuvo el buen tino de grabar e inmortalizar en Youtube ese episodio del programa en cuestión. Valdría la pena recordar sempiternamente ese momento en que, en pleno apogeo de la era Uribe, un canal nacional colombiano cruzó todos los límites de la ética.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
7576

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Mal uso del poder interno en el periodismo

Nota Ciudadana
La ofensa de Fanny Lu a los Uitotos del Amazonas

La ofensa de Fanny Lu a los Uitotos del Amazonas

Nota Ciudadana

"Gracias RCN y Caracol por quitarme el vicio de ver televisión"

Nota Ciudadana
Caracol: ¿Será Protagonistas un Desafío A Otro nivel?

Caracol: ¿Será Protagonistas un Desafío A Otro nivel?