Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Malditas motos: cómo las necesitamos

Yo soy motociclista y me siento tan orgulloso de serlo, que me esfuerzo todos los días por mejorar mi técnica de manejo y conocimiento de las leyes que nos rigen.

Por: Javier Mendigaño Quiroga
enero 10, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Malditas motos: cómo las necesitamos

Si eres motociclista, la primera reacción seria indignarte y lanzar un insulto, a lo cual te pido #Relax #Tranquilidad y #Sensatez. Yo soy motociclista y me siento tan orgulloso de serlo, que me esfuerzo todos los días por mejorar mi técnica de manejo y conocimiento de las leyes que nos rigen.

Mis crónicas se basan en la afinidad con muchas de las cosas que hoy en día nos molestan, irritan y causan indignación en el gremio y buscan quizás y es mi objetivo, sensibilizar de tal modo su forma de proceder que en conjunto busquemos reducir la accidentalidad, la estigmatización y el mal actuar de unos pocos (como existe en todo medio de transporte).

Nosotros los colombianos promedio nos criamos con la uñas, rebuscando el pan diario, viendo en la mas mínima oportunidad de la vida la opción de crecer y dejar a nuestros hijos no solo el ejemplo, también la oportunidad de no pasar por las penurias que algunos pasamos para tener lo que tenemos de forma honesta. Y en ese proceso las motos se vuelven nuestras cómplices y amigas de aventura y/o trabajo, que al ser usadas de forma irresponsable, sin cuidado en sus pequeñas solicitudes mecánicas y sin medir la velocidad que llevamos, nos lo recuerdan con una cicatriz, una amputación o con la cama de madera que nuestros familiares cubrirán con tierra.

Malditas motos que nos dan alegrías, economía y versatilidad, pero a cambio nos piden sangre, lágrimas y humillación. Y se leerá feo, pero es ese facilismo, viveza y oportunismo incrustado en nuestros genes la que nos hace sufrir por tener moto. Sacamos un pase (licencia de tránsito) sin recibir adecuada capacitación, aunque algunas medidas nacionales y distritales son terroríficamente absurdas, el costo de incumplirlas en mas alto que acatarlas y caemos en el soborno (riesgo de ir presos) para mitigar el actuar del corrupto agente.
Eso lo sabemos desde hace mucho pero fue sentir el temor de una reforma tributaria la que viralizó nuestro miedo, al notar que estrenar seria mucho mas difícil, que viajar seria mas complicado y que sin caer en satanizaciones la mordida seria mas alta..
Por esto y miles de cositas mas, “Malditas motos, como las necesitamos”

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
629

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El sacrificio de ser policía en el grado de Patrullero

El sacrificio de ser policía en el grado de Patrullero

¿Qué hay detrás de una profesión con muchos riesgos y qué tiene de futuro la misma en el Estado colombiano?
Ni Petrocatoria, ni fuerzas oscuras: Respuesta a María Isabel Rueda y Lucía Bastidas

Ni Petrocatoria, ni fuerzas oscuras: Respuesta a María Isabel Rueda y Lucía Bastidas

La revocatoria de peñalosa no tiene nada que ver con Gustavo Petro ni intenciones ajenas a una ciudad mejor
Respuesta a la carta: “La Universidad Nacional está engañando a los antioqueños”

Respuesta a la carta: “La Universidad Nacional está engañando a los antioqueños”

Un ciudadano opina sobre el artículo que en días pasados fue publicado
Frente a la Secretaría de Ambiente comercializan especies de forma ilegal

Frente a la Secretaría de Ambiente comercializan especies de forma ilegal

El Ajolote, una especie mexicana, es traficada en la 57 con Caracas