¡Ya es hora de acabar con los Fondos de Desarrollo Local!

Aunque buscan hacer más participativo el presupuesto de las localidades, han sido malutilizados por alcaldes locales y ediles

Por: Alvaro Pacheco
enero 24, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¡Ya es hora de acabar con los Fondos de Desarrollo Local!
Foto: Cortesía

Estos esperpentos nacen con el Estatuto Orgánico de Bogotá, Ley 1421 de 1991, con el fin de desconcentrar la inversión de las secretarias y organismos distritales y hacer más participativo el presupuesto. Hoy son una vena rota en manos de unos alcaldes locales que nadie conoce y un pensionadero de ediles que tienen secuestrado el presupuesto local.

¿Usted sabe quién es su alcalde local?, ¿dónde queda su alcaldía?, ¿qué hace la gente allá? Me imagino que tampoco sabe que el 11% de los ingresos de la ciudad hay que destinarlos cada año a unas figuras jurídicas denominadas Fondos de Desarrollo Local. Básicamente, estos son una plata que ejecutan los alcaldes locales y los ediles de acuerdo con los planes de desarrollo locales. Estos suelen ser una copia del plan distrital, solo que con un 99% menos de plata. Además, se supone que son el resultado de una serie de reuniones civiles denominadas encuentros ciudadanos.

En teoría, eso es Suiza, Suecia o Finlandia. En la práctica es Colombia. La figura de por sí es extraña. ¿Un plan de desarrollo para un grupo de barrios? Es claro que donde hay entidades ejecutoras, tales como ministerios, secretarías o institutos descentralizados, cada uno debe tener una misión armónica y unas metas que requieren presupuesto, ¿pero una alcaldía local?

La primera alcaldía de Peñalosa comprendió el problema e instituyó unas dependencias denominadas Unidades Ejecutoras Locales (UEL) que garantizaban la armonización del gasto de las secretarías con los Fondos de Desarrollo Local. Por presiones, la UEL desaparecieron, pero sobrevivieron las líneas de inversión, que son políticas gruesas para la intervención de las alcaldías locales. Por ejemplo, las alcaldías locales no pueden comprar cámaras de vigilancia, ni dotar a la policía con motos o comprar infraestructura para otras entidades del distrito como un ascensor para un hospital distrital. No son líneas de inversión. Hace 20 años lo eran.

Como resultado, usted encuentra casos como los siguientes:

- Una alcaldía local invirtió en cultura más de seis mil millones sin que haya un solo resultado tangible.

- El esfuerzo de un año de convenio con Batuta, que capacitó a doscientos jóvenes en música con aras de construir una orquesta filarmónica, fue abruptamente terminado por un alcalde local porque le gustaba el hip hop y no la música clásica. A propósito, ese mismo genio terminó porque sí un convenio con una empresa de cine que llevaba enseñándole durante un año a muchachos de estratos 1 y 2 a elaborar guiones y cosas del estilo.

- Un alcalde local vendió los instrumentos de la orquesta sinfónica por la misma razón.

- Varios alcaldes locales pavimentaron las mismas calles y arreglaron los mismos parques porque por ahí viven los ediles o les votan. Sucede en todas partes.

Lo cierto es que ahora que se prepara una reforma tributaria municipal es bueno reflexionar en qué se gastan los tributos. Bogotá no tiene más espacio fiscal y sí muchos compromisos en infraestructura y gasto social. La plata de los Fondos de Desarrollo Local debe volver a las secretarías y ejecutarse de acuerdo a los criterios de los técnicos de manera concertada con la comunidad. No se necesita la intermediación de los ediles, quienes suelen ser representantes de unos grupos políticos, cuyo mayor interés es permanecer allí. El alcalde local debe asumir las responsabilidades en seguridad y convivencia que no cumple por falta de personal y de recursos, ambos desperdiciados por el embeleco de la democracia popular del 1421/91.

-.
0
Cuando John Poulous era un gringo sencillo y hasta buena persona en EE.UU.

Cuando John Poulous era un gringo sencillo y hasta buena persona en EE.UU.

Los afros, un nuevo poder que pisa duro en Colombia

Los afros, un nuevo poder que pisa duro en Colombia

La terrible muerte del mejor dibujante de retrato hablado que tenía la Fiscalia

La terrible muerte del mejor dibujante de retrato hablado que tenía la Fiscalia

El medicamento danés inventado para la diabetes que resultó ser una panacea para adelgazar

El medicamento danés inventado para la diabetes que resultó ser una panacea para adelgazar

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus