Eliminar los contratos de prestación de servicios para sanar la democracia

Estos hacen ineficiente la administración, afectan el clima laboral, facilitan el tráfico sexual y electoral, y violan el trabajo decente y la dignidad

Por: Jorge Buitrago Puentes
enero 24, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Eliminar los contratos de prestación de servicios para sanar la democracia
Foto: Pexels

Todos comen del mismo plato. Aunque políticos hipócritas y periodistas mediáticos dicen descubrir el agua tibia al señalar que los contratos de prestación de servicios causan corrupción y clientelismo, no hacen nada al respecto.

Sin embargo, lo más grave es que Petro y la ministra de Trabajo van por las mismas. Conociendo el diagnóstico afirmaron que iban a acabar con esta figura, pero no lo hicieron. Ya empezaron con la dilación y la distracción para justificar su continuidad como forma velada de prestar la función pública de manera continuada en las tres ramas del Estado.

Mientras esa figura continúe en el escenario político, laboral y administrativo, esta será una democracia enferma. Llevamos treinta años con esta situación. Han pasado más de siete presidentes, congresos y cortes de justicia sin que haya un verdadero interés en eliminar esta figura. Los gobiernos simulan negociaciones sindicales para su eliminación, pero no pasa de ahí. No les conviene.

El tráfico de influencias sigue siendo el común denominador. Lo peor es que ni siquiera cuando estos contratos son realmente necesarios se diseñan mecanismos meritocráticos para la selección de quienes los obtienen. Parece que a nadie le interesa la meritocracia constitucional, ni cómo estos hacen ineficiente la administración pública, afectan el clima laboral de las entidades públicas, facilitan el tráfico sexual y electoral, y violan el trabajo decente y la dignidad humana.

Por filosofía, uno esperaría que la izquierda política garantizara valores y principios constitucionales como la igualdad de oportunidades, pero no. En nuestro país y tal vez en nuestra región, con contadas excepciones, la defensa de ciertos ideales solo es parte de un discurso que busca ganar las elecciones.

-.
0
300
Cuando John Poulous era un gringo sencillo y hasta buena persona en EE.UU.

Cuando John Poulous era un gringo sencillo y hasta buena persona en EE.UU.

Los afros, un nuevo poder que pisa duro en Colombia

Los afros, un nuevo poder que pisa duro en Colombia

La terrible muerte del mejor dibujante de retrato hablado que tenía la Fiscalía

La terrible muerte del mejor dibujante de retrato hablado que tenía la Fiscalía

El medicamento danés inventado para la diabetes que resultó ser una panacea para adelgazar

El medicamento danés inventado para la diabetes que resultó ser una panacea para adelgazar

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus