Vargas Lleras ni siquiera llegaría a segunda vuelta

"La incoherencia repentina, las malas encuestas, el recordado coscorrón, su cercanía con Santos, y su vaivén entre el sí y el no, no favorecen la campaña"

Por: Juan Manuel Arias
octubre 25, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Vargas Lleras ni siquiera llegaría a segunda vuelta

Para nadie es un secreto que hasta hace algunos meses Germán Vargas Lleras era uno de los personajes más opcionados para ganar la presidencia de la república. Su imagen era de las más altas del país y su percepción en la gente del común le permitía distinguirse de su políticamente fracasado "jefe", Juan Manuel Santos Calderón. Su partido Cambio Radical no iba tan mal y parecía lógico que la hoy extinta Unidad Nacional lo apoyaría con todo vigor, como lo hicieron los 3 partidos que la conformaban en 2014, cuando este y Santos hicieron fórmula para ganar la presidencia.

Ahora, en solitario, el exvicepresidente ha hecho todas las piruetas políticas habidas y por haber —y las que le faltan— para fortalecer su imagen y la de su partido, que entre otras cosas ni siquiera entra en la exclusiva lista de los 4 más grandes, según la escasa bancada con la cuentan en el Congreso.

De hecho, cuando Lleras se lanzó a la presidencia en 2010 su partido estaba más fortalecido de lo que está ahora, obtuvo 1,5 millones de votos, casi lo mismo que Gustavo Petro. Con la ayuda de la Unidad Nacional y algunos partidos y fuerzas ajenas, Santos y Lleras obtuvieron en la primera vuelta de 2014 escasos 3,4 millones de votos, quedando en segundo lugar detrás del candidato uribista Óscar Iván Zuluaga. Si eso fue con la ayuda de 4 partidos, no me imagino cómo le irá ahora que solo tiene el suyo.

Las dos millones de firmas que se consiguió en cuestión de semanas no se pueden traducir en votos, pues su imagen de politiquero, las supuestas presiones que hay detrás de esas firmas a funcionarios públicos,  y su "vaivén " político así lo vaticinan. A la mayoría de colombianos les pareció, según encuestas, poco agradable la idea de que un candidato —indirectamente Germán— utilizara esa estrategia, pues resultaba a sus ojos una muestra más de la clásica politiquería. Además, el escándalo por doble militancia no se hace esperar, pues ya hay precedentes judiciales que han juzgado a figuras menos relevantes por casos semejantes, en el que, estando en un partido tradicional, el candidato ha salido a reunir firmas.

Aún, si estas 2 millones de firmas se transformasen en votos no le alcanzaría para llegar a la segunda vuelta, pues la alianza Fajardo - López -Robledo podría mover un voto de opinión importante, comparable con la candidatura de Mockus que obtuvo más de 3 millones de sufragios en su haber.

Los liberales, poco afines a Vargas, tendrán candidato único. La U probablemente "no salga con nada" y su respaldo a la campaña del exvicepresidente sería perjudicial, sobre todo por la pesada imagen de Santos, que ha permeado completamente la colectividad. Los conservadores están cada vez más solos, pues sus bases son uribistas, Marta Lucía se salió hace rato, al igual que Ordóñez, y el reconocimiento de los demás líderes del partido azul es casi nulo, siendo así, aunque lo adhieran a última hora, la derrota de Lleras es inminente.

Y si tenía su esperanza en la costa Caribe, puede ir desempacando maletas pues si bien esta región es bastante afín a Vargas Lleras, es a su vez la que menos acude a las urnas, como se vio en el plebiscito donde la abstención llegaba al 70% en algunas regiones. Por último, si al plebiscito nos vamos, es lógico que los del "no" en su mayoría irán con el candidato de la alianza Uribe-Pastrana, que tendrá dentro de sí a personajes de la talla de Marta Lucía Ramírez —2 millones de votos en 2014— y Alejandro Ordóñez. Los del "sí", en cambio, se irán con Claudia López, Gustavo Petro, y el candidato liberal.

La incoherencia repentina, las malas encuestas, el recordado coscorrón, su cercanía con Santos, y su vaivén entre el sí y el no, no favorecen la campaña de Vargas Lleras, tanto así que ni siquiera llegaría a segunda vuelta.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
26001

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Coscorrón al equilibrio de poderes

Coscorrón al equilibrio de poderes

Nota Ciudadana
¿Podría inhabilitarse a Vargas Lleras por doble militancia?

¿Podría inhabilitarse a Vargas Lleras por doble militancia?

Nota Ciudadana
Cambio Radical, el partido que le huele feo a Vargas Lleras

Cambio Radical, el partido que le huele feo a Vargas Lleras

Nota Ciudadana
Las encuestas de carne y hueso

Las encuestas de carne y hueso