Uriel, el comandante del ELN que secuestró seis personas en el Chocó

A pesar de que los diálogos de paz estaban a punto de terminarse por el secuestro, los tuvo más de un mes hasta que una comisión humanitaria se los recibió cerca a Quibdó

Por:
Septiembre 13, 2018
Uriel, el comandante del ELN que secuestró seis personas en el Chocó

“Soy uno más de los intelectuales de la pequeña burguesía de las ciudades que ha entrado a engrosar las filas del Ejército de Liberación Nacional de forma consiente”. Uriel, uno de los comandantes del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez, se ha convertido en uno de los hombres duros de la guerrilla en los últimos años en el Chocó.

Entrevista de la periodista Andrea Aldana y el Comandante Uriel, del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez, en enero de 2017, para Análisis Urbano

A diferencia de muchos comandantes, Uriel no ha querido mantenerse en la clandestinidad absoluta. Twitter, Instagram, Facebook y WhatsApp son solo algunas de las redes sociales por donde Uriel se mantiene en contacto por la gente y le mide el pulso al mundo que hay afuera de las selvas chocoanas. Aunque siempre ha respaldado el diálogo de paz entre el gobierno y el ELN, y como muestra de ello decidió liberar hace más de un año al excongresista Odín Sánchez, condenando por parapolítica, su escepticismo es aún mayor: “Desde antes del comienzo de la fase pública como Frente de Guerra Occidental Omar Gómez hemos sido críticos, porque consideramos que el problema de Colombia es uno de redistribución de la riqueza, porque hay más que suficiente para todos, pero se queda en pocas manos. No nos imaginamos a Sarmiento Angulo ni a ninguna otra cabeza de los grupos económicos del país, pasando por la Mesa de Diálogo, diciendo que es necesaria una Colombia mejor y que por esto va a centralizar su riqueza extravagante”.

Uriel ha sabido usar las redes sociales para difundir su posición sobre los diálogos con el gobierno. El 8 de enero, un día antes de terminarse el cese al fuego bilateral, publicó un video en su cuenta de Twitter en el que denunciaba el despliegue militar de 2.100 soldados enviados a Tumaco. Para El comandante, estos también fueron actos de guerra que violaron el cese. Sin embargo, también ha publicado comunicados en los que mantiene su apoyo al proceso de paz. Su mayor crítica se centra en la participación social de la población civil, pues según él, la gente no tiene voz alguna en las decisiones.

En la liberación de los seis secuestrados que tenía el ELN en el Chocó.

Su poder en el Chocó se hace sentir. Durante más de un mes tuvo secuestrado a las seis personas que capturaron en el río Arquía. A pesar de la presión del gobierno Duque, quien le puso fecha límite a los diálogos si no liberaban a los secuestrados, a Uriel no lo intimidó las advertencias durante varias semanas. Desde que se supo la noticia del secuestro, Uriel envió comunicados y audios en los que aseguraba que tenía toda la disposición de liberar a la gente, pero que era necesario pactar unos protocolos y el gobierno debía parar la ofensiva militar en la región para asegurar la vida de los retenidos. El Gobierno por su parte aseguró que el ELN no tenía ninguna voluntad de hacer la liberación, y al final, la Diócesis de Chocó, la Defensoría del Pueblo y la Cruz Roja lograron conformar una comisión humanitaria que recibió a los policías, soldados y civiles secuestrados, pero sin el real apoyo del gobierno para llevar a cabo la liberación.

Uriel tiene la disposición de seguir en los diálogos de paz, pero su escepticismo lo llevó incluso a negar la opción de enviar un representante de su Frente a la mesa de negociación, primero en Quito y luego en La Habana, porque está seguro que allá ya están los que tienen que estar. Uriel y el Frente de Guerra Occidental han hecho presión dentro de la misma guerrilla como si fueran una rueda suelta de la estructura militar, pero al mismo tiempo siguen dispuestos a acabar con la guerra. “El asunto es sencillo: si no quieren que haya guerrilla, por qué simplemente no hacen lo que tienen voluntad de hacer y así nos quitan los argumentos para existir”, sentenció el comandante en la entrevista.

Publicidad
0
2491
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Milo, un chocoano, (tadoseño), que brilla con luz propia, y hace empresa en la difícil Bogotá

Milo, un chocoano, (tadoseño), que brilla con luz propia, y hace empresa en la difícil Bogotá

Se aguó el arranque de la negociación con el ELN

Se aguó el arranque de la negociación con el ELN

Monseñor Jesús Jaramillo, asesinado y torturado por el ELN, el próximo Santo colombiano

Monseñor Jesús Jaramillo, asesinado y torturado por el ELN, el próximo Santo colombiano

Nota Ciudadana
Obras en el olvido en Riosucio Chocó

Obras en el olvido en Riosucio Chocó