El coronel que enredó a Armando Benedetti

Según declaraciones del coronel (R) Jorge Salinas, las interceptaciones las ordenadó Benedetti quien habría buscado los servicios de su empresa de seguridad

Por:
Septiembre 13, 2018
El coronel que enredó a Armando Benedetti

La detención de tres oficiales del ejército en Ipiales, en la frontera con Ecuador, el pasado 4 de Agosto pasó inadvertida. Se trató del coronel Jorge Humberto Salinas y dos coroneles más: Carlos Adnhrés Pérez y Luis Quiroga, quienes una vez dejaron el uniforme en el primer gobierno Santos en el 2014, se asociaron para crear la empresa JHS Consultores. Se tratan de las iniciales de líder del proyecto, el coronel Salinas quien se ufanaba de ser especialista en Defensa y Seguridad Nacional, Derecho Internacional Humanitario y Operaciones Especiales Anti-Terrorismo, con una experiencia de 26 años en Fuerzas Militares; los dos últimos entre el 2009 y 2010 con Gabriel Silva Lujan en el ministerio de defensa al final del gobierno de Álvaro Uribe. Hasta que el coronel decidió no quedarse callado, y presionado por las acusaciones de la Fiscalía que habían impulsado su detención comenzó a hablar el pasado 25 de Agosto. En su mira quedó el ex director del Gaula, el exgeneral Humberto Guatibonsa, quien fue detenido este 12 de septiembre y el senador Armando Bendetti. Lo señaló como uno de sus clientes más destacados.

Los servicios que ofrecía JHS Consultores estaban claro y el coronel Jorge Humberto Salinas no dudó en dejarlos explícitos en su pagina web: “Esta es una firma integrada por personal en retiro de las Fuerzas Armadas de Colombia, expertos en asesoría para contrarrestar delitos tras-nacionales relacionados con secuestro, extorsión, narcotráfico, tráfico de armas deslealtad laboral , el hurto, desfalcos, fuga de información, sabotajes, piratería terrestre, competencia desleal, espionaje, delitos informáticos, vulnerabilidad de comunicaciones y redes sociales”.

Según la declaración de Salinas que hizo pública la Fiscalía, Armando Benedetti contrató sus servicios. En un archivo llamado Barbas que reposaba en su computador contó como el Congresista lo buscó. Lo contactó a través de un antiguo socio e ingeniero civil Juan Carlos Madero quien, a cambio de una comisión del 25% en cada negocio, conseguía los clientes. Fue por intermedio de Madero que Benedetti-según la versión que Salinas le dio a la Fiscalía- le pidiío a JHS interceptar al Fiscal Nestor Humberto Martínez, a su esposa Claudia Beltrán y al abogado Jaime Lombana.

El Senador Bendetti ha negado esta versión con vehemencia y aseguró ser un perseguido político del Fiscal Martínez y advirtió que demandará al Fiscal Daniel Hernández, quien logró la declaración de Salinas en la que lo incrimina, por presionar a testigos. La  molestia del senador ha ido creciendo con el paso de las horas, tal como puede verse en su último trino de hoy.

El coronel Salinas instaló su base de operaciones en Nariño, en Ipiales en la frontera con el Ecuador y cobraban $3 millones para empezar el trabajo de inteligencia requerido por particulares, asociados a “movimientos, ubicación y operaciones de objetivos militares, políticos y sus familiares, y otras personalidades nacionales e internacionales”.

Cuando la Fiscalía los detuvo en el municipio fronterizo de Nariño, acusados de procedimientos irregulares en las interceptaciones que eran grabadas, les decomiso el computador en el que fueron encontrados sus clientes entre los que figuraban además de políticos como el senador de la U, esposos celosos que por cuenta de los detectives del coronel podrían construir pruebas contra las parejas hasta multinacionales como Pepsico.

Uno de los hombres claves en esa expansión de JHS Consultores fue Carlos Arenas, un periodista que formó parte del equipo de comunicaciones de la policía y que era el encargado de relacionar a Salinas y´a su empresa con empresarios reconocidos de Bogotá. Él habría sido el puente con Pepsico. La relación se rompió con Arenas cuando el funcionario encargado de la seguridad de la empresa, Álvaro Estupiñan, lo llamó para que suspendiera su trabajo de intermediación con la multinacional.

Arenas sería también el hombre clave para presentarle al general retirado Humberto Guatibonza. La idea era que el oficial se uniera a la empresa. Desconfiado, le pidió una prueba: interceptar el celular de la esposa de un amigo a la que creía le estaba siendo infiel. Después de los resultados obtenidos, Guatibonza aceptó ingresar a JHS Consultores. Y se convirtió en un aliado estratégico.

Durante 35 años portó el uniforme de la Policía Nacional. Llegó a ser Comandante de la Policía en Bogotá y fue director del Gaula durante 14 años en donde según sus relatos, sobrevivió a siete atentados. Una vez se retiró creó a su vez propia empresa, HG Consutorias SAS. Su experiencia fue vital para que la empresa de Salinas fortaleciera su portafolio de servicios y traer más clientes. Por intermedio de Guatibonza intentaron chuzar el celular de Alias Guacho mientras mantenía secuestrados a los cinco periodistas ecuatorianos que terminarían ejecutados. También facilitó un contrato con una empresa petrolera en los llanos orientales.

Todo iba bien a la empresa hasta que quisieron alargar sus tentáculos hasta Ecuador. Guatibonza habría sido el más entusiasta de tener sucursal en Quito. El ex comandante del Gaula viajó a Ecuador y acompañó a Salinas a ofrecerles sus servicios a oficiales ecuatorianos, quienes habrían sido una de las fuentes para la investigación de la Fiscalía. Todo indica que fue por esta vía, por la que los militares cayeron. Sus delaciones, que ya salpicaron al senador Armando Benedetti pueden tener muchas más consecuencias.

Publicidad
0
13587
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Video: Benedetti jugando tetris mientras se discute por la escasez de agua

Video: Benedetti jugando tetris mientras se discute por la escasez de agua

La advertencia de Néstor H. Martínez por caso Interbolsa

La advertencia de Néstor H. Martínez por caso Interbolsa

¿Prendió el ventilador Leonidas Bustos?

¿Prendió el ventilador Leonidas Bustos?

“El fiscal se sentó con Martorelli [de Odebrecht] y le dieron $ 4.000 millones para la segunda vuelta”: Armando Benedetti

“El fiscal se sentó con Martorelli [de Odebrecht] y le dieron $ 4.000 millones para la segunda vuelta”: Armando Benedetti