Funcionarias diplomáticas que si marcan la diferencia

Las cónsules de Nueva York, Barcelona y la Ministra Consejera en Canadá han posicionado al servicio exterior colombiano en medio de escándalos y criticas en los últimos meses

Por: Jose Angel Londoño Ortiz
junio 15, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Funcionarias diplomáticas que si marcan la diferencia

En el último mes, y a raíz de la situación de la pandemia del COVID-19, hemos visto cómo funciona el servicio consular colombiano. Esencialmente como pagador de deudas de campañas políticas, nombramiento de familiares y amigos del presidente de turno y gestores comerciales defensores de intereses personales. Esta parte esencial del estado que trabaja con la comunidad colombiana en el exterior se ha vuelto en los últimos años un ente paquidérmico, una institución de carácter clientelar que deja al descubierto la inmensa necesidad de reconocer un hecho migratorio que ya cumple 22 años de desarraigo por parte del estado colombiano.

De media, el funcionario consular solo hace su trabajo, ese que es impuesto por un manual no impreso de funciones básicas, que no pasan de ser una especie de “notarios”. Esos “dadores de la fe publica” radicados en buenos puestos con buenos salarios en el exterior, generalmente solo dedican sus 8 horas, cabe recordar que son horas muy bien pagadas, en elaboración de documentos como certificados de nacimientos, elaboración y certificación de “Fe de vida”, toma de huellas para las cédulas, emisión de pasaportes entre algunos otros.

Solo en los últimos 8 años, hemos visto personas que, por su talante, han marcado la diferencia entre ser simplemente esos “Dadores de la Fe” a ser funcionarios serios, respetuosos por la función pública, personas muy comprometidas por la comunidad colombiana residente en el exterior.

MARIA ISABEL NIETO JARAMILLO

Cabe resaltar en el final del anterior periodo presidencial, las Cónsules de Colombia en New York, María Isabel Nieto Jaramillo, que desarrolló un trabajo diferente con la comunidad colombiana en el exterior. Se preocupó por mejorar el servicio al interior del consulado, por mejorar las instalaciones y realizar un acercamiento entre la comunidad y el consulado, entre otras actividades culturales, de representación y apoyo, muchas veces con dinero de su propio bolsillo.

PILAR CALDERÓN

En Barcelona se resalta la labor realizada por la premiada Periodista Pilar Calderón, Entre otras, el dar transparencia a las elecciones a Senado, Cámara y presidenciales del año 2018, Además de sus actividades normales, el haber visitado la mayoría de presos colombianos en cárceles catalanas, a pesar de haber recibido malas palabras por parte de algunos connacionales, ha sido una labor que sirve de ejemplo y  debería extenderse a otros consulados por simple humanidad. De igual manera trabajó por el reconocimiento a Gabriel García Márquez, con el proyecto “El rastro de Gabo en Barcelona”, en conjunto con entidades como  Casa Amèrica Catalunya, Penguin Random House, la Agencia Literaria Carmen Balcells, el Máster de Periodismo Literario de la Universitat Autònoma de Barcelona, la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, Biblioteques de Barcelona, Barcelona Ciutat Literaria, La Vanguardia y Altaïr Magazine, sin un solo peso de parte del estado colombiano.

MÓNICA BELTRÁN ESPITIA

En esta última etapa, el reconocimiento a la Sra. Mónica Beltrán Espitia, profesional especializada grado 6 del ministerio de relaciones exteriores, que desde el año 1996 ha trabajado en sectores educativo y público, respectivamente.

La labor realizada por esta Funcionaria de Carrera Diplomática, nos da el ejemplo de lo que debe ser el servicio consular colombiano, una entidad pública libre de partidismos y prácticas clientelares de la que ha sido víctima la comunidad colombiana residente en el exterior desde hace muchos años.

El perfil y la actitud de servicio por la comunidad de Mónica Beltrán Espitia dio la posibilidad de un manejo ético, profesional y responsable frente a los colombianos que se quedaron varados en Canadá. Su voluntad de trabajo para generar soluciones efectivas, eficaces y a tiempo, además de escuchar y trabajar de manera sinérgica con los activistas y líderes de la comunidad en la búsqueda conjunta de soluciones eficientes, es un ejemplo que se debe mostrar. Una funcionaria de carrera comprometida con su trabajo y con la comunidad colombiana en el exterior.

Tres mujeres colombianas que, desde su trabajo, han hecho historia con los colombianos en el exterior, y que resaltan a la mujer como baluarte de la ética, de la responsabilidad social que se debe tener como funcionario público, tanto de libre remoción y encargo, como de carrera. Un ejemplo de trabajo con la comunidad que debe seguirse, y que en nada empaña su labor.

Lo que, si empaña cualquier labor, es la actitud demostrada por parte del Cónsul de Colombia en Islas Canarias. El “supuesto” de acoso, por parte de este funcionario en contra de una connacional en riesgo de exclusión social, que, por el simple hecho de la duda, debería renunciar y asumir su responsabilidad frente a este acto.

"Usted tiene tetas muy buenas y un culo grande" el presunto acoso de un cónsul colombiano

Llamamos a la Cancillería a realizar su evaluación de funcionarios y que se motive a todos a la búsqueda de la excelencia en el servicio consular colombiano. Sra Canciller Claudia Bloom, está en sus manos.

-.
0
1700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: El dilema del aborto

Caricatura: El dilema del aborto

En redes
El show de lagrimas de dos barranquilleras por no tener ceremonia de grado

El show de lagrimas de dos barranquilleras por no tener ceremonia de grado

Nota Ciudadana
El miedo de los colombianos al coronavirus

El miedo de los colombianos al coronavirus

Nota Ciudadana
Ciencia, innovación, carreteras y paz

Ciencia, innovación, carreteras y paz