Trampas: una propuesta para mejorar la seguridad en Colombia

No se debe esperar a que hayan víctimas reales sino detectar y atrapar con anticipación la mayor cantidad de delincuentes posibles

Por: Juan David Castaño
febrero 03, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Trampas: una propuesta para mejorar la seguridad en Colombia
Foto: Archivo elespectador.com

El modelo de seguridad actual opera bajo la siguiente forma: Una vez se ha realizado el delito, la víctima busca a la justicia para que actúe, quien realiza a su vez una búsqueda infructuosa donde se manejan niveles del 90% de impunidad. Esto quiere decir que es un juego del gato y el ratón, que tiene un gran fracaso, pues el ladrón o delincuente solo actúa cuando percibe que puede ser exitoso en su acción delictiva y que la probabilidad de captura es baja. El modelo que debe operar para encontrar y detectar a los delincuentes es el mismo modelo con el que se atrapan las ratas, a través de trampas. Policías infiltrados o civiles contratados pueden simular una situación controlada, en la que un civil actúa como víctima potencial, caminando con objetos de alto valor. Cuando el ladrón realiza su intento, se le aparecen inmediatamente las fuerzas del orden para proceder a su judicialización. Este tipo de operaciones controladas se puede implementar para todo tipo de delincuentes: estafas, sobornos, hurto a ciclas, celulares, apartamenteros, fleteros etc. Es decir, la propuesta es no esperar a que hayan víctimas reales sino detectar y atrapar con anticipación la mayor cantidad de delincuentes posibles.

Una vez los delincuentes son capturados, es necesario que los pongan bajo un régimen intensivo de estudio y trabajo. Si el delincuente sale de la cárcel con alguna calificación laboral o valor agregado tiene menos probabilidades de reincidir en el crimen. El trabajo debe ser obligatorio para los delincuentes para que paguen una indemnización a la víctima y ayuden para su sostenimiento y estadía en la cárcel. Todas estas propuestas son perfectamente compatibles con la carta de derechos humanos y perfectamente compatibles con la actual legislación.

Por otro lado, en la Fiscalía (y en todo el sector público) debe haber meritocracia pues la mayoría de fiscales son ineptos, no cuentan con los méritos para ocupar sus cargos, por lo tanto, al realizar sus funciones lo hacen de una manera inefectiva. La justicia, que no está presente en muchos sitios de Colombia, puede operar también de forma virtual utilizando herramientas como Skype o WorkForce. En cuanto a los líderes sociales, debería haber un ente más fuerte y centralizado debería ocuparse de las funciones que estos realizan en labores de derechos humanos, ambiente y demás, aunque por lógica debería ser el gobierno. Y a los líderes que no les puedan dar un esquema de seguridad, deberían por lo menos enseñarles a manejar un arma.

-.
0
902
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La misteriosa vida de ermitaño que lleva Pekerman en Buenos Aires

La misteriosa vida de ermitaño que lleva Pekerman en Buenos Aires

Altos oficiales del Ejército investigados por corrupción

Altos oficiales del Ejército investigados por corrupción

Nota Ciudadana
Al toser o estornudar, boca y nariz me debo tapar

Al toser o estornudar, boca y nariz me debo tapar

Anciana y bebé indígena habrían muerto tras arremetida del ESMAD en Leticia

Anciana y bebé indígena habrían muerto tras arremetida del ESMAD en Leticia