El individualismo mató al paro nacional

"Somos una sociedad egoísta, ya que aceptamos las condiciones del nuevo orden hiperindividualista. Lo hicimos para pertenecer a este nuevo orden social.

Por: Guido miguel mendoza
febrero 03, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El individualismo mató al paro nacional
Foto: Las2orillas

De quién es la culpa de que en la calle los mismos colombianos reprueben la protesta, de que cada vez adquieran menos importancia los semejantes, el de al lado, el otro. Es extraño la doble moral con la cual se trata el tema en el país. Por un lado, muchos colombianos están de acuerdo con las protestas y en la reivindicación de los derechos de los estudiantes, minorías y líderes sindicales, pero, por otro lado, las desaprueban ya que las protestas impiden cumplir con algunas obligaciones, sobre todo las laborales.

En países latinos como Venezuela, donde un alto porcentaje de ciudadanos protesta contra el régimen del presidente Maduro, se evidencia la misma duplicidad y, al igual que en Colombia, no va más allá de la noticia de los desmanes y vandalismo, atenuando las legítimas peticiones y el llamado al diálogo. Por el contrario, la tendencia gubernamental es la de dilatar la discusión, con lo que se genera el agotamiento de una de las partes y el fracaso de la discusión.

Byung-Chul Han, filósofo surcoreano, expone estas contradicciones tan comunes en Latinoamérica en una columna publicada en España en el año 2014, titulada ¿por qué no es posible la revolución? según Chul Han, el ciudadano de a pie decidió someterse voluntariamente a la dominación del sistema. Chul Han dice en su escrito que: "El poder estabilizador del sistema ya no es represor, sino seductor, es decir, cautivador." Y agrega: "Hoy no hay ninguna multitud cooperante, interconectada, capaz de convertirse en una masa protestante y revolucionaria global. Por el contrario, la soledad del autoempleado aislado, separado, constituye el modo de producción presente". Y termina manifestando: ¿Contra qué protestar? ¿Contra uno mismo? Han describe con frialdad al hiperndividualismo contemporáneo que llevamos enquistado en nuestras existencias desde hace ya algún tiempo.

¿Pero entonces por qué y en qué momento se cambió el libreto de vida articulada en la familia, el respeto y los valores sociales, por una orientada en la complacencia personal y satisfacción inmediata? peor aún, ¿cuándo la búsqueda y categorización del placer, además de la ilusión de un seudo-yo- exitoso, por demás virtual, que lo obtiene todo a un solo click, se convirtió en un precepto social.
La respuesta es elemental -somos una sociedad egoísta- ya que aceptamos abiertamente y libremente las condiciones del nuevo orden (hiperindividualismo) enmarcado en el paradigma de la cuarta generación industrial. Lo hicimos única y exclusivamente para pertenecer a este nuevo orden social.

Por lo tanto, si creemos que pertenecemos a una sociedad con estas virtudes, la absolvemos de sus pecados, es decir, justificamos sus medios. Es así como exculpamos irregularidades como la desigualdad social, el asesinato, (no solo de líderes sociales) y el sometimiento social.

Finalmente, así es como respondemos ante los retos de la verdadera libertad, con indiferencia hacia nuestros congéneres.
Sin darnos cuenta, -tal vez suene redundante- nos estamos hundiendo en nuestro propio individualismo, olvidando la importancia de la cooperación desinteresada, de la mirada noble sin reproches ni juicios, expresando la generosidad y la bondad de nuestros corazones porque en el fondo queremos dejar de comportarnos como aquel pequeño cerdo capitalista que ronda en nuestro interior.

-.
0
6101
Revlon en bancarrota: se derrumba el imperio de la cosmética

Revlon en bancarrota: se derrumba el imperio de la cosmética

Asesinatos y espantos en el castillo Marroquín, un lugar maldito en Bogotá

Asesinatos y espantos en el castillo Marroquín, un lugar maldito en Bogotá

Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus