Seriamente amenazadas de extinción, así están las jirafas

La subespecie masai de Kenia y Tanzania acaba de ser declarada en peligro de extinción. Su población ha disminuido entre 49% y 51% en los últimos 30 años

Por: Octavio Pineda
julio 15, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Seriamente amenazadas de extinción, así están las jirafas
Foto: Pixabay

En dos de sus más bellos poemas, Una sonrisa en la oscuridad y Canción de los dos mundos, el colombiano William Ospina alude a las jirafas como esas bestias imposibles o criaturas de cuellos larguísimos como si fueran sueños. Tan majestuosas son.

Y sí, estas criaturas nos han acompañado y asombrado desde niños, no sólo por sus largos cuellos, patas y lenguas, sino por sus cuernos romos y el terso mosaico de su pelaje, con manchas naranjas pegadas como con yeso blanco, hermosas creaciones de la naturaleza que ni la más desbordada imaginación humana habría podido concebir. Para los romanos, cuando las bautizaron, eran una mezcla de camello y leopardo.

Pero estos bellos animales –Giraffa camelopardalis, la más alta de todas las especies terrestres–, como muchos otros en el planeta debido a las acciones irresponsables de los humanos y a la negligencia de las autoridades, están seriamente amenazados… más que nunca.

Un informe recién difundido por el Centro para la Diversidad Biológica, organización conservacionista sin ánimo de lucro con más de 1,4 millones de miembros, reveló que las jirafas masái de Kenia y Tanzania acaban de ser clasificadas en peligro de extinción.

Como una de las nueve subespecies de jirafas, las masái habían sido consideradas por mucho tiempo una población clave para la especie. Pero esta clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) muestra que estos animales están seriamente amenazados por la caza ilegal, la pérdida de su hábitat natural y los cambios de uso de suelo.

La población de la subespecie ha disminuido entre 49% y 51% en los últimos 30 años y según la lista roja de la UICN, en el mundo solo quedan unos 35,000 ejemplares en las sabanas de Kenia (37%) y Tanzania (63%).

“Por mucho tiempo las jirafas masái habían tenido una abundante población silvestre. El que ahora estén en peligro de extinción es una sorpresa que muestra la necesidad crítica de protegerlas”, dijo Adam Peyman, gerente de programas y operaciones de vida silvestre de Humane Society International (HSI), vasta red que vela por la protección animal.

La población total de jirafas en África se ha reducido 40% en los últimos 30 años y la especie se ha extinguido en siete países de ese continente, también debido en parte al impacto de conflictos civiles. La especie fue clasificada como "vulnerable" a la extinción por la UICN en 2016. Esa clasificación se confirmó en 2018 y la jirafa masái ahora se une a las jirafas reticuladas o somalíes también en peligro de extinción; otras dos subespecies, de Kordofán y de Nubia, están en peligro crítico de extinción.

Una propuesta de varias naciones africanas para regular el comercio de jirafas se discutirá el mes próximo en una reunión de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, sus siglas en inglés) en Ginebra, Suiza. La propuesta ha sido impulsada por la República Centroafricana, Chad, Kenia, Mali, Níger y Senegal, y cuenta con el apoyo de los 32 países africanos miembros de la Coalición Africana del Elefante.

"Esta impactante noticia sobre las jirafas masái es un llamado a la acción", dijo Tanya Sanerib, directora jurídica internacional del Centro para la Diversidad Biológica. “La comunidad internacional debe proteger a las jirafas de la explotación. Debemos regular el comercio internacional de jirafas o corremos el riesgo de perder uno de los animales más extraordinarios del planeta".

Mientras que las poblaciones de jirafas siguen disminuyendo, la especie se ha vuelto común en el comercio de especies exóticas. Y aunque la caza de jirafas es ilegal tanto en Kenia como en Tanzania, son cazadas furtivamente por su piel, carne, huesos y colas.

Según un informe de HSI, Estados Unidos importó unos 40,000 especímenes de jirafa entre 2006 y 2015 en forma de trofeos de caza, artículos decorativos y mangos de cuchillos, entre otros, además de grandes embarques de animales vivos. Para contrarrestar el fenómeno bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción, y en respuesta a una demanda civil, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre reconoció que hay abundante información para considerar a la especie amenazada o en peligro.

La Unión Europea es también un importante consumidor de productos de jirafa; una detallada investigación en línea registró más de 300 productos de jirafa a la venta en siete países: Bélgica, Francia, Alemania, Grecia, Italia, España y Gran Bretaña. La propuesta de inclusión en la CITES regularía el comercio de jirafas por primera vez.

Dado que un informe internacional reciente encontró que un millón de especies enfrentan peligro de extinción debido a la actividad humana, es fundamental asegurar que la explotación no contribuya a una mayor disminución, incluida la de las jirafas, concluye el informe.

-.
0
628
El boom por los conciertos que ha enriquecido a los 3 amigos dueños de Tuboleta

El boom por los conciertos que ha enriquecido a los 3 amigos dueños de Tuboleta

Lesbianas, tríos y nalgadas: cuando Verónica Orozco escandalizaba la tv colombiana

Lesbianas, tríos y nalgadas: cuando Verónica Orozco escandalizaba la tv colombiana

El día que la policía masacró a estudiantes dentro de la Universidad Nacional

El día que la policía masacró a estudiantes dentro de la Universidad Nacional

Carlos Suarez, el general que destapó los falsos positivos y terminó descabezado

Carlos Suarez, el general que destapó los falsos positivos y terminó descabezado

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus