Totto, un maletín que nació en un pequeño taller y ya está en 46 países

Su creador Yonathan Bursztyn tardó en encontrar la clave millonaria que lo volvió el accesorio de los estudiantes colombianos

Por:
octubre 31, 2018
Totto, un maletín que nació en un pequeño taller y ya está en 46 países

Es difícil que algún colombiano no haya tenido en sus manos un morral, bolso o maletas de Totto, más para los menores de 30 años, puesto que la marca se convirtió un referente de los años de colegio y universidad. Aunque su producción no es 100 % colombiana, puesto que desde hace algunos años un 70 % se realiza en Asia, los colombianos la sienten como suya. Totto ha vestido a la delegación olímpica de Colombia desde Atenas 2004, patrocinó a Juan Pablo Montoya en 1996 y a los alpinistas colombianos que buscaban conquistar la cumbre del monte Everest en el 2001.

Su fundador, Yonatan (Natán) Bursztyn, de 59 años, es el menor de cinco hermanos. Hijo de dos inmigrantes judíos de Polonia y Rumania, Bernardo Bursztyn y Ana Vainberg, que huyeron de las guerras europeas a principios del siglo pasado y el azar los junto en Colombia. Tras graduarse en la Javeriana en 1980, Natán viajó a Rochester EEUU, para especializarse en artes gráficas, para retornar a trabajar en negocio de la familia, pero donde duró poco. Negociante desde joven, a los 28 años compró Bonreal, una marroquinería en el barrio Samper Mendoza que estaba ahogada por las deudas, quebrada y a punto de ser liquidada. Le cambió el nombre por Nalsani y empezó a vender productos de cuero en almacenes locales y en Estados Unidos.

El gran giro del negocio, y que daría origen está ahora multinacional empresa, se dio en la feria de Miple, de Milán (Italia), lugar donde se reúnen periódicamente empresarios y fabricantes de cuero para compartir experiencias. Allí Natán conoció una empresa que había llevado productos hechos en lona, un material sintético mucho más barato que el cuero. La idea le pareció perfecta para la inquietud que le venía rondando, un producto que le permitiera aumentar la masa de clientes. La propuesta permitía mezclar un nuevo material con la moda, y el origen artesanal de la marroquinería le garantizó el cuidado en los detalles, el producto de alta calidad fue acogido inmediatamente por el mercado. Para un nuevo producto, una nueva marca: Totto. En la búsqueda de un nombre corto, sonoro y de fácil recordación, escogió este en homenaje a una de las bandas de rock preferidas por Natán, Totto.

Desde su fundación el 17 de julio de 1988, Totto no ha dejado de crecer. La primera tienda se abrió apenas un año después en las instalaciones de la fabrica, la gente que llegaba tocando la puerta luego de encontrar la dirección dentro de algún producto. En 1990 lanzó su primera colección de ropa, y en 1992 abrieron como franquicia la primera tienda en el exterior, en Costa Rica; para 2009 ya tenía tiendas en España.  Hoy tiene presencia en 46 países a través de más de 600 tiendas.

La expansión hacia Europa, hoy su principal mercado, se debió paradójicamente, a la crisis en Venezuela. Después de crecer en Latinoamérica y en la región andina, a finales de la pasada década su principal mercado era el vecino país, con 60 tiendas y una venta de casi un millón de unidades. Pero Bursztyn vio en la política de Hugo Chávez una amenaza que, unida a las dificultades para asentarse en los mercados de Brasil y Argentina, le llevó a mirar hacia España. Hoy cuenta en este país con diez tiendas propias, y dos espacios especiales (shop in shop) en el Corte Inglés, número que proyecta duplicar en tres años. Desde la sede principal en Madrid se controla el negocio de Europa, Oriente Medio y África, mercado que creció un 30 % en 2017. De manera directa opera tiendas en Alemania, Italia, Francia, Reino Unido y Rusia. Para Jonatan, tanto el viejo continente como el Oriente Medio serán los mercados prioritarios en la expansión de la empresa este año.

Parte del éxito, ha sido saber adaptar sus productos a las preferencias de los diferentes mercados, hay algunos donde prefieren bolsos mucho más grandes, estampados o colores más estridentes, en cambio hay países más minimalistas, o lugares del mundo donde no gustan los colores como gustan en los climas cálidos. En 2014, inauguró Tittan, el mayor centro de distribución y logística en Mosquera, Cundinamarca. Centro que en 2016 movió más de 10 millones de productos a toda escala, entre maletines, mochilas, morrales, bolsos, ropa y accesorios. La oficina de desarrollo de producto, logística y control de calidad se encuentra en Hong Kong, y opera varias plantas de producción en China.

Sus hijos Benny de 28 años y Natalie de 31, trabajan dentro de la empresa en los sectores más relevantes, Natalie como la gerente de Mercadeo, y Benny a cargo de la innovación y la tecnología. Los nuevos morrales incluyen tecnología para el cuidado de los costosos e indispensables equipos electrónicos que hoy cargan sus clientes. Recientemente lanzó el morral inteligente T-Track que ofrece un localizador GPS para identificar donde se encuentra (un App en el celular lo ubica), un puerto de carga USB (por si requiere cargar la batería de algún equipo), permite avisar al App del celular cuando uno de los equipos electrónicos que normalmente se cargan no se encuentra dentro o cerca del morral (se está quedando en algún sitio) y un bloqueo integrado. Producto que evidencia porque Totto ha sido merecedor de varios premios de innovación en los últimos años.

-Publicidad-
0
17886
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los fabricantes de las camisetas del Real Madrid en Cali, ahora hacen trajes de bioseguridad

Los fabricantes de las camisetas del Real Madrid en Cali, ahora hacen trajes de bioseguridad