Todavía hay tela por cortar con respecto al cartel de Cali

El actual enfrentamiento entre los expresidentes Samper y Pastrana por el sonado escándalo del proceso 8000 sigue trayendo ‘cola’

Por: Héctor Sarasti
septiembre 17, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Todavía hay tela por cortar con respecto al cartel de Cali

El actual enfrentamiento entre los expresidentes Ernesto Samper Pizano (1994-1998) y Andrés Pastrana Arango (1998-2002) por cuenta del sonado escándalo que a mediados de los noventa los enfrentó por el supuesto ingreso de dineros del narcotráfico proveniente del cartel de Cali al proceso 8.000 sigue trayendo ‘cola’.

Aunque muchos tienen una opinión de lo sucedido, solo una minoría se atreve a salirle al paso a la renacida polémica que suma ahora, también, como protagonistas a nadie más ni nadie menos que a Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, máximos responsables de lo que se conoció como el cartel de Cali, agrupación que —según las autoridades— se dedicaba a exportar droga y ejercer poder por medio de sus múltiples influencias en lo político, en lo económico y en lo social.

El programa Testigo Directo de Rafael Poveda dialogó con varios de los protagonistas de esa época, entre ellos, con el hijo mayor de Miguel Rodríguez Orejuela, William Rodríguez Abadía; con el exdirector de la Drug Enforcement Agency (DEA), Joe Toft; y con uno de los comandantes del bloque de Búsqueda de Cali, excoronel Carlos Alfonso Velásquez.

“Tuvimos lujos, poder y dinero, pero también hay que mostrar la otra parte”, dijo William Rodríguez, quien no obstante prefiere mantenerse al margen de la polémica suscitada entre su padre, su tío y los exmandatarios. Aunque reconoció que “todo ese dinero que tuvimos (en el cartel de Cali) se evaporó y se perdió en guerras, en problemas legales y en políticos”.

En relación con este último tema dijo a Testigo Directo de Rafael Poveda que él mismo “entró “con un maletín con 500.000 dólares al Congreso de la República, y eso no le cree nadie”. Rodríguez Abadía se entregó a las autoridades de Estados Unidos a mediados de los noventa en Panamá, de donde lo extraditaron al país del norte. Allá, luego de alcanzar un acuerdo y colaborar con la justicia, pagó cinco años en cárcel. En la actualidad, reside en ese país y, dijo, prefiere hacerse a un lado de cualquier polémica que le recuerde su vinculación con el entonces poderoso cartel.

Por su parte, el exjefe del organismo que lucha contra el narcotráfico de Estados Unidos, Joe Toft, dijo que “la conexión (política) y el cartel de Cali es una cosa que para mí no se ha resuelto” y pide que “sería muy interesante que se supiera la realidad de lo que sucedió allá”.

“La situación era muy compleja porque el nivel de corrupción que existía; yo sabía que el cartel había penetrado las organizaciones de inteligencia, pero era mucho más lo que se encontraba allá”, expresó Toft desde alguna parte de Estados Unidos, en donde, pensionado, pasa el otoño de su vida.

Toft declaró a finales de 1994 que en Colombia había una “narcodemocracia” y que la mafia tenía infiltrados los poderes económicos y políticos del país, lo cual causó gran revuelo.

El jefe del bloque de Búsqueda de Cali, componente Ejército, dijo al respecto que “los de Cali aplicaban la estrategia de aproximación directa al poder para convertirse en un poder de la sombra”.

“La apertura oficial del proceso 8.000 fue exactamente el 8 de julio de 1994 luego de la incautación de comprometedores documentos al cartel. Esto  produjo un golpe al centro de gravedad de esa organización”, anotó Velásquez, quien actualmente es profesor de la Universidad de La Sabana y precandidato a la presidencia de la república.

 

-.
0
1300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Después del paro, ¿qué necesita Colombia?

Después del paro, ¿qué necesita Colombia?

Nota Ciudadana
Los odios en el Congreso de la República

Los odios en el Congreso de la República

Nota Ciudadana
Legislatura 2018, más penas que glorias

Legislatura 2018, más penas que glorias

Nota Ciudadana
Tiemblan los fondos privados de pensiones ante su posible desaparición

Tiemblan los fondos privados de pensiones ante su posible desaparición